Peligros de ingerir vitaminas en exceso

vitaminas prescripcion medica

Para muchos, constituye una prioridad ingerir vitaminas para cubrir los déficits de esos componentes esenciales y así tener una buena salud. Sin embargo, algunos se sobrepasan y las ingieren en exceso, sin prescripción médica con los riesgos que eso conlleva.

Las personas que así actúan no tienen en cuenta que, ante todo, es esencial mantener una dieta sana que represente beneficios para el cuerpo.

Las hipervitaminosis que ocurren con mayor frecuencia son las de vitamina A y D; cuando se ingieren grandes cantidades de vitamina A (8,000 a 10,000 microgramos/día), pueden presentarse alteraciones de la piel, caída del pelo, debilidad, vómitos y en casos extremos trastornos hepáticos.

Lo cierto es que, aunque no es algo usual y debe excederse mucho la dosis recomendada, tomar demasiadas vitaminas puede provocar problemas de salud.

El escorbuto fue la primera enfermedad de la que se conoció su dependencia de factores nutricionales. Fue el navegante francés Jacques Cartier quien describió la enfermedad en algunos indígenas en Canadá y en parte de su tripulación.

Más tarde, el médico escocés James Lind publicó un tratado sobre el escorbuto y sugirió el uso de zumo de lima para su tratamiento. Actualmente, sabemos que tal patología se debe a un déficit de vitamina C.

Peligros de ingerir vitaminas en excesoTomada de El periódico de España

Aparte de esto, hay otras enfermedades directamente asociadas a déficits de vitaminas. Por ejemplo, el beriberi (vitamina B1), la pelagra (vitamina B2), anemia (vitamina B9 o vitamina B12, independientemente), xeroftalemia (vitamina A, que desemboca en ceguera) y raquitismo en niños o osteomalacia en adultos (ambas asociadas al déficit de vitamina D).

Algunos expertos advierten que, pese a estar considerados como remedio natural, no debemos abusar de ellos ni tomarlos a la ligera, ya que a la larga un uso indiscriminado y sin control médico podría traer problemas.

Es un hecho que las vitaminas son sustancias que el cuerpo necesita para crecer y desarrollarse de forma adecuada y quienes presenten deficiencia en alguna de ellas pueden desarrollar ciertas enfermedades.

Por suerte, todas las vitaminas de los grupos B y C al no ser liposolubles, es decir, no se almacenan en la grasa, se expulsan por la orina y no hay tanto riesgo. Una cápsula parece una pequeña dosis; sin embargo, alguien que tome mil miligramos de vitamina C, toma la cantidad equivalente a la que contienen 14 naranjas.

La vitamina A: se almacena en las células de grasa. Aunque es buena para la salud ocular, su sobredosis se acumula en el cuerpo de forma lenta.

Los posibles efectos de una sobredosis pueden ser piel seca y áspera, labios agrietados, pérdida de cabello, irritabilidad, dolor de cabeza, enzima hepática alta en la sangre o enfermedad hepática.

vitamina a propiedades%2001Tomada del Cuaderno de salud y dietética

¿Sabía usted que las personas necesitamos 13 vitaminas? En primer lugar, las nueve hidrosolubles (solubles en agua) que abarcan la C y las del grupo B (B1, B2, B3, B5, B6, B7, B9 y B12). En según lugar, las cuatro liposolubles (insolubles en agua), que engloban la A, E, K y D.

Una dieta equilibrada nos proporciona las cantidades necesarias ya que están presentes en una gran variedad de alimentos, especialmente de origen vegetal.

Una excepción importante es la vitamina B12, que está presente en alimentos de origen animal. Por esta razón, las dietas veganas deben consumir esta vitamina como suplemento nutricional.

Las deficiencias en vitamina A suelen surgir de alguna enfermedad crónica que afecte a su absorción. Se manifiesta en algunos síntomas relacionadas con problemas de visión, una mayor frecuencia en infecciones en la piel, el tracto respiratorio y las membranas de la mucosa. Pero el consumo excesivo de vitamina A también se ha asociado a ciertas enfermedades y dolencias, entre las que podemos citar dolor de cabeza, fatiga, nistagmo (movimiento involuntario e incontrolable de los ojos), descamación de la piel, aumento del nodo linfático y problemas óseos diversos.

En la vida todo debe de hacerse con medida, por lo que ingerir vitaminas constituye un hecho no exento de esa condición.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Complete la operación *