Huellas de los hombres de mar

Hombres de mar

Estoy segura que muchos recuerdan aquel eslogan de los años sesenta y setenta que sobre un pez aguja decía: Caibarién paraíso de turistas y pescadores.

Y ciertamente mucho influye el ambiente marinero en la formación de la identidad de este pueblo que mezcla los cantos de sirenas con el toque de los tambores africanos.

El propio oficio del pescador ha legado varias costumbres que se han trasmitido a las distintas generaciones. Un aporte de los hombres y mujeres del mar está relacionado con el vocabulario, para los vecinos de Caibarién es muy fácil conocer el significado de frases como:”ese viene a la palanca, aquel esta escorado, parece que esa muchacha come mucha langosta, hay corrida de sardinas, o estos caramelos son pa mi chapín”. Esas son solo una pequeña muestra de esa jerga marinera que aun escuchamos en la calles cangrejeras.

En Caibarién se atesora entre sus tradiciones más significativas la literatura oral, la cual resalta la idiosincrasia de los pescadores caibarienenses, llegando hasta nuestros días leyendas hermosas y escalofriantes, así como piropos, dicharachos, refranes pregones y apodos, este último casi siempre nos remite a elementos y especies marinas.

Ahora te recuerdo algunas de las leyendas más conocidas como la Sirena de la Canal de los Barcos, la Guasa del Pontón, la luz de San Telmo, el Tesoro de Cayo Santa María, el Barco pirata pintado de blanco, los Caballos marinos, el Tesoro de Cayo Verde, el Tesoro de Cayo Francés, el Tesoro de Cayo Borracho, el Buscador de Tesoros de Cayo Viejo y los Misterios de Cayo Majá. Estas solo son algunas de esas narraciones que desde hace años contamos quienes vivimos en este pueblo

Oiga, no podemos negar el aporte de los pescadores al arte culinario, te puedo asegurar que el mejor restaurante para deleitar un plato marinero es uno de esos barcos pesqueros, son ellos quienes mejor elaboran las pulpetas o bolitas de macabí, los enchilados de jaiba, cangrejo o langosta, los caldos de pescado o simplemente el pescado frito. Te recuerdo que algunos de nuestros platos típicos han trascendido las fronteras entre ellos la Salsa Perro, las minutas y las pulpetas de macabí.

Con estas líneas solo pretendo recordar el valioso aporte de los hombres y mujeres del mar a la identidad caibarienense, la cual ahora nos corresponde a todos conservar.

Este 8 de abril, Día del trabajador de la Industria Pesquera  llegue a todas y todos el reconocimiento de su pueblo.

Malecón de Caibarién

Idea original: Máximo Ramón Luz.

Fotos tomadas de Internet

Ileana Fernanda

Ileana Fernanda

Redactora Reportera de Prensa y Directora de Programas Informativos desde el año 1998. Hace ocho años dirige el Sitio Web de la CMHS Radio Caibarién.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SI NO ERES UN ROBOT RESUELVE ESTO **Cargando Captcha...