Flurona y Deltacron: nada que temer, ni que preocuparse

Flurona y Deltacron: nada que temer, ni que preocuparse

Desde inicios del 2022 las redes y los medios de información se han colmado con titulares alarmantes sobre la aparición de nuevas variantes del SARS-CoV-2 llegándolas a calificar como más peligrosas, contagiosas y mortales. Los términos de Flurona y Deltacron, nombre que recibieron estas «€œmutaciones»€ generaron una preocupación a nivel de población en el mundo. Pero, ¿qué tan real o posible es esto?

Según ha explicado la Organización Mundial de la Salud (OMS), una mutación se define como un cambio real en la secuencia genética del virus. Un virus modificado se denomina variante del virus original. Dichas variantes pueden presentar una o varias mutaciones.

Resulta entonces que estas pueden aumentar la transmisibilidad del virus, incrementar la gravedad de la enfermedad o influir en la eficacia de las pruebas diagnósticas, los tratamientos o las vacunas. Mientras tanto, cuando hay muchas infecciones en una población, la probabilidad de que el virus mute es mayor.

Aclarado este punto retomamos el tema en debate con una primera conclusión: es una cuestión natural relacionada con los virus que estos evolucionen con el tiempo a través de mutaciones, por lo que es de esperar la aparición de nuevas variantes.

En este sentido, los expertos se han encargado de calmar las tensiones y ofrecer aclaraciones sobre en qué consisten el Flurona y el Deltacron, exponiendo en primer lugar que no son un nuevo virus, ni variantes de la Covid-19, ni son tan mortales como se ha querido mostrar por algunos titulares tendenciosos.

¿CUÁL ES EL ORIGEN DEL FLURONA?

El 2 de enero de este año se informaba en los medios nacionales de Israel la detección de una paciente embarazada infectada con Covid-19 y el virus de la influenza o flu (como se le denomina en inglés). Reportes planteaban que este era el primer caso de doble infección de este tipo en el mundo.

Sin embargo, según expresa el doctor en Ciencias Biológicas Amílcar Pérez Riverol en su cuenta de Twitter estudios realizados en los primeros meses de la pandemia han detectado la co-infección de la Covid-19 con otros virus respiratorios, como rinovirus, enterovirus, gripe y otros coronavirus del resfriado.

Otros estudios señalan además que no existe un impacto en la severidad de la enfermedad, es decir no se ha visto una evolución del organismo infectado con ambos virus hacia un estado crítico, ni tampoco posee efecto sobre la mortalidad.

Maria Van Kerkhove, líder técnica de la respuesta a la pandemia de la COVID-19 de la OMS, esclarece también que la co-infección por estos dos tipos de virus ha ocurrido a lo largo de toda la pandemia. Señala además que si las personas continúan sin hacer uso correcto del nasobuco, sin respetar el distanciamiento social, sin evitar aglomeraciones, e incluso sin vacunarse, seguiremos viendo este tipo de co-infección y de otros probablemente.

DELTACRON, ¿UN EXPERIMENTO DE LABORATORIO?

Como lo expresa el término en sí, es la mezcla de las variantes Delta y Omicron. Fue reportado por la Universidad de Chipre tras «€œhaber identificado 25 casos de infección»€, según explicó el profesor de Biología de la Universidad de Chipre y director del Laboratorio de Biotecnología y Virología Molecular, Leondios Kostrikis.

No obstante, días después algunos expertos de Grecia y Reino Unido como Gkikas Magiorkinis, miembro del comité de expertos en Atenas y especialista en Patología Clínica, consideran que esta mezcla no se dio de forma natural dentro de un organismo infectado, sino que probablemente sea resultado de una de una contaminación de laboratorio de fragmentos de Omicron en un espécimen Delta.

En días anteriores Van Kerkhove solicitó a través de su cuenta en Twitter no emplear estos términos de Deltacron o Flurona  que refieren a combinaciones de variantes/virus respectivamente, lo cual asegura la especialista, no está ocurriendo.

¿CUÁLES SON LAS VARIANTES RECONOCIDAS POR LA OMS?

Actualmente, de acuerdo con la clasificación de la OMS y de los Centros para el Control de Enfermedades (CDC), en el mundo se han identificado cinco variantes de preocupación del SARS-CoV-2 , otras dos variantes de interés en salud pública y siete se encuentran como variantes bajo vigilancia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Complete la operación *