Visitantes foráneos califican de muy buena la estancia en el museo de la agroindustria en Caibarién

Visitantes foráneos califican de muy buena la visita al museo de la Industria Azucarera Marcelo Salado y la forma de exhibir la historia de la extracción del dulce en Cuba, según publica TripAdvisor, el sitio de internet de viajes más grande del mundo.

Curiosas esculturas reflejan el comienzo, cuando el hombre torció un canuto de caña y obtuvo un agradable líquido, con el cual sació su sed, inicio de una producción que en Cuba tiene más de tres siglos.

Ubicado en el centro de la Isla, a pocos kilómetros de la ciudad marino-portuaria de Caibarién, en el otrora central Marcelo Salado se haya una muestra de los diferentes momentos por los cuales atravesó la fabricación del grano dulce en la Isla, concebida con esculturas de esclavos, animales y máquinas de tamaño natural.

La exhibición evidencia las primeras formas de extracción del jugo de la caña, entre las que se encuentran el pilón de guarapo y el “muerde y huye”, ambos de madera, instrumentos rústicos que antecedieron a los trapiches con fines comerciales, inicialmente movidos por esclavos negros.

De manos de artistas locales surgieron representaciones de un trapiche vertical de tres masas que funcionaba con tracción animal, donde laboraban los esclavos y a continuación las pailas, que, calentadas con leña, convertían el jugo en azúcar.

En varias salas se resume la historia de la industria desde 1850  hasta finales de la centuria precedente, etapa última cuando el ¨Marcelo Salado¨ hizo su producción final.

A través de paneles se relatan las memorias de la fabricación azucarera, desde la introducción de la gramínea en la ínsula, traída de la lejana Indonesia, la agricultura cañera, la construcción de los primeros trapiches a inicios del siglo XVII, el desarrollo en la primera mitad del siglo XIX y más moderna maquinaria del XX .

La institución cuenta también con un área reservada a la historia y evolución de los procesos de obtención de alcoholes y rones a partir de las mieles fermentadas de la caña de azúcar y otra reservada al surgimiento del ferrocarril y las máquinas de vapor.

Museo temático de Vila Clara deleita a visitantes extranjeros

Foto: Ajdiaz / Archivo CMHW

Casi centenarias locomotoras de vapor atraen la atención de los visitantes, tanto nacionales como extranjeros, que entre otros quehaceres son utilizadas para el movimiento de un tren turístico que parte desde Caibarién hasta el museo.

Tomado de ACN

José A. Zuloaga Martínez

José A. Zuloaga Martínez

Profesional con más de 30 años de experiencia en los medios, Periodista, Guionista y Director de Programas. Ha incursionado en la Radio, la TV y el Ciberperiodismo. Multipremiado en eventos del ICRT, la UPEC y otras instituciones cubanas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SI NO ERES UN ROBOT RESUELVE ESTO **Cargando Captcha...