EE.UU. planificó golpe en Bolivia, denuncian en Venezuela

Estados Unidos y una galería de actores presentes en Bolivia planificaron desde tiempo atrás el golpe de Estado contra Evo Morales, conjugados de manera articulada para llegar hasta donde hoy, denunció el investigador venezolano Gustavo Borges.

Esta operación de cambio de régimen con técnicas sofisticadas de intervención se armaba desde hacía varios años y lamentablemente lograron avanzar como casi ningún movimiento de oposición lo hace en un país, declaró Borges, en el contexto de la Feria Internacional del Libro de Venezuela.

El director del sitio de investigación Misión Verdad reflexionó sobre el desmoronamiento del proceso boliviano, entendido como un referente para el llamado progresismo latinoamericano.

‘Cómo es posible la consolidación de un golpe de Estado en Bolivia, país reconocido internacionalmente, con índices de desarrollo impresionantes, sin inflación, con movimientos sociales consolidados, y que redujo el analfabetismo a casi cero, así como la pobreza extrema a menos del cinco por ciento’, insistió.

En tal sentido, responsabilizó a Estados Unidos, a la Organización de Estados Americanos y a todas las embajadas que cercaban de alguna manera a Bolivia.

Al respecto, mencionó a las sedes diplomáticas de Estados Unidos en Perú, Brasil y Paraguay, además de los satélites estadounidenses en Alemania y Francia.

Borges manifestó que estos organismos e instituciones crearon un corredor de financiamiento a una multitud de organizaciones no gubernamentales y fundaciones religiosas, arropadas bajo la narrativa de la autonomía y la descentralización.

Detalló a su vez, que desde 2004 aproximadamente existe una gran cantidad de dinero financiado por la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional, un apoyo muy bien calibrado a los poderes regionales que se levantaron como líderes en este momento de la operación en Bolivia.

Precisó el director de Misión Verdad que estos líderes fueron principalmente los de Santa Cruz, departamento base de operaciones de la élite más recalcitrante de la oligarquía boliviana.

De acuerdo con Borges, unos días después de las elecciones, luego de imponer la sensación de fraude en la sociedad, la gobernación del departamento de Santa Cruz estaba subordinada a una institución paraestatal, supuestamente cívica y religiosa.

Esta organización, muy bien estructurada, tenía a Luis Fernando Camacho como líder, lo cual confirma el mapa de actores responsables del golpe de Estado en Bolivia, enfatizó el investigador venezolano.

Tomado de www.prensa-latina.cu

Leticia Braojos

Leticia Braojos

Periodista y asesora de programas radiales en la emisora Radio Caibarién

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SI NO ERES UN ROBOT RESUELVE ESTO **Cargando Captcha...