La Geografía frente a la COVID-19 en Cuba. (+Fotos)

Geografía ante el COVID-19

Son tiempos de coronavirus y La Facultad de Geografía de la Universidad de la Habana, se muestra diferente, sus aulas están vacías y el silencio irrumpe los dos pisos que esta institución académica ocupa en el Edificio Mella, de la céntrica calle L, en el Vedado capitalino.

Sin embargo, para su claustro de profesores, la compleja situación epidemiológica que vive #Cuba supone un gran reto, al que se suma el compromiso ineludible de poner sus conocimientos al servicio de la salud pública y de los consejos de defensa para, junto a un grupo multidisciplinario de especialistas, enfrentar a esta pandemia.

Fue así que, a la Facultad de Geografía se le propuso trabajar en un sistema para la propuesta de análisis geoespacial de la población vulnerable a la #COVID-19, a partir del empleo de la cartografía y los sistemas de información geográfica.

Los jóvenes geógrafos Alejandro Veranes Miranda y Antonio Torres Reyes, ambos profesores instructores, con la convicción de que el país los necesita, no dudaron en incorporarse al equipo de experimentados investigadores de la Facultad, que desde un inicio asumieron la tarea.Para Alejandro «el trabajo realizado consiste en un análisis multicriterio, apoyado en el método de investigación cartográfico, que permite detectar las zonas de mayor vulnerabilidad a la enfermedad, a partir de las estadísticas existentes de los grupos etarios de alto riesgo, como la población mayor de 60 años, así como a los que presentan patologías crónicas no trasmisibles (hipertensión arterial, diabetes mellitus, cardiopatías, entre otras), agravantes para la evolución clínica de los pacientes con COVID-19, a tal punto que padezcan cuadros clínicos graves y/o críticos»».

El profesor agregó que los mapas resultantes constituyen una herramienta eficaz, ya que aportan información útil para diferentes propósitos, como la asignación de recursos, la organización de las pesquisas, la planificación de cuarentenas, la adopción de alguna medida terapéutica o profiláctica, entre otras variantes.

Los resultados de la propuesta realizada, se validan en el municipio Plaza de la Revolución, y se estima tengan un gran impacto en la toma de decisiones, tanto desde el punto de vista preventivo, como de control.

Sobre la relación entre la geografía y la salud, desconocida por muchos, Antonio sonríe y responde: «a lo largo de la historia, estas dos ciencias han compartido espacios, y dentro de sus objetivos de estudio se encuentra el ser humano como pilar esencial en ambas disciplinas. La geografía médica proporciona una comprensión espacial de la salud de la población, la distribución de las enfermedades en un área, y el efecto del ambiente. También puede analizar la accesibilidad a la atención sanitaria, así como la distribución espacial de los recursos hacia las zonas de mayor fragilidad»».

Para Antonio, la geografía es una ciencia abarcadora. Él considera que sus profesionales pueden pertenecer a cualquier equipo multidisciplinario y aportar desde su campo de visión, resultados sustanciales y aplicables ante disímiles situaciones, incluidas las sanitarias.

Por tanto, no cabe dudas que el próximo 20 de abril, Día del Geógrafo Cubano, los aplausos de las 9 también serán dedicados a todos los que ejercen esta profesión en nuestro país, usando su sapiencia contra el coronavirus, y a los que sienta muy bien la parafraseada cita: «La Geografía es una materia hermosa para los que sueñan, una asignatura valiosa para los que piensan y una disciplina científica para los que actúan»».

Fuentes y fotos de: Félix Alexis Correa Álvarez.

Yudith Delgado Rodríguez

Yudith Delgado Rodríguez

Periodista, directora, locutora y guionista en CMHS Radio Caibarién.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Complete la operación *