Los Joven Club en el centro de la informatización de la familia cubana

DC en servicios.
Foto: Susana Antón

Con la presencia del presidente de la República de Cuba, Miguel Díaz Canel Bermúdez, transcurrió en la comisión de Atención a los Servicios el análisis de los resultados tras la fiscalización y el control a los Joven Club de Computación y Electrónica, una institución clave en el proceso de informatización de la sociedad.

El no completamiento de la plantilla profesional y fluctuación del personal; las deficientes condiciones estructurales y del mobiliario en cerca de 170 instalaciones; las insuficiencias en el programa de reparación y mantenimiento, agravado en algunos casos por el tiempo de explotación; la falta de disponibilidad técnica de computadoras, móviles y tabletas; y la obsolescencia de una parte del equipamiento, son algunas de las condiciones actuales que hoy inciden en el funcionamiento y trabajo que realizan los Joven Club de Computación y Electrónica (JCCE) en el país.

Pese a estos problemas objetivos, no podemos dejar de reconocer el papel que desempeñan en la informatización de la sociedad a través de las acciones desplegadas para la capacitación a entidades y personas naturales, el desarrollo de contenidos y aplicaciones informáticas, así como la realización de cursos sobre la enseñanza de la computación.

En tal sentido, vale destacar que, desde la fundación de los JCCE por nuestro Comandante en Jefe Fidel Castro, se han graduado hasta la fecha más de cuatro millones de cubanos. Así dio a conocer María del Carmen Concepción González, presidenta de la Comisión de Atención a los Servicios, al presentar a los diputados los resultados de la fiscalización a la labor de los Joven Club. Durante las visitas realizadas, afirmó, pudimos verificar que el Ministerio de Comunicaciones (Mincom) prioriza la conectividad de los JCCE, y muestra de ello es que, de las 644 instalaciones, 623 están conectadas a la red Tinored, y más de 240 tienen enlaces por fibra óptica, facilitando mejores condiciones y calidad en la prestación de los servicios.

«También constatamos que la mayor afluencia de público se concentra en servicios de tiempo de máquina y navegación, este último preferiblemente para juegos, y que es favorable el impacto de los productos propios de Joven Club: La Mochila, la Enciclopedia Colaborativa Cubana EcuRed, la blogosfera Reflejos, el Estanquillo, el portal de videojuegos LUDOX, la Tendedera, la Revista TINO y la plataforma de cursos a distancia CURSAD, aunque se recomendó por varias personas seguir enriqueciendo y actualizando estas prestaciones».

Debemos reconocer que los JCCE favorecen el acceso a Internet y promueven además la seguridad informática en mancomunidad con la empresa Segurmática, lo que ha permitido comercializar más de 100 000 licencias de antivirus cubano, expresó. Asimismo, se destacó el trabajo que realizan con círculos de interés, niños talentos, personas de la tercera edad y discapacitados, y la importancia de sus programas de capacitación y auto preparación para los trabajadores.

No obstante, somos del criterio —afirmó Concepción González— que los Joven Club deben promover con más eficiencia la utilización de otros servicios digitales generados por entidades nacionales como la plataforma de contenidos audiovisuales Picta, el repositorio de aplicaciones para dispositivos móviles Apklis, el acceso a sitios vinculados al comercio electrónico como Transfermóvil y Superfácil, entre otros.

Según la presidenta de la comisión, otra deuda pendiente es facilitar la función de las administraciones locales en la gestión de los contenidos de los Portales del Ciudadano, como parte de la estrategia del gobierno electrónico. «A partir de los resultados expuestos en el informe de fiscalización y lo explorado por los diputados, también constatamos que es prácticamente inexistente el trabajo que realizan los JCCE en las áreas de la electrónica, la automática y la robótica».

Por otra parte, informó, actualmente se encuentra en marcha un programa de alto impacto social, fundamentalmente para jóvenes, que consiste en la prestación de servicios de contenidos y videojuegos a las redes privadas de personas naturales.

«En La Habana, donde se concentran la mayoría, más de 10 000 personas están conectadas a ellas y comienzan a recibir los servicios de los Joven Club, a partir del trabajo que desde el Mincom se desarrolla en el ordenamiento del uso del espectro radioeléctrico nacional. Es un servicio que se va extendiendo a todo el país, y hoy solo quedan pendientes la provincia de Guantánamo y el municipio especial Isla de la Juventud».

Otras informaciones relacionadas con la sesión del Parlamento

«Aspiremos a construir más viviendas, hagamos de este un sueño posible»

Quitar eslabones a las cadenas de impago

Analizan diputados resultados del proceso de rendición de cuentas (+ Fotos)

Tomado de Granma

Yudith Delgado Rodríguez

Yudith Delgado Rodríguez

Periodista, guionista y directora de programas radiales. Amante de mi familia y de Caibarién.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SI NO ERES UN ROBOT RESUELVE ESTO **Cargando Captcha...