Cultura

Parrandas de Remedios irradian luz en diciembre

Vistas: 0

San Juan de los Remedios conserva mitos y tradiciones y cada año celebra las Misas de Aguinaldo, las Ferias de San Juan y las famosas Parrandas que en este diciembre irradian luz mediante  sus carrozas, los trabajos de plaza, la música, los fuegos artificiales y otras iniciativas que la clasifican como una de las fiestas más connotadas de la Isla, junto a los carnavales de Santiago de Cuba y las Charangas de Bejucal.

Allá por el siglo XVI, el padre Francisco de Quiñones, quien oficiaba en la ermita de San Salvador de la octava Villa fundada por los españoles en Cuba, al notar que los feligreses no acudían a la llamada Misa del Gallo, conminó a los chicos del pueblo a que despertaran a los fieles devotos con pitos, fotutos, matracas y latas, obligándolos a asistir a la ceremonia religiosa.

Ese hecho contó con defensores, quienes convirtieron el bullicio con el paso de los años en las llamadas Parrandas de Remedios, surgidas alrededor de 1820.

La tradición fue inscrita en la Lista del Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la Unesco en 2018,  además ostenta la condición de Patrimonio Cultural de la Nación desde 2013.

Cada 24 de diciembre se desarrollan los festejos, en los que resultan protagonistas de una fraternal competencia dos barrios, del Carmen y San Salvador, para determinar cuál es el ganador a partir de la imaginación y el talento desplegado en la confección de carrozas, vestuarios y sorpresas.

Tanto los de un bando, como los del otro, eligen un tema que recrean ingeniosamente en las vestimentas y las carrozas. Quienes participan en esos diseños y construcción de cada detalle guardan el más estricto secreto. Solo se podrá ver el resultado de su laboriosidad cuando ocurra el desfile.

Un espectáculo cultural sumamente atractivo disfrutan los asistentes a esta festividad, cuya competencia constituye un lujo de arte popular desplegado, lo cual se conjuga con la arrolladora conga y la música que inundan las avenidas y plazas.

Tan valoradas en su dimensión cultural han sido las Parrandas de Remedios que localidades vecinas, y de Sancti Spíritus y Ciego de Ávila las han multiplicado en sus territorios, para disfrute de los pobladores y visitantes nacionales y extranjeros.

Actualmente, las parrandas se celebran en 18 comunidades de la región centro norte de Cuba: cuatro en Sancti Spíritus, dos en Ciego de Ávila y el resto en Villa Clara.

El jolgorio, cuyas raíces fundacionales se asientan en Remedios, deviene espacio para el diálogo cultural, el respeto a la identidad y la diversidad.

Esta festividad, profundamente popular, aporta un toque atractivo más a la octava Villa, donde perviven los aires coloniales en su arquitectura, plazas y callejuelas, balaustradas y rejas que semejan filigranas, junto a portafaroles y lámparas, de los más variados tamaños y formas.

La urbe destaca como destino turístico de gran sortilegio para visitantes nacionales y extranjeros, quienes disfrutan al conocer los mitos y leyendas de güijes, demonios y amores eternos que, cual un hechizado velo, envuelve a Remedios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *