Donald Trump cancela su viaje a Dinamarca tras el rechazo a discutir la venta de Groenlandia

Donald Trump ha cancelado su viaje a Dinamarca. El motivo por el que el presidente de Estados Unidos no visitará el país europeo y no se reunirá con su su primera ministra, Mette Frederiksen, a principios de septiembre es su negativa en discutir la venta de Groenlandia, isla por la que el mandatario estadounidense ha revelado su interés.

El anuncio ha causado asombro en Dinamarca, donde incluso la Casa Real que había cursado la invitación a Trump, ha mostrado su «sorpresa» en un comunicado enviado a la televisión pública y que ha recogido la agencia AFP. Por su parte, toda la clase política del país nórdico ha mostrado su estupefacción por lo ocurrido, que han calificado de «ofensa».

«Dinamarca es un país muy especial con gente increíble, pero según los comentarios de la primera ministra Mette Frederiksen, que no tendría interés en discutir la compra de Groenlandia, pospondré nuestra reunión programada en dos semanas para otro momento», ha asegurado Trump a través de la red social Twitter.

«La primer ministra añadió, fue capaz de ahorrarnos una gran cantidad de gastos y esfuerzos tanto para Estados Unidos como para Dinamarca al ser tan directa. ¡Se lo agradezco y espero reprogramar (el encuentro) en algún momento en el futuro!».

En Twitter, el líder estadounidense solo había pospuesto su reunión con Frederiksen. Sin embargo, una fuente oficial de la Casa Blanca ha asegurado a las agencias Reuters y AFP poco después de estos mensajes que se había cancelado el viaje por completo. También han informado en estos términos otros medios internacionales, como la CNN o la BBC.

Frederiksen: «Groenlandia no está en venta»

Trump tenía previsto reunirse en Copenhague con la primera ministra del país escandinavo en la que iba a ser la última parada de su viaje a Europa, que empezará con su participación en la cumbre del G7 en Biarritz (Francia) del 24 al 26 de agosto y seguirá en Polonia del 31 de agosto al 2 de septiembre.

La decisión de Trump fue una respuesta a las declaraciones que Frederiksen hizo este lunes durante una visita a la isla. «Groenlandia no está en venta. Groenlandia no es danesa, es groenlandesa. Espero de verdad que no sea nada que se haya dicho en serio», afirmó la primera ministra.

Pese a que políticamente pertenece a Dinamarca, Groenlandia es un territorio autónomo que desde 2009 maneja todas las competencias excepto política exterior, defensa y política monetaria.

Trump, interesado en comprar Groenlandia

Según reveló la semana pasada el The Washington Post, en la Casa Blanca ya se ha discutido sobre la legalidad de la hipotética compra, del proceso para incorporar un territorio con su propio gobierno y también de dónde saldría el dinero para la adquisición.

Pocos días después, Trump reconocía su interés por comprar Groenlandia. El mandatario consideró que la adquisición era «estratégicamente es interesante», aunque señaló que no es una prioridad.

Aunque el motivo por el que Trump estaría interesado en la compra de Groenlandia no queda claro, se especula con los recursos naturales que la isla tiene bajo el hielo que está derritiéndose a velocidad récord y también con su importancia geoestratégica por su cercanía al Ártico.

Trump no es el primer presidente estadounidense en tratar de comprar Groenlandia ya que, según se ha informado estos días, Harry Truman (1945-1953) ofreció 100 millones de dólares a Dinamarca por la isla una vez finalizada la Segunda Guerra Mundial.

Tomado de: www.cubadebate.cu

Leticia Braojos

Leticia Braojos

Periodista y asesora de programas radiales en la emisora Radio Caibarién

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SI NO ERES UN ROBOT RESUELVE ESTO **Cargando Captcha...