NacionalesPrincipales

Díaz-Canel: «Por este pueblo hay que darlo todo» (+ Video)

image 177
Jorge Fernández Omaña quiere hacer una «escalera productiva» en sus tierras, le confesó al Primer Secretario del Comité Central de Partido y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez.

Precisamente en Lajas, localidad del municipio de El Salvador, donde están las tierras que gestiona Jorge, inició el mandatario su recorrido en Guantánamo, durante la segunda jornada de la cuarta visita integral del Gobierno a la provincia, periplo en el cual le acompañó el vice primer ministro, Alejandro Gil, y Rafael Pérez Fernández, primer secretario del Partido en el territorio.

En total son 180 hectáreas, todas en explotación, dedicadas a los cultivos varios, fundamentalmente plátanos de la variedad FIAT-04, «muy resistentes a plagas», aclara el productor, de 32 años de edad.  Al pie del surco intercambió Díaz-Canel con él, se interesó por la estrategia productiva que sigue, y supo que actualmente tiene sembradas 25 hectáreas de plátanos y pretende incorporar diez hectáreas por mes hasta completar las 120, a mediado del año próximo.

Ese método de siembra escalonada le permitirá disponer todo el año del producto, destinado fundamentalmente a los pobladores de la cabecera municipal de El Salvador, y de la ciudad de Guantánamo.

Su proyecto también incluye el fomento experimental de soya, maíz y papa, además de tres variedades de frijol. De este último cultivo, el productor ha cosechado volúmenes suficientes como para incorporar durante tres meses a la canasta familiar normada de los habitantes del poblado de El Salvador; «él solo es un polo productivo», ponderó luego Díaz-Canel, en las conclusiones de la visita, y exhortó a estimular proyectos como ese.

La siguiente parada del mandatario fue la Escuela de Iniciación Deportiva (EIDE) Rafael Freire, en Guantánamo, donde intercambió saludos con una entusiasta representación de los algo más de 700 trabajadores y estudiantes del centro, único del país que dispone de un centro de Medicina deportiva.

Aquí Díaz-Canel elogió la primera casita infantil del país en el sector del deporte. Un local pequeño y bien arreglado, con capacidad para 20 pequeños, le da forma a la iniciativa, que beneficia a madres trabajadoras de la escuela y de la comunidad circundante.

Con esta suman 16 las casitas infantiles que le han nacido a Guantánamo, y más de un centenar las que ya existen en el país, comentó el mandatario, y exhortó continuar impulsando esa iniciativa, que permitirá la incorporación al trabajo de un mayor número de mujeres.

En su recorrido Díaz-Canel llegó hasta el Instituto Politécnico Agropecuario (IPA) Manuel Tames, del municipio de Niceto Pérez, beneficiario de un proyecto que le permitió ensanchar la base material de estudio, con un laboratorio de suelos, dotado con tecnologías para el análisis físico-químico de cultivos.

Mediante el mismo proyecto el centro adquirió un laboratorio de sanidad vegetal, para estudios de bacterias, hongos e insectos que atacan los cultivos. 

De la destreza adquirida por los estudiantes en el manejo de las mencionadas tecnologías, y de cómo la emplean en la práctica, fue testigo presencial el Presidente. Y lo fue también en el local diseñado para la herrería.

En el caso de la clínica veterinaria, que le presta servicio al centro y a clientes del municipio; «esa es la conexión que planteamos se establezca entre la escuela y la comunidad», dijo Díaz-Canel, y elogió también una mini-industria, lista para entrar en servicio en el centro. Sugirió que esta produzca para el sistema de educación en el territorio, con suministros de conservas y jugos, servicios que en periodos de vacaciones podría llegar a la comunidad circundante. Igualmente, planteó la idea de estudiar qué otros surtidos podrían elaborarse aquí en la instalación, que –recomendó–, tal vez pueda ser útil también en picos de cosechas.

«Esta es la calidad educativa que merecen Cuba y el pueblo», le dijo al colectivo del Manuel Tames el Primer Secretario del Comité Central de nuestro Partido, «aún con bloqueo son capaces de mantener centros formativos de donde salen muchachos educados, comprometidos, y que les gusta lo que hacen».

PERFECCIONAR LA LABOR DE GOBIERNO

El mensaje de que le urgen reajustes a la estrategia de desarrollo local en el territorio fue reiterado de alguna manera en la mayoría de las intervenciones, en la sesión conclusiva de la visita, entre ellas la de los vice primeros ministros, comandante de la Revolución Ramiro Valdés Menéndez, Alejandro Gil Fernández, Jorge Luis Perdomo, e Inés María Chapman. 

«La estrategia de desarrollo local tiene que parecerse a las necesidades y problemas del municipio», subrayó al respecto el primer ministro, Manuel Marrero Cruz», y llamó a fortalecer el sistema productivo y la empresa estatal socialista.

Díaz-Canel, por su parte, recalcó que «el principal empeño tiene que ser perfeccionar la labor de gobierno», mencionó la producción de alimentos, como prioridad, y dijo que, en estos tiempos complejos, superar la crisis depende de hacer bien las cosas, y en la gente motivar la esperanza, el compromiso, la participación.

«Mi mayor garantía –dijo– es saber que tenemos un pueblo capaz de epopeyas y grandes hazañas, como la de sobrevivir a más de 60 años de bloqueo (…) por este pueblo hay que darlo todo», concluyó.

LAS POTENCIALIDADES DE CAIMANERA

En Caimanera, el miembro del Buró Político y primer ministro, Manuel Marrero Cruz, abrió su agenda. Allí afirmó que se hacen esfuerzos grandes para salir adelante con la seguridad de que alcanzaremos la victoria.

Durante su recorrido por ese municipio llegó a Cayamo, comunidad de más de 600 habitantes, que ha sido golpeada por la sequía, el deterioro del fondo habitacional, con el 40 % de las viviendas en estado regular o malo, la lejanía de los servicios básicos y el abastecimiento de productos agrícolas, entre otros. Sobre estas situaciones hablaron con el Jefe de Gobierno.

A ellos les reiteró la urgencia de unir esfuerzos para salir más rápido de las dificultades que se nos han acumulado. «No será de un día para otro, pero seguro lo han visto, se han hecho convenios con otros países que darán nuevas oportunidades», afirmó Marrero Cruz.

Según el reporte de Yuniel Labacena, sobre las familias en situación de vulnerabilidad apuntó que «hay que buscar ayudas y soluciones diferentes, las políticas del Gobierno para eso están aprobadas; hay financiamientos que, a veces, no están ejecutados y son para ayudar a las personas que más lo necesitan».

También se refirió a la necesidad de generar empleo, sobre todo para los jóvenes, y ofertas recreativas. A la par indicó buscar tierras cercanas para la producción de alimentos.

Al referirse a la sequía enfatizó en que se deben hallar alternativas y ejercer control para evitar desvíos e indisciplinas, sobre todo cuando se suministra el agua por pipa a los hogares.

En Cayamo, Marrero Cruz estuvo en el Tejar No. 2, que tiene una capacidad productiva de alrededor de 24 000 ladrillos al mes destinados, fundamentalmente, a la construcción mediante subsidios y la atención a la dinámica demográfica, y ha servido como fuente de empleo a la comunidad.

A partir de materia prima endógena, los 24 tejares existentes en Caimanera pueden entregar hasta 120 000 ladrillos en similar periodo de tiempo, por lo que Marrero Cruz insistió en la necesidad de aprovechar estas potencialidades para responder a las demandas del sector de la vivienda.

Hasta la empresa salinera Frank País llegó el Jefe de Gobierno para interesarse por la inestabilidad en la comercialización de la sal en el país, una de las preocupaciones de la población. Conoció que ello se debe a problemas con la transportación, aun cuando está garantizada la producción.

Darlyn Elisástegui Columbié, directora comercial de esa entidad, explicó que como alternativas ante esta situación han tratado de que el transporte automotor que llegue a la provincia a traer mercancías, regrese con sal para la canasta familiar normada y el consumo social. También se cargan patanas y barcos por oportunidades, pues todo lo que llega al puerto debe retornar con sal, dijo.

Marrero Cruz también evaluó, con la administración provincial, la marcha de la implementación de las directivas generales para la prevención y enfrentamiento al delito, las ilegalidades y las indisciplinas sociales. Al respecto aseveró que tiene que existir coherencia en las acciones para responder a los reclamos de la población.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *