Caravana de luz, de futuro

Caravana de la libertadFueron poco más de mil kilómetros los que transitaron los combatientes de la Sierra Maestra de un extremo al otro del país en enero de 1959. Y fueron mucho más de mil, sí, los abrazos, las lágrimas de emoción y las muestras de júbilo y de agradecimiento que recibieron durante la travesía, porque el pueblo cubano sabía que a partir de ese momento, la historia de Cuba sería otra.

Los barbudos de la Sierra, como les decían, dejaron atrás las vicisitudes propias de una lucha que, contra la brutal represión batistiana, defendía el derecho de todos a disfrutar de la libertad plena en su tierra y a ser dueños de su futuro. Llevaban en sus ojos el convencimiento pleno de que lo planteado por Fidel en La historia me absolverá se acometería con creces porque esta Revolución era y es por los humildes y para los humildes.

«No nos imaginemos que ahora todo será más fácil, tal vez desde ahora todo sea más difícil», expresó Fidel cuando la caravana entró a La Habana un día como hoy, hace seis décadas. Tenía razón, pues la alegría del triunfo no podía obnubilar los grandes desafíos que se afrontarían.

A Fidel y a sus compañeros de causa les preocupaba cuántos de esos hombres y mujeres que les demostraban su alegría tendrían trabajo, cuántos niños podían asistir a clases, cuántos necesitaban acudir al médico y no podían… La responsabilidad para con el pueblo crecía, pero allí estaba ese mismo pueblo, en cada tramo por donde transitó la caravana, como hoy, con la intención de asegurar su respaldo a la construcción de una sociedad justa.

Eso también se sintió este lunes, cuando cientos de matanceros rememoraron en horas de la mañana la entrada triunfal de la caravana por el territorio de San Pedro de Mayabón. En cada poblado de la Carretera Central el pueblo se aglomeró para recibir a los nuevos «barbudos»: 60 jóvenes destacados de las organizaciones estudiantiles, de las Fuerzas Armadas Revolucionarias y del Ministerio del Interior, así como a trabajadores por cuenta propia.

Desde aquella madrugada del 2 de enero de 1959, cuando emprendieron viaje desde Santiago de Cuba, Fidel y los combatientes sabían que «la libertad no es todo. La libertad es la primera parte, es la libertad para empezar a tener el derecho a luchar». Por ello cada año se rememora la marcha de esta caravana que le trajo la luz del futuro a un país que se sabe dueño de ese derecho para luchar.

El homenaje de Frank Fernández

El pianista y compositor cubano Frank Fernández ofrecerá hoy, a las 9:00 p.m., un concierto dedicado a la Revolución Cubana, en el aniversario 60 de la entrada de Fidel Castro a La Habana, con la Caravana de la Victoria. Será en el Complejo Morro-Cabaña, con entrada libre para todo el público, precisó a la agencia Prensa Latina.

Fernández adelantó que la presentación estará dedicada también al aniversario 500 de la fundación de la Villa de San Cristóbal de La Habana y constituye el preámbulo de la celebración de sus 60 años de vida artística.

En la velada, entre otras obras, volverá a interpretar la obra Oda a la Patria, pieza inspirada en Fidel y estrenada el 1ro. de enero de 1999, en el acto por el aniversario 40 del triunfo de la Revolución Cubana.

José A. Zuloaga Martínez

José A. Zuloaga Martínez

Profesional con más de 30 años de experiencia en los medios, Periodista, Guionista y Director de Programas. Ha incursionado en la Radio, la TV y el Ciberperiodismo. Multipremiado en eventos del ICRT, la UPEC y otras instituciones cubanas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SI NO ERES UN ROBOT RESUELVE ESTO **Cargando Captcha...