Ternura y cariño de sobra para adultos mayores en Villa Clara (+Fotos)

0605-hogar1.jpg

Aquí en la escuela especial Marta Abreu nos han tratado con un cariño y una ternura que no existen palabras en el diccionario para describir las atenciones, afirma emocionado José Eladio Quincoses Rosales uno de los adultos mayores del hogar de ancianos número tres de esta ciudad, en el cual se registró un evento local de transmisión de la COVID 19.

Aunque Eladio nunca resultó positivo al virus SARS CoV-2, permanece aislado junto a otros como él, de la tercera edad, la mayoría negativos también de aquel evento local de la nueva pandemia que hizo disparar el número de infectados en la provincia y encendió las alarmas ante el riesgo de la mortal enfermedad, especialmente en pacientes de más de 60 años.

La escuela especial Marta Abreu, institución educativa donde cursan estudios niños con limitaciones físicas y motoras así como también el aledaño centro de la enseñanza Rolando Pérez Quintosa fueron los locales escogidos para atender a los ancianos en su periodo de aislamiento, luego de descartarse en ellos la presencia de la COVID 19.

En estos lugares permanecerán los ancianos mientras se ejecutan labores de reparación en el sitio donde antes radicaban.

En declaraciones a la Agencia Cubana de Noticias el Doctor Rodolfo Ramírez Álvarez, Director en funciones del hogar de ancianos número tres, aclaró que hoy en la Marta Abreu permanecen aislados 82 ancianos, de ellos seis se han recuperado de la enfermedad COVID -19 y el resto figura como adultos mayores que inicialmente dieron negativo a la enfermedad.

0605-hogar2.jpg

Los recuperados presentan ya buen estado de salud, aunque algunos aún completan el tratamiento que se aplica, especialmente con el antivirus, productos frutos de la biotecnología cubana como la Biomodulina T y el Nasalferón (Interferón nasal), destacó.

En el centro hay un grupo de 28 ancianos que fueron contactos de casos positivos y que este miércoles terminan su tratamiento médico, proceder que busca ante todo elevar la respuesta inmunológica en pacientes de la tercera edad, significó Ramírez Álvarez.

En la entrada de la Marta Abreu existe un filtro o punto de control donde regulan la entrada de personal al centro, pues allí se mide la temperatura y se pesquisa cualquier síntoma relacionado con la COVID 19.

A los que atienden directamente a los ancianos se les realizan pruebas rápidas y seriadas a fin de evitar que cualquier persona que pueda ser asintomática tenga contacto con ellos.

Aunque ya todos han resultado negativos tenemos que proteger a estos adultos mayores de cualquier persona que pueda transmitirle la enfermedad, enfatizó el doctor Rodolfo.

Todos los días se realiza una higienización protagonizada por el personal de educación de toda Villa Clara, quienes nos acompañan y ayudan en esta gran y humana misión de salvaguardar el bienestar de nuestros abuelos, precisó el directivo.

0605-hogar3.jpg

En el grupo presente aquí se encuentran métodologos provinciales y directores de varias escuelas, quienes sin ningún tipo de temor asumen las labores de limpieza en todas las áreas de la Escuela Marta Abreu, generalmente divididos en grupos para trabajar 12 horas y descansar 24, apuntó.

Para Juan Sansó Alfonso, Profesor y Director de la escuela especial regional Marta Abreu (una de las tres que existen en el país), es de gran regocijo esta importante misión que le confirieron a él y a sus subordinados de velar por la salud de los ancianos, uno de los grupos más vulnerables ante la COVID 19.

Muchos de nuestros niños nos llaman para preguntar por el reinicio de las clases y para manifestar los grandes deseos que tienen de regresar, como hizo ayer Nataly, estudiante de primer grado del municipio de Placetas, a ellos les respondemos que estamos en el cuidado de abuelitos como los suyos, y que dentro de pronto podrán retornar aquí, confesó.

Con respecto al personal médico, hoy atienden a las personas de la tercera edad profesores de la Universidad Médica de Villa Clara Serafín Ruiz de Zárate, entre los que figuran docentes con una vasta experiencia, equipo conformado por cinco doctores y seis enfermeras.

En cada jornada de estancia estos adultos mayores reciben tres meriendas, almuerzo y comida, es decir una dieta reforzada, con gran cantidad de proteínas y más de tres mil 500 calorías a fin de mejorar la respuesta inmunológica del anciano.

Todo este favorable régimen alimentario es posible gracias al apoyo del campesinado y de las cooperativas del territorio así como también de otras instituciones, las cuales donan y aportan frutas, viandas, carne de cerdo, carnero y pollo a fin de potenciar la dieta y el bienestar de estos ancianitos desbordados de ternura y cariño en la escuela especial regional Marta Abreu.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SI NO ERES UN ROBOT RESUELVE ESTO **Cargando Captcha...