¿Qué implica actualmente honrar la grandeza del pueblo cubano? (+ Video)

Hay una fortaleza intelectual tremenda en Cuba que hay que visualizar desde la cultura, porque aquí hay mucho pensamiento, mucho rigor en los análisis importantes, y este combate lo tenemos que desplegar entre todos, aseveró Díaz-Canel

Miguel Diaz Canel Bermudez

Amplia fue la intervención de Miguel Díaz-Canel Bermúdez, Primer Secretario del Comité Central del Partido y Presidente de la República, en la clausura del balance del Ministerio de Cultura. Muchos fueron los puntos abordados, con la certeza de la fuerza que tienen para las personas la cultura y las ideas.

Pero todo pasa por Cuba, la Isla amada que respira y no ofrece sino amor, lo mismo hacia adentro que hacia sus pueblos hermanos. La que añora la paz y la defiende siendo coherente entre el decir y el hacer.

En la ocasión tocó el tema de la pandemia. En medio de una situación compleja desde el punto de vista económico y social se les ha dado atención salarial a los artistas, insistió. «Y sigue la Bienal de La Habana. Hasta de eso nos querían privar»».

No ha habido apagón cultural a pesar de la covid-19. «Hicimos el evento de jazz, vamos a hacer la Feria del Libro y vamos a realizar todas estas cosas que ustedes estaban haciendo»», dijo Díaz-Canel a los directivos que acababan de referir los proyectos en los que están inmersos.

Calificó el año 2022 como un año difícil, pero tiene que ser mejor, y para ello lo primero que hay que tener es una expresión clara, compartida «€“que tenemos que seguir construyendo, alimentando»€“ de cómo asegurar con efectividad la gestión de los principales procesos culturales.

Para lograr ese propósito, señaló que hay que basarse en la heterogeneidad, la cual debemos tener en cuenta en cada una de las acciones en las que se trabaja. A la hora de diseñar y llevar a cabo un proyecto de desarrollo cultural, debemos atender la heterogeneidad de la comunidad para que haya participación y las personas enriquezcan su espíritu con lo que se va a presentar.

«Ese anhelo que tenemos todos hay también que apoyarlo y fortalecerlo desde la cultura. En el menor tiempo posible tenemos que alcanzar mayor prosperidad. Que podamos perfeccionar nuestra sociedad incluye desde la alimentación hasta la recreación, incluye el desarrollo científico y una riqueza espiritual superior, lo cual implica a la cultura, el bienestar, y el poder de lo funcional y la belleza»».

Con ese objetivo «€“ampli󻀓 es que «estamos defendiendo el hacer política desde la concepción que trabajó Armando Hart, basada en el pensamiento martiano y el legado de Fidel»», sostuvo.

Fortalecer y propiciar la participación popular fueron temas incluidos en el debate, como vía para alcanzar más democracia. «La perfeccionaremos y tendremos saldos más emancipadores»», apuntó, y precisó que para eso tenemos que educar, ejercer una pedagogía liberadora. Estamos planteando desarrollar todo un grupo de habilidades que nos permitan que tanto los servidores públicos, la propia población, los que dirigen instituciones, y los líderes comunitarios sepan trabajar con las técnicas de educación popular, de participación, y con eso defender la calidad»», refirió.

CULTURA POLÍTICA

La cultura tiene que estar presente en los programas, los procesos políticos y la proyección estratégica del país, declaró.

La voluntad de que en el menor tiempo posible nuestra Constitución tenga el apoyo de todas las leyes, fue manifestada también por el Presidente.  

«En las próximas sesiones de la Asamblea Nacional hay leyes que se van a defender, que tienen que ver mucho con el ámbito de la cultura, las leyes de Protección del patrimonio cultural y el patrimonio natural y el Sistema de protección de la creación literaria y artística. Es importante que, en el seno de la ahs, la Uneac, en las instituciones culturales, en encuentros con artistas y promotores, recojamos opiniones, recomendó.

Tras mencionar varios programas y proyectos orientados a preservar la memoria histórica de la nación, argumentó que ese mapa de procesos y espacios que hay para debatir están protagonizados, precisamente, por representantes de nuestras instituciones culturales.

En alusión al enfrentamiento a la subversión política ideológica, advirtió la importancia de la articulación revolucionaria, que, dadas las condiciones de nuestro país, tiene que contar también con «lo mejor de nuestro pensamiento, con los mejores exponentes de nuestra intelectualidad»».

En plataformas digitales se ha hecho un esfuerzo tremendo, pero hay que visualizarlo, dijo. Exhortó a trabajar con el concepto de multimedios porque todavía no todas las personas están en las redes sociales ni estarán todas por mucho desarrollo que haya. Hay contenidos digitales que tenemos que saberlos llevar a los medios tradicionales y otros de los medios tradicionales que hay que llevarlos a los digitales.

«No siempre hemos visualizado ese esfuerzo que se hace en materia de generación de contenidos en todas las plataformas»», puntualizó.  

Hay una fortaleza intelectual tremenda en Cuba y no se ve en las redes sociales, señaló, y eso hay que hacerlo desde la cultura porque aquí hay mucho pensamiento, mucho rigor en los análisis importantes y este combate lo tenemos que desplegar entre todos, y lo decimos con el ánimo de convocar y reflexionar, pero sería de mucha ayuda que nuestros intelectuales más sólidos no estén al margen, sino que también estuvieran presentes en las redes. «No es un problema de edad, lo importante es que estén nuestras ideas y nuestros contenidos»».

Sobre el papel del trabajo institucional en ese aspecto de la batalla política ideológica, reconoció la necesidad de saber articularlo entre todos. 

Precisamente, con respecto al papel de las instituciones de la cultura en el país, el Primer Secretario del pcc insistió en las funciones que estas no deben pasar por alto. Entre ellas hizo énfasis en el diálogo con los intelectuales y artistas, el debate de los temas trascendentales del país, así como liderar la política cultural en todos los ámbitos, desde las instituciones estatales hasta el espacio privado.

En ese sentido, insistió en la necesidad de propiciar interconexiones entre las instituciones públicas y las no estatales, para lograr que los procesos al interior sean «armónicos y aportadores»».

CUBA AL DÍA

Por otra parte, hizo alusión a que estamos viviendo el debate público del Código de las familias, aspecto en el que el criterio de nuestros artistas, creadores e intelectuales es de gran valor.

«Es un Código totalmente emancipador, que trata muchos puntos necesarios en nuestra sociedad. No le está imponiendo a nadie una manera de hacer. Lo que está haciendo es dándole garantías a las diferentes familias que existen en nuestra sociedad»», manifestó.

Insistió en que este proyecto de ley llama a respetar la identidad. Además, toca otros aspectos «sensibles e integrales»» sobre los que varias personas han opinado erróneamente. Esa actitud pareciera deberse, advirtió Díaz-Canel, a que no se han leído íntegramente el Código.

«Quienes argumentan que estamos quitando los derechos de la patria potestad no han sido capaces de comparar el artículo actual del código vigente con el que se está proponiendo, donde se comienza reconociendo ese punto, y se amplía hacia la responsabilidad parental, que es un concepto más amplio y abarcador, de deberes de la familia, de los padres. No es un concepto de dominación ni de imposición»», aclaró.

f0252726
Díaz-Canel: Las soluciones «deben tomarse teniendo en cuenta la historia, las tradiciones, la esencia, la cultura de cada barrio»». Foto: Ariel Cecilio Lemus

Al mismo tiempo reconoció que se tienen en cuenta todos los criterios planteados por la población. En esos debates públicos «€“señal󻀓 existen personas que no apoyan el nuevo Código porque han sido manipuladas o han recibido la orden de oponerse a ese texto, y personas que tienen otros criterios diferentes de los que defiende el proyecto de ley. Por ello es importante lo que los artistas e intelectuales puedan aportar desde sus intervenciones, porque su pensamiento esclarece y ofrece argumentos.

RESISTENCIA CREATIVA EN TIEMPOS DE CONTINGENCIA

Luego, desde una «posición honesta y de convicción y no desde el fetichismo»», convocó a los presentes a mantener la resistencia creativa.

«La actual administración de Estados Unidos no tiene capacidad ni condiciones para flexibilizar la política de bloqueo, como anunció Biden en sus promesas electorales. Por lo tanto, el bloqueo va a seguir recrudecido»».

De ahí partió para llamar a que estemos por encima de ese cerco económico, comercial y financiero. «Sé que es más fácil decirlo que hacerlo, pero tenemos una expresión muy actual de resistencia creativa que es el enfrentamiento a la pandemia»».

El Gobierno estadounidense pensó que con las medidas asfixiantes que han sido tomadas contra nuestro pueblo, la pandemia y toda la campaña difamatoria contra Cuba, la Revolución se acababa. Sin embargo, continuó, «en mayo de 2020 le pedimos a los científicos cubanos que no podíamos seguir con las manos vacías. Tenemos que buscar una vacuna que nos dé soberanía, porque no tenemos cómo comprar vacunas»».

«A las siete semanas ya teníamos un candidato vacunal cubano. Sin embargo, el proceso de vacunación no pudo ser inmediato, se requería de todo el rigor de los protocolos»».

Subrayó que «después de investigar hubo que hacer ensayos clínicos para validar la investigación, hubo que hacer estudios de emergencia en poblaciones en situaciones de comorbilidad y en personas en situaciones vulnerables. Cuando tuvimos esos resultados con todo el rigor científico fue que autorizamos el uso de emergencia»».

Remarcó que gracias a nuestro sistema sanitario «€“que hay que mejorarlo, pero que es robusto»€“ y con el potencial científico que nos dio buenas vacunas, el país se convirtió en la nación con más niveles  de vacunación. «Nos fuimos delante del mundo»».

«Las vacunas nuestras «€“a diferencia de otras que se hicieron»€“ demostraron altos niveles de eficacia con la cepa Delta»», subrayó.

También ponderó que Cuba fue el primer país en vacunar niños mayores de dos años, y esclareció que el número de casos positivos en el país «€“alrededor del 10% de la población»€“ no permite que se den las condiciones para una inmunidad de rebaño en la Isla, por lo cual hemos tenido que inmunizar a través de vacunas.

No obstante, «ya hoy Cuba es el segundo de los primeros países con casi toda su población vacunada con al menos una dosis. Estamos entre el quinto y el séptimo lugar de los países que tienen más población vacunada con esquema completo. Más del 80 %. En esa lista, del Tercer Mundo estamos nosotros nada más»».

Por lo tanto, el pico de Ómicron en Cuba fue un tercio del pico de la cepa Delta. Ya ha disminuido el número de contagios y de fallecidos, explicó.

«Eso es resistencia creativa. Si no lo hubiésemos hecho, ¿qué hubiera pasado? Habría que preguntarse hasta dónde hubiésemos resistido. Imagínense a este país con un pico de Delta y que llegara Ómicron. ¿Qué estuviéramos lamentando?

«Fuimos capaces de resistir, pero esa resistencia fue creando. ¿Qué creamos? Vacunas. ¿Con qué? Con el talento de nuestra gente. Y vencimos esa situación. («€¦) Eso es resistencia creativa, y así, en el barrio, en los proyectos culturales, en la economía, vamos a seguir adelante»».

EL BARRIO, UNA CONSTRUCCIÓN COLECTIVA

Con respecto a la labor que se está desarrollando a nivel comunitario en todo el país, hizo hincapié en que no se trata de una intervención en los barrios. «Todo lo que estamos haciendo está lejos de eso. Estamos tratando de vincular los conceptos de poder popular, democracia, participación, calidad y sostenibilidad»».

Alegó que se está haciendo un diagnóstico con los vecinos, para que, a partir de las problemáticas que tienen, vayan planteando prioridades y luego sus representantes las abordarán en las asambleas municipales.

Este año hemos logrado que cada barrio y cada municipio sepa de su presupuesto cuánto puede dedicar para resolver sus problemas. En ese punto aclaró que, aunque no todos se pueden resolver, sí se trabaja en las prioridades.

Las soluciones a esas problemáticas deben tomarse teniendo en cuenta la historia, las tradiciones, la esencia, la cultura de cada barrio, que en cada uno son diferentes. «Puede que a todos les haga falta algo de lo mismo, pero ni con la misma prioridad ni con el mismo concepto ni de la misma manera»».

En ese contexto llamó a que el proceso de revitalización tiene que ser un ejercicio totalmente participativo y debe estar apoyado por las instituciones que tienen capacidad para ello, por los científicos, estudiantes universitarios, tratando de que «todo lo que mejoremos sea sostenible»», para entonces «seguir avanzando»».

Profundizó en que lo esencial de esas acciones no está solo en lo físico, en las calles, las viviendas, sino que hay que trabajar en lo espiritual. «Porque lo que nos va a distinguir como país es el conocimiento y la cultura que tenga nuestra gente»».

Esa construcción colectiva que es el barrio, debe estar apoyada también, por el proyecto de vida de cada ciudadano. «Eso es construcción socialista desde el barrio»». Y si mejora el barrio, mejora el municipio, la provincia y el país. «Y eso es lo que estamos tratando de lograr. ¿Que en un lugar se haya hecho de una manera inadecuada? Lo rectificamos. Pero eso es lo que queremos»».

Mencionó, además, que tenemos numerosas experiencias y proyectos de desarrollo comunitario desde la cultura. A la par instó a trabajar en que haya sistemas productivos locales robustos, para lograr el desarrollo que necesitamos. «Hay experiencias enaltecedoras, emancipadoras en varios lugares. Por lo tanto, lo sabemos hacer. ¿Ahora qué toca? Integrar y multiplicar todas esas experiencias y esfuerzos»».

En otro momento de su intervención hizo referencia a las políticas que rigen la difusión musical y al perfeccionamiento de las empresas de la música, aspectos que fueron debatidos durante el último Congreso de la Uneac y que es necesario concretar con prontitud, para que todos los artistas tengan sus espacios de creación, y donde se incluyan las formas de gestión no estatal.

Sobre la importación de servicios culturales manifestó que hay que buscar soluciones.

Aclaró Díaz-Canel que todos los elementos abordados durante el balance deben apoyarse en los tres pilares de la gestión de Gobierno.

Un primer pilar es la informatización de los procesos, «más ahora que vamos hacia una transformación digital de nuestra sociedad»». La covid-19 nos demostró cuánto valía tener desarrolladas las plataformas digitales para aspectos como la promoción, divulgación y hasta el comercio, agregó.

En cuanto a la comunicación social como segundo componente esencial, añadió que «tenemos que lograr más coherencia entre las instituciones culturales y en el mundo de la radio y la televisión, para que cada vez las propuestas a nuestra población sean más cultas, más elevadas, más integradas y no nos fragmenten las contradicciones»».

Por otra parte, la actividad del Gobierno para gestar ciencia e información «€“expuso»€“ tiene que fortalecer la interconexión necesaria entre el sector del conocimiento, el sistema empresarial, el potencial humano, los sistemas productivos de bienes y servicios, la administración pública, la institucionalidad y el desarrollo local.

Llevando ese vínculo a la cultura, dijo que «lo primero que tenemos que distinguir es dónde están esos valores»».

Destacó entonces al Instituto Superior de Arte (ISA), «que tiene que ser una notable universidad de las artes, y para eso tiene que cumplir con rigor la formación, la extensión universitaria y la investigación científica. El ISA se tiene que convertir en un abanderado de la investigación científica. Y no solo debe ser el ISA, sino todos los centros e institutos que aportan a la formación»».

Resaltó la importancia de las instituciones de la cultura dentro de los distintos procesos que se llevan a cabo en nuestra sociedad, sector donde se han ido aprobando varias medidas que lo impulsan. Este es momento para desarrollar y potenciar las capacidades que tiene el país en ese ámbito.

«Ponerle corazón a Cuba exige llegar con la cultura a los sentimientos y emociones de los cubanos y las cubanas»».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Complete la operación *