Desde un banco del parque, José Lamadrid Vega

adentro1

En el parque La Libertad de Caibarién un banco conoce de memoria las vivencias de un hombre. Es que cada mañana, a la misma hora, toma tiempo para desde ahí, rememorar anécdotas con viejos amigos, organizar ideas para sus actuales investigaciones y respirar tranquilo el aire de mar sin el cual no pudiera pasar sus días.

Para encontrar en las mañanas a José Lamadrid Vega, Pancho como le llaman, es preciso ir al mismo banco de siempre, en la esquina frente a la pizzería. Quizás algunos al pasar no saben, pero más que a un hombre común, ese banco del parque acoge al único escritor policiaco de este municipio y uno de los dos primeros en incursionar en dicho género en la antigua provincia de Las Villas.

Gracias a su obra inicial La Justicia por su mano, quedó en la historia de la literatura cubana como el autor de la primera novela policiaca del centro del país, por ella recibió la primera mención en el concurso de narraciones policiales «XIV Aniversario del Triunfo de la Revolución» en 1973.

Pancho Lamadrid participó activamente en la lucha contra la tiranía de Batista desde las filas del Movimiento 26 de Julio. Al triunfo de la Revolución Cubana se incorpora al Departamento de Investigaciones de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, integrado después al Ministerio del Interior. Tales vivencias constituyen base de otras obras suyas, es el caso de cuentos premiados en diversos certámenes como el Abdala. Recordamos Cerezo rosa, otra reconocida novela policiaca. Llegaron después La Mujer del guarda faros y Paredón grande, títulos que surgieron en un período dedicado a la literatura cuando se desempeñaba como torrero en el faro de igual nombre.

Lamadrid es miembro activo del Partido Comunista de Cuba, fundador de los comités provincial y municipal de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), formó parte del Taller Literario de Caibarién y el del Consejo Nacional de Cultura de Santa Clara en cuya revista también ha publicado sus obras.

Y aunque cada mañana lo vemos en su banco del parque como detenido en el tiempo, confiesa que no está en las nubes como pareciera, ni tampoco retirado. Recuerda sus tres grandes obras, la primera una linda familia que construyó y hoy lo acompaña, incluye en esta al mismo tiempo su trabajo dedicado a defender la patria. La segunda es su obra literaria única en Caibarién por el género, y ahora trabaja en la tercera que denomina su último reto, se trata de una investigación acerca de la lingüística cubana desde los aborígenes. No obstante, aclara, su pluma va siempre consigo pues en ocasiones se inspira y hasta sale alguna que otra poesía.

adentro 2

Ochenta años cumple este veintiocho de septiembre de 2019 el escritor de Caibarién José Lamadrid Vega, y aunque reconoce que puede morirse ya porque es cierto que ha dejado obras, no crea si lo ve al pasar, que está aislado, porque según aclara con voz firme, tiene los pies en la tierra y así con su amplia sonrisa, pone fin al tema.

Leticia Braojos

Leticia Braojos

Periodista y asesora de programas radiales en la emisora Radio Caibarién

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Complete la operación *