Dejar las drogas, como abrirle los brazos a la vida

Cada 31 de agosto se celebra a nivel mundial el Día de conciencia acerca de la sobredosis

dia mundial drogas

Las drogas por muy placenteras que parezcan para quienes las consuman, al final terminan por troncharlo todo. El consumo de este tipo de sustancias adictivas cuando no se atiende a tiempo casi siempre acaba en un círculo fatal de familias separadas, matrimonios divorciados, futuros profesionales y personales en el vacío y economías en números negativos.

Algo que un día se sintió rico o agradable a veces pasa a ser recurrente, y ya no es cosa de una noche de amigos en bares o fiestas, sino que por la misma adicción la ingesta de la cocaína, marihuana u otros compuestos químicos se vuelve necesaria. Así pasan los días y los años y el vicio, sin embargo, el problema no se vuelve más preocupante hasta que alguien sucumbe por una sobredosis.

Cada 31 de agosto se celebra a nivel mundial el Día de conciencia acerca de la sobredosis. Por año son numerosas las familias que sufren el deceso de un familiar por este mal, se cree que alrededor de 450 mil personas fallezcan anualmente por sobredosis de drogas ilegales y opioides de prescripción. Lo más lamentable es que el grupo juvenil es el más afectado en estos casos.

En Cuba hay instituciones médicas y de otra índole que bridan sin fines de lucro apoyo a drogadictos para modificar los patrones de consumo compulsivo y de dependencia de esas sustancias. No obstante, las Naciones Unidas desde el 2003 tiene para todos sus estados miembros una guía para el tratamiento y rehabilitación que lleva su Oficina contra la Droga y el Delito.

Las personas drogodependientes en caso de sobredosis pueden presentar síntomas como somnolencia, signos vitales inestables, cambios en la temperatura de la piel ya sea caliente o seca, fría o sudorosa, vómitos, convulsiones, confusión. El papel de la familia es fundamental en el apoyo de estos enfermos, de hecho, la mayoría de los casos que no cuentan con ello les es muy difícil sobreponerse.

De cierto modo ello está dada por la condición crónica de este trastorno lo cual lleva consigo recaídas ocasionales que no son fáciles de superar si no es por la vigilancia de alguien bien cercano. Los grupos de terapia por lo general ayudan a que este tipo de consumidores se de aliento, conozca que no está solo y que sí existen ejemplos que pudieron decirle un No a las drogas y un Sí a la vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Complete la operación *