Conciertos online: la Sinfónica Nacional a escena

Conciertos online: la Sinfónica Nacional a escena

Como parte de la avanzada de músicos cubanos que se han sumado a los miniconciertos (gestados y producidos por el Ministerio de Cultura, el Instituto Cubano de la Música, La Rueda Producciones, La Rueda Films, CNMP y DTS) y que están realizándose para diferentes plataformas mediáticas del país, la presencia de la Orquesta Sinfónica Nacional ha sido una verdadera sorpresa y un inesperado reto. Cuando conocí la convocatoria, días antes, no oculté mi preocupación personal y quizás hasta exagerada imaginándome al más grande colectivo musical del país «conformado por 90 músicos» en un recinto determinado, grabando o ensayando. Para ello, el director titular de la orquesta, maestro Enrique Pérez Mesa tomó la justa decisión (junto al Mincult e ICM) de convocar a pocos integrantes del elenco sinfónico teniendo en cuenta factores como la edad, la experiencia o la zona de residencia para estar a tono con las medidas dictadas y recomendadas por las autoridades sanitarias del país: prevención y disciplina, ante todo. Decisión difícil en un momento donde la totalidad de los integrantes deseaban participar de la convocatoria, lo que denota claramente el compromiso artístico y humano de cada uno ellos para con Cuba.

Escogidos ya los músicos y secciones de instrumentos a participar, se sumaba también el solista y primer oboe de la OSN Frank Ernesto Fernández, para regalarnos un tema de conocida belleza y sutil encanto, más no por ello de fácil ejecución: el Gabriel»´s Oboe, de la autoría del célebre compositor italiano Ennio Morricone y que fue incluido en la banda sonora del film La Misión. A su vez, la interpretación de la también muy conocida Aria (de la Suite Nro 3 en Re mayor) de Johann Sebastian Bach daba forma a un repertorio atractivo y seductor.

 Más las sorpresas no culminaron ya que otros reconocidos cantantes populares también moldearon sus voces junto a esta selecta orquesta como la carismática Annie Garcés, quien supo escoger varias canciones con ropaje sinfónico de esa producción para ofrecerla en esta presentación sui generis: Perla Marina (Sindo Garay), Mañanita de montaña (Eduardo Sosa) y como cierre de altísima valía Si te hago canción (Adrián Berazaín), cantautor que aceptó la invitación de cantarla a dúo con ella tanto en el DVD como en esta iniciativa altruista y de gran importancia cultural.  Vale destacar el reto que significa para el temerario equipo dirigido por Mildrey Ruiz el poder trabajar con tanta adversidad ambiental y aun así lograr un resultado de excelsa calidad. Y aclaro que cuando acoto la terminología de adversidad ambiental me refiero a que no se filma en condiciones controladas de audio o luz en estudio de grabación, sino en la mismísima y céntrica sede del ICM, casona del Vedado signada por el peculiar paso diario de pregoneros habaneros que, conscientemente y absorbidos por la magia de la buena música, se detenían para disfrutar de tal hazaña.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Complete la operación *