Soluciones nacionales: más calidad de vida y soberanía tecnológica

El desarrollo de Cuba pasa, inevitablemente, por el impulso a la informatización de la sociedad.

La informatización de la sociedad adquiere una especial relevancia en el progreso económico y social de Cuba, para el incremento del bienestar y la calidad de vida de la población. De ahí que las máximas autoridades del país chequeen con frecuencia este tema, en especial el desarrollo del comercio y el gobierno electrónicos, en aras de potenciar el empleo de las tecnologías de la información y las comunicaciones en nuestra cotidianidad. Si desde hace bastante tiempo este programa había demostrado su valía, en medio del enfrentamiento al nuevo coronavirus se ha reafirmado su importancia en el escenario nacional.

Por ello, al evaluar la marcha de la informatización de la sociedad cubana, el Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, destacó que tan necesario resulta el comercio electrónico para la vida y las finalidades estratégicas del país, que de haber avanzado más en esa actividad nos habríamos enfrentado mejor a la covid-19.

En el encuentro, que contó con la participación de varios ministros, entre ellos Jorge Luis Perdomo Di-Lella, titular de Comunicaciones, el mandatario cubano reconoció que, «en la medida en que avancemos en este tema, vamos a tener menos vulnerabilidades en el comercio y será posible ofrecer más facilidades y mejor calidad del servicio», y en tal sentido le confirió especial preponderancia a las soluciones nacionales que favorezcan la soberanía tecnológica.             

Para los propósitos delineados en esa modalidad de comercio, el país necesita una infraestructura que lo respalde y, en la búsqueda de respuestas propias para tal problemática, Díaz-Canel le atribuyó un papel fundamental al desarrollo de la industria electrónica.

Los miles de ingenieros en Electrónica, Telecomunicaciones, Control automático, Informática y otras especialidades, formados en las universidades cubanas, dotan a la Isla de potencialidades para el desarrollo que busca Cuba en esas materias.

Tales premisas fundamentan la aspiración expresa del Presidente cubano, de ir a un momento distinto en la economía del país, pensando en la industria nacional: «cualquiera que sea la rama industrial de producción, tiene que ser capaz de producir para los sectores estratégicos, entre ellos las telecomunicaciones».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SI NO ERES UN ROBOT RESUELVE ESTO **Cargando Captcha...