Cuba no detendrá su desarrollo

PLENO DEL PCC

En un contexto en el cual el control de la pandemia de la COVID-19 es un hecho, mientras continúa (y permanecerá) el bloqueo arreciado de EE. UU. y su agresividad, la crisis económica global no amaina y surgen nuevos conflictos internacionales, Cuba no se detiene en su marcha hacia el desarrollo y la construcción de ese socialismo próspero y sostenible que se ha propuesto.

Tres documentos esenciales para la recuperación y el desarrollo fueron analizados en la tarde del martes y la mañana del miércoles en el iv Pleno del Comité Central del Partido Comunista de Cuba (PCC), que estuvo liderado por su Primer Secretario y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez.

En el encuentro se informó sobre el estado de la implementación de los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución para 2021-2026, y se aprobaron los documentos sobre la Actualización de la Estrategia Económica y Social y la evaluación de las medidas antinflacionarias, y el Sistema de atención a los actores económicos.

El pleno fue conducido por Roberto Morales Ojeda, secretario de Organización. Participaron todos los miembros del Buró Político, entre ellos, Esteban Lazo Hernández, presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular; Manuel Marrero Cruz, primer ministro, y el vicepresidente Salvador Valdés Mesa. Asistió el Comandante de la Revolución Ramiro Valdés Menéndez.

IMPLEMENTACIÓN DE LOS LINEAMIENTOS

El estado de la implementación de los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución, aprobados en el 8vo. Congreso para el periodo 2021-2026, fue presentado a los miembros del Comité Central por el vice primer ministro y titular de Economía y Planificación, Alejandro Gil Fernández.

La información sobre el primer año de la implementación de estos, pues fueron acordados en abril de 2021, expone que cinco lineamientos (el 2,5 %) están «sin avance»»; 79 (39,3 %) se califican con «avance bajo»»; 104 (51,7 %), con «avance medio»»; y 13 (7 %), con «avance alto»».

Sobre los Lineamientos agrupados en el primer capítulo, y que versan sobre el Modelo de Gestión Económica, explicó que la planificación de la economía nacional durante el año 2021 continuó un proceso paulatino de perfeccionamiento, a pesar de las difíciles condiciones.

La planificación en el periodo «€“dijo»€“ destaca por la simplificación de procedimientos del proceso inversionista; la reducción de indicadores directivos; el incremento de la autonomía empresarial, y la integración gradual de las nuevas formas de gestión no estatal al diseño y ejecución del plan.

Y se avanza en la articulación de los procesos de planeación económica en diferentes marcos temporales, con un mayor protagonismo de la planificación estratégica. No obstante, expuso el titular del MEP, el proceso de planificación debe continuar su perfeccionamiento en temas como el empleo e impacto de los instrumentos monetario-financieros, la articulación entre los planes a corto, mediano y largo plazos, la coordinación macroeconómica, el plan territorial y el papel más activo que debe desempeñar este, alineando las estrategias de desarrollo municipal, la Estrategia Económica y Social y el Plan anual.

En el primer año de la implementación de los Lineamientos del 8vo. Congreso se avanzó en la instrumentación del marco jurídico para el desenvolvimiento de las mipymes estatales y no estatales; así como en una institucionalidad más flexible para el funcionamiento de las cooperativas no agropecuarias.

Para la esfera empresarial, entró en vigor el Decreto Ley 34, Del Sistema Empresarial Estatal Cubano, que recoge los principios de organización y funcionamiento de las empresas estatales, las empresas filiales y las organizaciones superiores de dirección empresarial. Se le ha considerado como la base para la conformación de la Ley de Empresas. Además, se aprobó el Decreto 33, para la Gestión Estratégica de Desarrollo Territorial.

Sobre el segundo cuerpo de los Lineamientos, sobre las Políticas macroeconómicas, reconoció que el deterioro de las condiciones macros en el periodo y el incremento de los precios asociados al ordenamiento monetario, han traído impactos negativos, lo cual se expresa en el aumento de las presiones inflacionarias, la depreciación del tipo de cambio informal y el agravamiento de la inconvertibilidad del peso cubano.

No obstante, se avanza en medidas que permitan mejorar el escenario macroeconómico, con el diseño de un Programa de Estabilización que comprende los próximos cinco años, aunque, aclaró, hay asuntos por resolver que no pueden esperar por ese lapso, y se han adoptado decisiones para enfrentar con prontitud los principales problemas al respecto.

Como parte de la implementación de los 201 Lineamientos, el Vice primer ministro analizó el estado de los que están vinculados con la Política económica externa, que van del lineamiento número 49 al 66; a la Política inversionista (del 67 al 73), y a la Política de Ciencia, Tecnología, Innovación y Medio Ambiente (del 74 al 89).

Abordó el avance en el resto de los aspectos contemplados en este documento rector, como la Política Social, la Agroindustrial, la Industrial y Energética, las dedicadas al Turismo y al Transporte, la Política para las Construcciones, Viviendas y Recursos Hidráulicos, la Política para el Comercio, y lo relativo al Perfeccionamiento de los Sistemas y Órganos de Dirección.

ESTRATEGIA ECONÓMICA Y SOCIAL, AÑO 2022

El IV Pleno aprobó la Actualización de la Estrategia Económica y Social, instrumento esencial para cumplir los objetivos y metas del Plan de la Economía para el año 2022. Alejandro Gil presentó la misma y una evaluación sobre las medidas antinflacionarias.

Recordó que, para este año, en correspondencia con el sistema de trabajo diseñado por la dirección del país, la Estrategia Económica y Social vuelve a constituir una hoja de ruta de las principales medidas para garantizar el cumplimiento de los objetivos y metas, y se concentra en lo que se ha definido como prioritario para el país»».

La Estrategia contiene 158 medidas, aunque su concepción es dinámica, con capacidad para adaptarse a nuevas realidades. Se estructuró teniendo en cuenta los cinco objetivos priorizados del Plan para el año 2022, además de incorporar acciones para la actividad productiva, el sector externo, el comercio, el empleo y los servicios, que tributan al cumplimiento de lo previsto.

Objetivo-1. Avanzar, como parte de la reanimación gradual de la economía, en el proceso de estabilización macroeconómica; en la recuperación del papel del peso cubano como centro del sistema financiero, y en la racionalidad de los precios de los productos y servicios, priorizando los que resultan más sensibles para la población. Para el cumplimiento de este objetivo se definieron medidas para ejecutar por el MEP, el BCC y los ministerios de Finanzas y Precios, Trabajo y Seguridad Social, Comercio Exterior y la Inversión Extranjera, y Comercio Interior, entre otros.

Objetivo-2. Estabilizar el Sistema Eléctrico Nacional. El rol fundamental lo lleva el Ministerio de Energía y Minas. Incluye la recuperación de capacidades generadoras, la sincronización de nuevos parques fotovoltaicos y la conclusión de obras con esa tecnología, así como de 22 aerogeneradores. También contempla acciones para mejorar las capacidades de refinación y el incremento de la producción de crudo y gas, entre otras medidas.

Objetivo-3. Atender priorizadamente a personas, hogares y comunidades en situaciones de vulnerabilidad. Con el liderazgo del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, se implementa un servicio de gestión de empleo que contribuya a la incorporación al trabajo de jóvenes, mujeres, personas en situación de vulnerabilidad y otras de especial interés, conciliando las potencialidades con las estrategias de desarrollo territorial.

También se perfecciona la atención priorizada a las personas, familias, hogares y comunidades en situación de vulnerabilidad, y los servicios sociales comunitarios; además de otorgar prestaciones monetarias, acotadas a un tiempo, y entregar recursos de líneas económicas destinadas a satisfacer necesidades básicas de personas en una situación de vulnerabilidad más crítica y su desarrollo, entre otras medidas.

Objetivo-4. Transformar el sistema empresarial estatal, sujeto principal del modelo económico. Para esto, entre otros ministerios, el de Economía y Planificación propondrá transformaciones para perfeccionar la empresa estatal socialista; el funcionamiento de las mipymes y las empresas filiales, entre otras acciones.

Objetivo-5. Descentralizar las competencias en función de una mayor autonomía en los municipios, para impulsar el desarrollo territorial.

La actualización de la Estrategia Económica y Social incluye otras medidas que tributan al cumplimiento del Plan de la Economía para este año, hasta completar las 158 previstas para estos momentos, aunque podrán agregarse otras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Complete la operación *