De manera online, celebra Buenavista su parranda 2020

FB IMG 16052111898104231

Desde su muro de Facebook, Félix Alexis Correa Álvarez, invita a todo el pueblo de Buenavista y un poquito más allá a celebrar la parranda de este pueblo los días 13 y 14 de noviembre. Esta vez, La Loma y La Sierra «se verán las caras»» de manera online, debido a las restricciones impuestas por la Covid-19.

Quizás este año dejen a un lado las discusiones sobre el futuro vencedor; pero eso sí, que no se pierda la magia que envuelve a esta festividad con 120 años ya de existencia.

Félix Alexis Correa Álvarez, organizador del evento, nos brinda todos los detalles del programa como sigue a continuación:

DÍA 13: 120 PARRANDAS EN BUENAVISTA: HISTORIA, CULTURA Y TRADICIÓN

TODO EL DÍA: Recorrido por nuestra historia parrandera (Cortesía de la historiadora y parrandera Ana María Ruíz)

10:00 AM Estampas Parranderas «Barrio La Loma»

3:00 PM Estampas Parranderas «Barrio La Sierra»

8:00 PM Changuí «Barrio La Loma»

9:00 PM Changuí «Barrio La Sierra»

DÍA 14: PARRANDA

5:00 AM DIANA

Todo el Día: Spot promocional en la CMHS Radio Caibarién

8:00 AM Estampas Parranderas «Barrio La Loma»

10:00 AM EXPOSICIÓN DE LOS BARRIOS «Casa de la Cultura Estanislao Acosta»

3:00 PM Estampas Parranderas «Barrio La Sierra»

5:00 PM SALUDO «Barrio La Loma»

6:00 PM SALUDO «Barrio La Sierra»

9:00 PM Presentación de la Carroza «Barrio La Loma»

10:00 PM Presentación de la Carroza «Barrio La Sierra»

11:00 PM Conclusiones de la PARRANDA VIRTUAL «BUENAVISTA 2020»

IMG 20201112 WA0011 2
Parranderos barrio La Sierra
IMG 20201112 WA0012
Carroza barrio La Sierra

Un poco de historia: Surgimiento de las Parrandas en Buenavista

Todos los años desde Buenavista se trasladaban a la Villa de San Juan de los Remedios numerosas personas para disfrutar de las Parrandas de Barrios que eran únicas en el país, surgidas en esa Villa a partir del l820 (siglo XIX).

Uno de los asiduos asistentes era el señor Gómez, asentado en el poblado y quien manifestaba, «son las mejores fiestas del mundo»».

Al regreso, los parranderos, así denominaban a los participantes, contaban lo visto, muchas veces exageradas dos o tres veces más de lo real, sin faltar las discusiones entre ellos de cuál de los trabajos presentados era el mejor. Discusiones formadas en los establecimientos que duraban meses y propiciadas por los dueños para atraer parroquianos y curiosos, que al final, antes de partir, consumían.

Aquel 25 de diciembre de 1900, al regresar de las festividades, el gallego, devenido en fanático parrandero, después de participar en varios altercados, se entregó por entero a trabajar, junto a dos ayudantes, en su carpintería, día y noche.

 A los curiosos los espantaba diciendo «cuando esté ya lo verán, «¡hala a joder a otro lugar «¡»».

Una noche los trasnochadores, madrugadores y el sereno observaron a Gómez con su gente, en el centro de la explanada destinada a la futura plaza, levantando a golpe de martillo una armazón de madera, forrado de papel de china de varios colores, los asombrados y curiosos transeúntes le preguntaban ¿qué era aquello? Y ninguno respondía, sólo José Anastasio Gómez, que así se llamaba el hijo de Galicia y a quien todos le decían «Gómez el carpintero»», respondía: «€” «es mi primer trabajo de Plaza, después vendrán otros»».  

Pasadas varias horas de trabajo continuo, quedó terminado.

Pero ¿qué representaba?  ¿Una máquina de volar?  ¿Un pájaro enorme? ¿Una figura mitológica desconocida? Nada, Gómez sólo repetía una y otra vez, «es un Trabajo de Plaza»», y reía satisfecho a la concurrencia que lo rodeaba.

Durante varias noches hubo mucho público local y otros vinieron de sitios cercanos, la alegría invadía a los pobladores, alumbrados por mechones que ayudaban a la luna del mes de enero. Espontáneamente, hubo toques de rejas, guatacas, cencerro y timbales, se bailó con su ritmo, sin faltar los tragos que enardecían más a los asistentes que daban vivas a Gómez y a las parrandas, jubileo surgido por el fervor de los asistentes, al calor de la idea del gallego.

Semanas después, otros imitaron a Gómez, realizando trabajos con fines competitivos que devinieron en la creación de los Barrios Parranderos, La Loma por la geografía de su zona con estas características y La Sierra, por tener al fondo la cadena montañosa del nordeste de Las Villas, las mayores, las Dos Sierras, visibles desde el poblado. La urbanización del pueblo, que contaba de veinte manzanas, diez al norte y diez al sur y en el centro la Plaza con la iglesia católica al fondo, después se construyó el parque, una calle a cada lado, y la Real al frente, más ancha en ese tramo, propician el escenario donde se desarrollan las fiestas hasta hoy.

Fue así que, a partir del llamado -tareco de Gómez- surgen las Parrandas de Buenavista en el año 1901 y se mantienen vivas hasta la actualidad. Este año se cumple el 119 aniversario y la celebración de la Parranda 120 de una forma diferente: desde las redes sociales.

Fuente: Ana María Ruiz

IMG 20201112 WA0013
Carroza barrio La Loma
IMG 20201112 WA0014
Parranderos barrio La Loma

Imágenenes: cortesía de Félix Alexis Correa Álvarez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Complete la operación *