Cultura

Alejandro Cuervo: de Saúl a Luis Manuel, ¿como del día a la noche?

Vistas: 1

La última vez, se llamaba Saúl y nos encantó con su capacidad para los afectos en Los hijos de Pandora. Por estos días, regresa a la telenovela como Luis Manuel, el personaje de Renacer que nos «enciende la sangre» lunes, miércoles y viernes frente a la pantalla chica. 

Sin embargo, el popular actor Alejandro Cuervo defiende a cada uno en su justa medida:

«Creo que he sido muy dichoso en mi carrera actoral, pues he tenido la posibilidad de interpretar personajes diferentes en los nuevos proyectos a los que me enfrento y, bueno, después de un personaje tan lindo, humanamente hablando, familiarmente, como fue Saúl en Los hijos de Pandora, una telenovela que gustó mucho, un personaje que era gay, pero defendía la masculinidad en la homosexualidad, algo que aprendí yo y creo que aprendió la sociedad un poquito, que no tenemos que vivir con estereotipos, que se puede vivir la masculinidad siendo gay, como se puede ser heterosexual sin un sombrero y un machete en la mano.

«Saúl es un personaje que se caracteriza por ser muy buena persona, buen hermano, hijo, amigo, y tiempo después, tengo que enfrentarme a este proyecto con el personaje de Luis Manuel que, siendo negativo, es también muy buen padre. Creo que eso es un contraste muy real, muy orgánico de la vida, porque los caracteres, las personalidades no son de una sola tonalidad, hay malas personas que tienen cosas buenas y viceversa, no es blanco y negro».

—¿Fue eso lo que te atrapó de Luis Manuel?

—Esa fue una de las cosas más interesantes: cómo alguien que es tan mal esposo, machista, abusador, que traiciona a su pareja todo el tiempo, a la vez da todo por su hijo, ese amor que le tiene… Ese contraste me pareció maravilloso, creo que lo salva de alguna forma, y así las personas lo salvarán y no me tendrán tanto odio. Realmente, interpretar a Luis Manuel es una gran oportunidad que me dio la vida y, claro, Heiking, la directora.

—Imagino que ya estás recibiendo retroalimentación del público en la calle y en las redes. ¿Te han regañado mucho? 

—Tengo la gran dicha de que las personas me tienen un cariño tan grande que, aun cuando hago un personaje tan malo, creo que me lo perdonan, entonces me dicen: «ay, pero como demuestras lo buen actor que eres, porque es que te veo aquí en las redes sociales, que no tienes nada que ver con el personaje», porque claro, apartando que en las redes uno trata de subir, postear y compartir lo mejor de cada persona, el que diga otra cosa, es incierto; al mismo tiempo, trato de ser lo más real posible.

«A propósito, tuve una experiencia hace poco, con la propia página de Cubactores, donde nos piden decir cinco curiosidades, y yo pensé: bueno, voy a decir cinco curiosidades de verdad, cosas que en las entrevistas no se dicen, que las personas no saben y podían ser cualidades positivas, pero yo elegí que fueran cualidades “negativas”, entre comillas, así lo vieron las personas, que incluso atacaron a la página: “¿cómo hacen eso con los actores?, los están denigrando”, porque eran cosas como que de niño me orinaba en la cama, que tenía mala ortografía, y yo fui quien eligió estas características, para humanizarme, pues no me interesa mostrar como si yo fuera perfecto, porque no lo soy y no me gusta que me idealicen».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *