Presidente cubano asiste al debate parlamentario sobre los cuatro proyectos de leyes

asamblea nacional

Con la presencia del presidente cubano, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, los parlamentarios cubanos debaten este lunes los cambios introducidos a los cuatros proyectos de leyes que serán aprobados durante el V Periodo Ordinario de Sesiones de la IX Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP) «€“que tendrá lugar el próximo 28 de octubre»€“, en un ejercicio participativo que ha permitido canalizar dudas comunes y modificar algunas cuestiones legales en pos de una mejor comprensión de estos documentos.

Teniendo en cuenta los informes y las propuestas de modificación que recibimos de las comisiones, además de los casi 100 planteamientos que llegaron al sitio web de la Asamblea Nacional por vía correo electrónico, el 91,09% de los diputados se han reunido en esta jornada, de manera presencial en el Palacio de Convenciones solo aquellos que residen en la capital y el resto por videoconferencia, señaló Esteban Lazo Hernández, presidente de la ANPP.

Según destacó el también miembro del Buró Político del Partido, Bruno Rodríguez Parrilla, la propuesta de normativa ha sufrido algunas modificaciones a partir de las sugerencias que se recibieron en torno a esta ley que, dentro sus objetivos, busca centralizar en un solo cuerpo legal el funcionamiento del Estado en cuanto al servicio y la sección exterior, congruente con los principios de la política exterior y de la diplomacia revolucionaria.

Algunos de los cambios introducidos, fue mejorar la formulación que establece como función de los sujetos que intervienen en la acción exterior del Estado y el Gobierno, el enfrentamiento al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por la administración de Estados Unidos contra Cuba.

En este particular, se definió una terminación más amplia, para que quede refrendado el enfrentamiento a la intervención directa o indirecta sobre los asuntos internos o externo de cualquier Estado y, por tanto, la agresión armada y cualquier forma de coacción económica o política, como medidas coercitivas unilaterales, violatorias del derecho internacional u otro tipo de injerencia de los Estados, precisó el Ministro.

Por otra parte, las misiones diplomáticas tienen dentro de su encargo informarse por todos los medios lícitos de las condiciones y evolución de los acontecimientos en el estado receptor, así como divulgar información que contribuya al conocimiento de la realidad, agregó.

En relación a la atención a los ciudadanos cubanos que residen en el exterior, Rodríguez Parrilla destacó que es otra de las funciones del servicio exterior cubano y se protegen dentro de los límites permitidos dentro del derecho internacional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Complete la operación *