Implementar el Código de las Familias es un acto de gran responsabilidad social

Se trata de una tarea compleja, que implica un gran compromiso y responsabilidad social, en tanto se insiste en el modelo de actuación ejemplar de nuestros profesionales, con la sensibilidad que requiere el trato en las relaciones jurídico-familiares

f0303780

La implementación del Código de las Familias no tiene un tiempo límite o determinado, sino que, por su profundidad y los contenidos que aborda, tomará el plazo necesario para asegurar que, tanto los operadores jurídicos encargados de prestar el servicio, como la población, dispongan de todo el aprendizaje que garantice su correcta puesta en marcha, explicó Olga Lidia Pérez Díaz, directora general de Notarías y Registros Públicos.

Destacó el proceso de capacitación que notarios, registradores y asesores legales han asumido, incluso antes de aprobarse el Código, para garantizar dominio sobre el tema y facilitar los trámites que, ya aprobada la Ley, han comenzado a prestarse.

Se trata, no obstante, de una tarea compleja, que implica un gran compromiso y responsabilidad social, en tanto se insiste en el modelo de actuación ejemplar de nuestros profesionales, con la sensibilidad que requiere el trato en las relaciones jurídico-familiares, comentó.

Pilar Varona, viceministra de Justicia, informó que se ha habilitado el correo electrónico  sobreelcodigo@minjus.gob.cu, a través del cual la población podrá expresar sus dudas y preocupaciones e intercambiar con los especialistas. Igualmente, se acordó la implementación de correos electrónicos en cada una de las provincias.

Sobre las principales inquietudes planteadas, Pérez Díaz, hizo referencia a la revocación de las donaciones, los pactos matrimoniales y la declaratoria de herederos. Sobre este último asunto, aclaró que, en aquellas declaraciones que ya se encontraban en proceso de trámite, se aplica lo que determinaba el anterior Código.

Hasta el cierre de la semana pasada, dijo, se habían realizado en Cuba cuatro matrimonios igualitarios, los que transcurrieron con total normalidad y fueron formalizados con los mismos requisitos que se exigen para un matrimonio de parejas heterosexuales, pues la norma es igual para todos.

Desmintió el criterio manejado en redes sociales sobre la negativa de los notarios para formalizar matrimonios igualitarios, basándose en la objeción de conciencia. Siempre primará su condición de funcionarios públicos y como tal, tienen la obligación de prestar este servicio, enfatizó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Complete la operación *