Ahora, ¡a votar por el mejor!

Porque Cuba está en elecciones, a partir de ahora deben estudiarse bien las biografías de los candidatos a delegados, para votar por el mejor

urna bandera nacional

Termina el proceso de nominación de candidatos a delegados del Poder Popular. El pueblo ha postulado a quienes considera que pueden representarlo mejor y defender sus intereses.

Han sido tres semanas de intensa labor por parte de las autoridades electorales de la provincia, durante las cuales se han tenido que superar no pocos obstáculos, teniendo en cuenta la falta de fluido eléctrico. Sin embargo, contra el pronóstico agorero de no pocos, la gente ha salido a proponer, y la democracia socialista cubana, con sus imperfecciones, volvió a ponerse de manifiesto.

En cada circunscripción villaclareña hay, al menos, dos candidatos propuestos; incluso, en algunas, dicha cifra se supera. Dentro de esa amplia cantera se cuenta con hombres y mujeres de una amplia trayectoria como delegados del Poder Popular, como presidentes de consejo y, algunos, además de ambas responsabilidades, como integrantes del Parlamento cubano en su condición de diputados.

Otros, la mayoría, optan por vez primera por el más altruista y consagrado de los cargos públicos dentro del sistema de gobierno cubano, del que es el máximo representante en la comunidad; la persona que vela, quitándole horas al descanso, por el mejor funcionamiento del barrio.

Una parte del total son jóvenes entre 16 y 35 años, que representa el 17.98 %; en tanto, en mayores proporciones están aquellos que rebasan esas edades, en correspondencia con la composición etaria de Villa Clara. En cuanto al color de la piel, hay predomino de blancos (75.32 %), en comparación con los nominados de raza negra (12.89 %) y los mestizos, con el 11.79 %. Hay que significar que el 44.26 % de los nominados son mujeres.

Junto a la celebración de las 3509 asambleas de nominación se han ido revisando las listas de electores, en aras de concretar su actualización, un paso necesario para las votaciones que se avecinan. 

Ahora se desarrollará el proceso de mayor relevancia: las elecciones de los delegados de las 956 circunscripciones con que cuenta la provincia. La primera vuelta está prevista para el domingo 27 de noviembre, y la segunda, donde hiciera falta y ninguno de los nominados obtuviera el 50 % o más de los votos válidos, el 4 de diciembre.

Para tan trascendente momento cada colegio contará con una mesa electoral con cinco integrantes: presidente(a), secretario(a) y tres vocales. Como en ocasiones anteriores, habrá casas particulares que cumplirán esa misión, por lo que en cada una de ellas se crean las condiciones para asegurar el ejercicio del voto electoral cumpliendo lo dispuesto en nuestra Ley Electoral (Ley 127/2019).

Ese domingo será un día especial para cada villaclareño mayor de 16 años, y no pocos ejercerán por primera vez el derecho ciudadano que les otorga la Constitución de la República. De ahí, el simbolismo que representará el momento de dar su voto por quien mejor lo pueda representar en la Asamblea Municipal del Poder Popular.

También nuestros pioneros custodiarán las urnas. Una manera singular que, de tan cotidiana, nos parece normal, aunque en ningún otro lugar del mundo sean los niños y adolescentes quienes protegen y velan por la transparencia de las votaciones.

En tanto, cada elector tiene el compromiso mayor de estudiar bien las biografías de los nominados. Un paso cívico responsable que no debe tomarse a la ligera, pues de ello dependerá tener al frente de la circunscripción a quien, con mayor sensibilidad, esté dispuesto a cumplir sus deberes ante la ciudadanía.

Ese hombre o mujer honesto, valiente para enfrentar y ayudar a solucionar problemas, y consciente de que su principal función está relacionada con el acto de representación ciudadana; la atención y gestión de los planteamientos, dudas, quejas e insatisfacciones del pueblo; al tiempo que deberá garantizar el respeto a la pluralidad de opiniones y las iniciativas para el  desarrollo de su comunidad.

Por tanto, elegir al buen delegado es vital para todos y cada uno de nosotros. Estos servidores públicos no son meras poleas canalizadoras de problemas, como algunos piensan, sino entes transformadores, líderes de opinión, capaces de convocar a las personas para eliminar suciedades, ayudar al necesitado, poner más linda la escuelita o la bodega; en fin, echar para adelante en la solución de los dificultades.

Cierra Villa Clara una etapa importante. Ya están nominados 2002 candidatos a delegados del Poder Popular. Toca ahora, mediante el voto responsable, que el delegado nuestro sea el mejor de todos.

Entonces, la gobernanza local estará en buenas manos.  

Tomado de Vanguardia

Tomado de Vanguardia

El propósito central del Periódico Vanguardia es mejorar la sociedad villaclareña y la cibersociedad mundial mediante la creación de contenidos de calidad. Un órgano de la Revolución, en la provincia cubana de Villa Clara.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Complete la operación *