Otro diciembre

Diciembre huele a fiesta, a rencuentro, a carrera desbandada; quizás lo más notorio de este mes es el sabor a despedida, a que el tiempo se acaba, los planes quedan inconclusos y las metas se corren cada vez más.

El número doce resulta ideal para rodearse de los amigos y hacer chistes de los que nadie se ríe y compartir un cuento de los años de estudio. Es la fecha para reunirse en familia alrededor de una fuente de arroz congrí o asar el puerquito que con tanto ahínco se crío para la fecha.

A pesar de tanta nostalgia diciembre es el mes de las celebraciones, comienza rindiéndole tributo a los locutores, esos personajes cuyo rostro se dibuja al escuchar los tonos de la voz. ¿Porque quién al escuchar un poema no ha imaginado al príncipe azul que en la vida real puede ser gordo, pequeño y hasta escaso de pelo?

Le sigue el día de las Fuerzas Armadas Revolucionarias y el de la Medicina Latinoamericana, porque el duodécimo mes tiene espacio para todos, para el árbitro deportivo, el constructor, el futbolista, el trabajador de la cultura, el emigrante y los educadores.

Diciembre recuerda a los que luchan contra la pandemia del Sida, a los millones que viven infectados y a los  millones de personas que han muerto. Rememora la abolición de la esclavitud aunque el capitalismo nos haga cada día más esclavos de políticas económicas y hábitos de consumo. Honra la memoria de Carlos Gardel y cede 24 horas para bailar tango. Respeta la diversidad biológica, aunque cada día desaparezcan decenas de especies.

Lo más notorio en materia mundial quizás podría ser el día de los Derechos Humanos, pero sin dudas el protagonismo de diciembre se lo llevan las navidades, esas fiestas que celebran creyentes y no creyentes. Es el tiempo para sacar los ahorros, pasarse de tragos, armar el arbolito con cuantas bolas de colores y guirnaldas aparezcan; y debajo el niño Jesús más grande que una casa o simplemente una alfombra con paquetes.

Y al final cuando llegue el conteo recesivo, cerca de las doce pasará ese sabor a despedida porque comienza un nuevo año con varios retos y expectativas pero que terminará siempre con otro diciembre….Para los fieles seguidores del Portal Web de Radio Caibarién, los colegas y los caibarienenses….¡Muchas felicidades!

Yudith Delgado

Yudith Delgado

Periodista, guionista y directora de programas radiales. Amante de mi familia y de Caibarién.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SI NO ERES UN ROBOT RESUELVE ESTO **Captcha loading...