Finlay y su afición por el ajedrez (+Audio)

oficina del historiador ciudad de camaguey dentro

Cada 3 de diciembre se celebra el Día de la Medicina Latinoamericana en honor a Carlos Juan Finlay y Barrés, notable doctor y científico cubano, quien descubrió y describió la importancia del vector biológico a través de la teoría metaxénica de la transmisión de enfermedades por agentes biológicos, aplicándola a la fiebre amarilla transmitida por el mosquito Aedes aegypti. 

https://cdn.teveo.cu/media/s9/yY/GxD2X3VxptPz/artifact/AmgwxHv65NVh8u9T.mp3

Sin embargo, Finlay, quién nació este día, pero de 1833, tuvo una vinculación directa con el ajedrez.

Según fuentes fidedignas de la época, el doctor Finlay fue uno de los fundadores del Club de Ajedrez de la Habana en 1855, siendo notable su afición por el juego ciencia.

El periodista Jesús Bayolo, investigador del ajedrez, da cuenta que la afición de Carlos J Finlay fue tal por el mundo de los trebejos, que pudo comprobar en las múltiples partidas que efectuó, su profundo análisis de determinadas posiciones sobre el tablero.

En el año 1889, a raíz del match por el campeonato del mundo entre el checo William Steinitz y el ruso Chigorin jugado en la Habana, colaboró con la «€œRevista de Ajedrez»€ analizando las partidas, y tales comentarios gustaron mucho en Europa y América.

De ese propio año, se conserva la partida jugada por el descubridor del agente transmisor de la fiebre amarilla, ante el norteamericano George Mc Kenzie, fuerte ajedrecista de la época quien ofreció una pieza de ventaja a Finlay, pero que al filo de la jugada 24, no le quedó más remedio que aceptar la derrota ante el cubano.

En mayo de 1892, participó en un torneo en el club de ajedrez de la Habana, conocido en aquellos tiempos como el Dorado, donde intervinieron buenos jugadores, entre ellos, Celso Golmayo, el favorito y ganador del evento. Finlay causó tan buena impresión que le otorgaron como premio dos libros de ajedrez. Entre los veinte participantes, el doctor camagüeyano obtuvo el sexto lugar al ceder en el desempate ante Guillermo Serrano.

Carlos Juan Finlay, al igual que varios patriotas cubanos de la época, asiduos al Club de Ajedrez de la Habana, contribuyó de alguna manera al desarrollo ajedrecístico de la Isla por aquellos años.

Imagen tomada de Oficina del Historiador de la ciudad de Camaguey

Oneldys Santiago

Oneldys Santiago

Periodista de la emisora Radio Caibarién

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Complete la operación *