Gobierno cubano evalúa marcha de la Tarea Vida y la preservación de la memoria histórica

El Plan de Estado para el enfrentamiento al cambio climático, denominado como Tarea Vida, y el programa para detener el deterioro del patrimonio documental de Cuba, continúan en la agenda del Presidente Miguel Díaz-Canel Bermúdez. Foto: Estudio Revolución.

El Plan de Estado para el enfrentamiento al cambio climático, denominado como Tarea Vida, y el programa para detener el deterioro del patrimonio documental de Cuba, continúan en la agenda del Presidente Miguel Díaz-Canel Bermúdez, quien este jueves examinó ambos temas como parte de un sistema de trabajo en el que se chequean de manera habitual más de una veintena de programas de impacto en el desarrollo del país.

En esta ocasión, correspondió al Ministerio del Interior informar sobre las acciones que desarrollan para asegurar que se implemente la Tarea Vida. El coronel Manuel Lama Gómez, jefe del Cuerpo de Guardabosques de Cuba, explicó que estas están relacionadas, sobre todo, con no permitir ilegalidades en el ordenamiento territorial de los asentamientos costeros amenazados por la elevación del nivel del mar; la protección de manglares y ecosistemas marinos; así como el fortalecimiento del sistema de alerta temprana ante incendios en los bosques.

Se refirió al uso en las instalaciones de sistemas fotovoltaicos para aprovechar el potencial de radiación solar y a la introducción por parte del Grupo Empresarial Agrícola del Minint de variedades agrícolas y especies marinas y dulce acuícolas, resistentes a las altas temperaturas, la sequía y las plagas.

Mencionó la aprobación por el Consejo de Ministros, en junio de 2018, de la Estrategia y Programa Nacional de Gestión y Manejo del Fuego en los     Bosques para el período 2018-2025. Se avizora, dijo, que los incendios forestales aumenten en intensidad y propagación a consecuencia del cambio climático, de ahí que contar con una herramienta para gestionar este grave problema sea una fortaleza de nuestro país.

En la reunión también se dio a conocer el trabajo que se realiza en la provincia de Camagüey para cumplir con la Tarea Vida, donde se han identificado varias zonas priorizadas: los cayos turísticos y la costa norte; los asentamientos costeros que se pronostica que desaparezcan entre el 2050 y el 2100; las playas arenosas con erosión intensa; y las zonas costeras desprotegidas con intrusión salina al sur de la provincia.

Según precisó Andrea Armas Rodríguez, delegada del Citma en ese territorio, los principales resultados de 2018 se concentran en la eliminación de especies exóticas invasoras, la recuperación de la vegetación en las dunas, la construcción de adecuados accesos hacia las playas y la sustitución de tecnologías para disminuir la emisión de gases de efecto invernadero. De manera particular, mencionó la rehabilitación de las plantas potabilizadoras de Nuevitas, que han beneficiado a más de 43 mil camagüeyanos.

De la reubicación de asentamientos costeros que están en zonas vulnerables, informó que deben trasladarse 1 254 viviendas, al cierre de 2018 ya habían sido reubicadas 54 y fueron identificados todos los lugares donde se construirán las nuevas comunidades.

Sobre este asunto, el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros valoró que es esta una de las tareas más complejas, por lo cual, cumpliendo con la Política de la Vivienda aprobada en el país, se debe planificar cada año la cantidad de viviendas a reubicar. Además, tenemos que velar por que los lugares que se deshabiten no vuelvan a ser ocupados.

Díaz-Canel destacó el trabajo de Camagüey —la provincia más extensa del país— que cuenta actualmente con importantes inversiones en el turismo, la industria y la agricultura. Citó, por ejemplo, la que se realiza allí para la modernización de radares con tecnología doppler que, junto a una mayor precisión en las observaciones meteorológicas, permitirá ahorrar recursos financieros a partir de sustituir importaciones.

El pasado de Cuba en archivos

Como una prioridad del Gobierno cubano ha sido definida la preservación de la memoria histórica. Por ese motivo, cada mes se realiza en el Palacio de la Revolución un encuentro donde se pasa revista a determinados temas que contribuyen a la meta de detener el deterioro del patrimonio documental.

Precisamente este jueves fue analizado el Sistema Institucional de Archivos Universitarios, que suma 43 años de creado y conserva valiosa documentación sobre la educación superior cubana en buen estado de conservación. Entre los principales resultados del trabajo se señaló el nuevo local del Archivo Central del Ministerio de Educación Superior y la digitalización de los fondos en 14 entidades del Ministerio.

A la par, se puntualizaron dificultades como el insuficiente equipamiento, los locales que no tienen las condiciones que precisan este tipo de tareas y el completamiento del personal.

Del patrimonio documental de las bibliotecas universitarias se dio a conocer que atesora más de 730 000 documentos, y se destacan la Universidad de La Habana y la Universidad Central «Marta Abreu» de Las Villas, que poseen un fondo raro y valioso de aproximadamente 50 000 ejemplares. Son también estas dos instituciones las que concentran los casos más críticos en la conservación de importantes documentos.

El 70 por ciento del fondo que guardan las bibliotecas universitarias ha sido digitalizado, para protegerlo del deterioro y preservar así la memoria histórica cubana.

En la reunión también se presentó la proyección de la industria nacional para suplir varias de las necesidades materiales de la conservación del patrimonio y de las condiciones de trabajo del personal que se dedica a esta importante tarea.

Según apuntó el viceministro de Industrias, José Gaspar Álvarez Sandoval, de 18 productos que demanda la actividad, 14 pueden producirse en el país, entre ellos buena parte del mobiliario, cajuelas, sobres, nasobucos, guantes y bebederos de agua. Además, se proyecta el desarrollo en Cuba de deshumificadores.

Al respecto, Díaz-Canel  destacó que este constituye un ejemplo de la importancia de los encadenamientos productivos con la industria cubana, la defensa de la producción nacional y la sustitución de importaciones.

Tomado de Juventud Rebelde

Yudith Delgado

Yudith Delgado

Periodista, guionista y directora de programas radiales. Amante de mi familia y de Caibarién.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SI NO ERES UN ROBOT RESUELVE ESTO **Cargando Captcha...