Boxeo: un quinteto de lujo

58 Edicion del Torneo Nacional de Boxeo Playa Giron-Camaguey 2019- combate de  91 kg entre  Carlos Frometa de CMG de color azul y Julio Cesar La Cruz de CMG de color rojo y ganador del combate

Los años comprendidos entre 2010 y 2019 han estado marcados, para los boxeadores cubanos, por un importante número de éxitos en juegos multideportivos y campeonatos mundiales. Dentro de ese grupo de pugilistas sobresalen cinco hombres que se encargaron de acumular buena parte de los triunfos para la tropa de la Mayor de las Antillas.

A la hora de escoger el quinteto de mejor rendimiento, tomamos de parámetro la permanencia de seis años, como mínimo, al más alto nivel. Por este motivo, no integra esta lista el doble campeón mundial Andy Cruz (63 kilogramos), quien desde hace tres años se ha transformado en el peleador más estable en la escuadra que comanda el profesor Rolando Acebal.

Lázaro Álvarez (56 y 60 kg): Ha cumplido con una larga y meritoria trayectoria. El vueltabajero primero se tituló campeón mundial (2011), antes de coronarse como monarca nacional (2014). Es un peleador incisivo, que siempre responde al más alto nivel cuando el rival exige rigurosidad en el duelo, aceptando el reto de combatir sin dar tregua en busca de la victoria, esa que siempre ansía como si fuera la primera de su vida.

Su carrera ha sido exitosa, porque es un hombre que reúne técnica, defensa, movilidad y explosividad en sus combinaciones de swines y rectos. Es el único de estos cinco boxeadores que siempre ha capturado una medalla para Cuba al más alto nivel. Tres coronas mundiales (2011, 2013 y 2015), dos subcampeonatos del orbe (2017 y 2019) y dos bronces olímpicos (2012 y 2016) reflejan la estabilidad en sus resultados.

Julio César La Cruz (81 kg): El capitán del equipo Cuba es la figura dentro de este quinteto que más expuesto ha estado a las críticas de los aficionados y de la prensa, por su peculiar estilo de boxear. Sin embargo, en estos diez años el camagüeyano ha mostrado la efectividad en su forma de pelear en la gran mayoría de sus apariciones sobre el cuadrilátero. A pesar de no tener una pegada demoledora, la precisión de sus golpes, junto a sus extraordinarios reflejos defensivos, lo han conducido a ser uno de los mejores, libra por libra, en el boxeo de la AIBA.

Cuatro diademas doradas a nivel mundial (2011, 2013, 2015, y 2017) y la presea de oro olímpica en Río-2016, atestiguan que se trata de un puntal a la hora de regalarle triunfos a su equipo. El siguiente reto de Julio César está en los 91 kilogramos, donde debe competir en los Juegos Olímpicos de Tokio 2021. Su disciplina para entrenar es una de sus armas más fuertes para sacar resultados positivos en eventos nacionales e internacionales. 

Robeisy Ramírez (52 y 56 kg): El cienfueguero mostró regularidad al boxear en la corta, media y larga distancias. Mientras se mantuvo en las filas de la selección nacional, hasta 2018, fue una figura de peso a la hora de pronosticar una medalla de oro. Es el único en esta lista que ganó dos preseas de oro olímpicas, tanto en Londres-2012 (52 kg) como en Río de Janeiro-2016 (56 kg). A nivel nacional se tituló cinco veces en los certámenes Playa Girón. A pesar de ser un peleador nato y con condiciones excepcionales para combatir, no pudo titularse campeón mundial, por presentar problemas de disciplina.

Arlen López (75 kg): Desde hace unos seis meses aproximadamente incursiona en los 81 kilogramos y está llamado a desarrollar el resto de su carrera en esa división. El guantanamero ascendió de manera meteórica en el escenario boxístico nacional en 2014, apoderándose rápidamente de los pesos medianos.

Durante los años 2015 y 2016, Arlen mostró una forma boxística encomiable, al punto de que finalizó buena parte de sus combates antes de concluir el tercer asalto. Dueño de una fuerte pegada, en los 81 kg debe mostrar un gran nivel y por su juventud «€“27 años»€“ tiene excelentes oportunidades para transformarse en el número uno en esa categoría. Conquistó el oro en Río de Janeiro y en el Campeonato Mundial de Catar-2015. Además, posee seis fajas doradas en los Playa Girón.

Roniel Iglesias (64 y 69 kg): Es de los boxeadores más voluntariosos que existen en el equipo nacional. Una de las cualidades que distinguen la carrera del pinareño es que transitó con éxito por cada una de las divisiones donde se ha presentado, desde los 51 kg hasta los 69 kg.

El peso welter recorre los últimos años de una carrera boxística que se inició a mediados de la primera década del siglo XXI. Roniel ha ganado los principales eventos del boxeo internacional y, junto a ese exquisito palmarés, es justo mencionar sus 11 fajas doradas en los Playa Girón. Solo Félix Savón (13) tiene más lauros en dicha lid que Roniel, ocupante de la segunda plaza junto a Teófilo Stevenson, Julio César La Cruz y Adolfo Horta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Complete la operación *