Curso académico 2021: todo un reto para la Educación Superior

Tan y hasta más retador que el anterior promete ser el año académico 2021 para la Educación Superior en Cuba, cuyo solo inicio, fijado para hoy, constituye un desafío, por la situación epidemiológica compleja, heterogénea y cambiante que desde hace semanas tiene en vilo a la nación ante un nuevo “pico” de la COVID-19.

Justo de la situación en cada territorio dependerá cómo será la arrancada y, tal como dispone la muy reciente Resolución 3/21 del Ministro de Educación Superior, las indicaciones para el inicio y desarrollo de las actividades académicas que contiene son eso: orientaciones generales, que cada centro formador debe adecuar a sus características, realidades y posibilidades.

Casas de altos estudios hay, claro está, en condiciones de dar la bienvenida al curso con toda la normalidad que permiten estos tiempos, pero no menos cierto es que más del 80 por ciento de las universidades cubanas funcionan ahora mismo como hospitales o centros de aislamiento, en los que, incluso, profesores y alumnos laboran como voluntarios, y allí ese comienzo resulta imposible, al menos presencialmente.

Sin embargo, no es esta la única manera de gestionar y adquirir conocimientos; están también las modalidades de estudio semi presencial y a distancia y la organización del proceso de formación puede utilizar una u otra y hasta combinar las tres en todos los tipos de cursos, de acuerdo con las circunstancias.

Esto no incluye a los alumnos de primer año. La presencialidad en su caso resulta imprescindible y no solo en el orden docente, sino porque el aula, el grupo, el hecho mismo de asistir a clases representa para ellos la puerta de entrada a la vida universitaria.

Pero, para nada eso significa que no puedan participar, junto a los estudiantes de otros años, en tareas de impacto vinculadas con la producción, su futura profesión o la lucha contra la COVID-19 en sus municipios.

Esas labores refuerzan y ayudan a la formación de profesionales integrales, competentes y comprometidos con el desarrollo social y económico del país, afirmó días atrás en rueda de prensa el doctor José Ramón Saborido Loidi, titular del Ministerio de Educación Superior (MES), y recordó que el curso académico 2019-2020 se realizó moviendo una a una y con precisión las piezas, como en un juego de ajedrez.

Así se pudieron terminar los procesos docentes, realizar los ejercicios de culminación de estudios y graduaciones, destacó el titular, y aseguró que de todas esas experiencias se tomó debida nota y servirán de mucho para el éxito en esta nueva empresa.

Ajustar programas y calendarios y empezar el curso por la práctica laboral concentrada, o por las asignaturas con diseños más integradores y que cuentan con guías de estudio, videos, materiales de apoyo a la docencia y otros recursos elaborados para facilitar el aprendizaje autónomo de los estudiantes, serán otras variantes.

Respecto a los alumnos del último año de las carreras y los programas de formación de ciclo corto, una opción será adelantar las actividades del proceso de ubicación laboral anticipada, según las condiciones de cada territorio, para combinar en el currículo formativo la modalidad de estudios semi presencial con el método de aprender haciendo, y que en esos centros puedan desarrollar tareas de impacto y sus ejercicios de culminación de estudios.

No existen fórmulas generales, expresó en la propia conferencia de prensa, el doctor Reynaldo Velázquez Zaldívar, director general de Formación de Pregrado del MES, y también dijo: “Hay carreras territoriales y regionales y estas podrán avanzar; las nacionales quedarán en un compás de espera; el curso no será al unísono como todos desearíamos, pero lo importante es que se haga cuanto sea posible hacer y hacerlo bien”.

Actuar con inteligencia, creatividad, responsabilidad y en estrecha coordinación con los consejos de defensa provinciales, es lo que corresponde hacer, y avanzar en todos los procesos hasta donde 
las circunstancias lo permitan, sin perjuicio de la calidad y el rigor, y muchísimo menos de la salud de estudiantes, profesores y demás trabajadores de la Educación Superior.

Vale añadir que, también con la máxima de aprender haciendo, todos los estudiantes de Ciencias Médicas comenzarán hoy sus clases, pues instituciones de Salud hay en todas las comunidades y allí estarán los futuros profesionales, bien acompañados por sus profesores y tutores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Complete la operación *