El dengue continúa siendo un problema grave de salud pública en la región de las Américas

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) acaba de lanzar una alerta sobre enfermedades trasmitidas por causa del mosquito Aedes Aegypti en América Latina, sobre todo luego de que en las primeras 21 semanas de 2020 se reportaran en la región  un millón 600 mil 947 casos de dengue.

Si bien se ha dicho que los casos de Dengue registrados hasta el momento están por debajo de los que se confirmaron en 2019, el informe recuerda que el anterior fue un año epidémico, a la vez que muestra cifras de países donde están enfrentando la mayor crisis por dengue en años.

Ahora que el mundo enfrenta la nueva pandemia de la COVID-19, no se debe olvidar la lucha contra el mosquito Aedes Aegypti, pues el Dengue y otrasa arbovirosis están ganando terreno.

Los países más afectados por el momento se encuentran en la América continental del Sur y encabezan la lista Brasil, que registra el 65 % de los casos, seguido de Paraguay (14%), Bolivia (5,0 %), Argentina (5,0 %) y Colombia (3,0 %).

En Cuba, esa enfermedad afecta debido a las lluvias características del clima tropical, que hacen más fácil que el vector se reproduzca, mientras que la OPS advierte que el dengue aparece principalmente en zonas urbanas y semiurbanas.

La doctora Carilda Peña García, directora de Vigilancia y Lucha antivectorial del Ministerio de Salud Pública, explicó al diario JuventudRebelde  que las provincias con índices de infestación más elevados en el país son Pinar del Río, Holguín, Villa Clara, Las Tunas, Santiago de Cuba y que el 30 por ciento de las manzanas positivas reiteran la focalidad, elmayor número de ellas en Holguín, Pinar del Río y Sancti Spíritus.

Comparado con Asia, Europa y América del Norte, el coronavirus llegó tarde a América Latina. Pero la pandemia ahora tiene su foco en una región que se ha visto azotada recientemente por uno de los peores brotes de dengue de la historia, una epidemia de zika y brotes de sarampión.

El portal Infomed destaca que el dengue continúa siendo un problema grave de salud pública en la región de las Américas, a pesar de los esfuerzos de los Estados Miembros para contenerlo y mitigar el impacto de las epidemias.

La infección puede cursar en forma asintomática o expresarse con un espectro clínico amplio que incluye las expresiones graves y las no graves, a la vez que muchos de los síntomas coinciden con la COVID-19.

El doctor Luis Gerardo Castellanos, jefe de la Unidad de Enfermedades Infecciosas desatendidas, tropicales y transmitidas por vectores de la OPS ha llamado a las personas con síntomas como fiebre y dolores de cabeza intensos, a buscar atención médica y estar alertas a los signos de advertencia de severidad en el dengue, como vómitos persistentes, dolor abdominal intenso y mareos.

Además, el sitio oficial de la entidad panamericana reitera que estar confinado en casa durante la pandemia también es una buena oportunidad para limpiar los criaderos de mosquitos, lo que significaría una disminución del riesgo de transmisión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SI NO ERES UN ROBOT RESUELVE ESTO **Cargando Captcha...