Pescado del hombre marinero (+Audio)

Así cuenta el escritor caibarienense Emilio Comas Paret en su libro “La heráldica, los blasones y las recetas marineras afrodisiacas de Caibarién”… Cuando todavía yo andaba con batas de lazos a la espalda y medias escarpines, en todos los bares de Puerto Arturo se tocaba y cantaba un merengue dominicano que decía en su estribillo: “El hombre marinero no se debe casar, porque al zarpar el barco, lo pueden engañar” y aquello era como un himno de combate para los pescadores que se negaban a tener pareja estable. Recuerdo que se argumentaba que el matrimonio era una cosa a veces dulce y a veces amarga y que lo mejor era no enseriarse y andar por ahí de saltimbanqui sin tener a nadie por quien sufrir y por quien penar.

Por fortuna ese razonamiento tuvo su época y como siempre sucede, pasó, y la gente se siguió casando y organizando su hogar.

Pero es que el abuelo Ladislao quería hacer una receta que tuviera el punto de sazón de la comida china. Era un pescado anegado en salsa agridulce y como todo aquello del merengue dominicano y la intención de los hombres de entonces de no casarse, junto a la teoría de que el matrimonio era dulce y amargo a la vez, a esta receta de pescado agridulce el abuelo la llamó “Pescado del hombre marinero”.

Esta es la receta:

En una cazuela a fuego lento se hacen hervir los ingredientes siguientes:

Una taza de vinagre, una y media taza de agua, una cebolla grande en ruedas, unas cuantas pasas, tres o cuatro clavos de olor, al gusto; una hoja de laurel y sal también a gusto.

El pescado, que debe ser mediano o pequeño, se filetea y se corta en trozos.

Después se añade a la mezcla hervida y se deja cocer a fuego lento hasta que se ablande bien. Cuidado no se rompa.

Cuando esté cocinado retire el pescado de la salsa y añada dos cucharadas de azúcar morena a la mezcla. Déjela hervir por unos minutos y después viértalas por encima del pescado.

Sírvase de inmediato acompañado de una ensalada fría confeccionada con espaguetis, jamón, mayonesa y queso.

Después de seguir la receta solo queda preparar y degustar Pescado del hombre marinero, un plato con sabor a Caibarién.

Y si lo desea mientras la degusta acompáñela con la escucha de este rico merengue del año 1956… “El hombre  marinero” de Ricardo Rico y sus Típicos Dominicanos.

Fuente:

-Versionado del libro “La heráldica, los blasones y las recetas marineras afrodisíacas de Caibarién” de Emilio Comas Paret.

Yudith Delgado

Yudith Delgado

Periodista, guionista y directora de programas radiales. Amante de mi familia y de Caibarién.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SI NO ERES UN ROBOT RESUELVE ESTO **Cargando Captcha...