¿Será Pedro Jova el nuevo mentor del Villa Clara? OjalỀ¦

jova manager

Todavía escuece, y mucho, a sus miles de seguidores el lugar 13 ocupado por el Villa Clara de béisbol en la serie nacional 60, por segundo año consecutivo, las dos peores posiciones en la luminosa historia del equipo.

Aunque la mayoría sabía que, con la nómina que tenía, era muy difícil que los villaclareños clasificaran para los actuales playoffs. No obstante, por varias razones que no detallaré, su faena fue peor de lo que todos esperábamos.

De modo que, como era de esperar, habrá nueva dirección de los Leopardos para la serie 61 y comienza ya a haber revuelo en las redes sociales sobre el nuevo mentor. Se mencionan varios nombres.

Sin embargo, el que más suena es el del mítico ex torpedero, Pedro Jova, un ídolo como pelotero y como manager en el terruño. Basta con decir que, de los 5 títulos de Villa Clara, Jova se alzó con tres seguidos en los años 90 del pasado siglo.

Además, el oriundo de La Esperanza acumuló después dos segundos lugares, o sea, que su selección llegó a cinco finales al hilo, una gran hazaña de la que muy pocos pueden blasonar en nuestros clásicos.

La inmensa mayoría desea que Jova regrese al puesto de mando, pero en estos momentos no hay nada definido aún sobre su designación. Si como se espera es él finalmente, adelanto que Jova no es mago, así que no esperemos que revierta la situación del equipo de un año para otro.


Son varios los problemas serios que Jova y la nueva dirección tendrán que resolver, más bien a  largo plazo, porque en la próxima campaña será poco menos que imposible.

Lo primero será imponer una disciplina férrea, empezando con los que no tengan ganas de defender los colores de la provincia. Esos no deben ser convocados para la serie 61 y todo el que quiera salir de la selección, que se le dé la carta de libertad.

Disciplina, cohesión y muchas ganas son tres ingredientes claves para empezar a ver la luz. Porque en Villa Clara lo que se necesita son peloteros comprometidos con la causa y no apáticos, que les da lo mismo si su nave si hunde o no.

Ya después se verán los serios problemas con el bateo, que están hundiendo las posibilidades del equipo en las últimas campañas. Y hay que recuperar la efectividad del pitcheo, porque si no tampoco se llegará a ninguna parte, en otras dificultades evidentes.

En fin, que la nueva dirección anaranjada tendrá un arduo trabajo por delante para superar la lamentable plaza 13 de la anterior temporada, pero considero que no tendrá que pensar en clasificar: solo en desarrollar a las figuras nuevas de cara a un futuro donde los felinos sean protagonistas nuevamente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Complete la operación *