Los fantasmas de las parrandas de Caibarién

Me gusta imaginar que los fantasmas de las parrandas merodean por las esquinas colindantes a la calle Máximo Gómez (avenida 9) del parque “La Libertad” de Caibarién. Por supuesto no son visiones grotescas, son espíritus parranderos que invaden los nuevos tiempos cada diciembre.

Estos fantasmas apasionados por tan antigua fiesta popular se funden con los actuales líderes y seguidores de los barrios La Loma y La Marina. Ellos dan bríos y luz para que los caibarienenses se aferren, en cuerpo y alma a esta centenaria tradición, y sean capaces de vencer cualquier contratiempo para llenar de changüí, faroles, carrozas, trabajos de plaza y fuegos artificiales – ahora – los días 27 y 28.

Por días he sido testigo de la entrega inmensa y vehemente de lomeros y marineros, de cómo aprovechan cada pieza de madera, cartón, tela, cable y vestigios de pintura para alcanzar sus objetivos, al final tan efímeros que solo cobran vida durante 48 horas, pero da tanta felicidad que bien vale la pena el esfuerzo.

Ahora Roger Delgado Pérez, presidente de La Loma anuncia un trabajo de plaza que tiene como temática la saga fílmica “Los piratas del Caribe” y una carroza que recrea al circo. Mientras Risle Echemendía Piñero, presidente de “La Marina” asegura que el trabajo de plaza será un homenaje a este barrio y la carroza nos deleitará con una fantasía invernal.

En Caibarién ya se respiran aires de parrandas y sus fantasmas regresan como cada fin de año a entregar su magia divina y arroyar al ritmo de la conga de su barrio.

Si usted observa con detenimiento podrá sorprenderse con la presencia de lomeros ilustres como: Manolo, Mongo y Toño Pantaleón, Nelio Pérez, Hortensia Joba, Juan Jimagua, José Cabriza, Andrés Vidal, Julián Fernández, Carol Serafín, Ortiz, Fico, Conuco, Vicente García, Jorge Escobar, Juan Antonio Salazar, Claudio, Domingo, y otros tantos que me gustaría usted agregara a esta lista.

También inspiran marineros insignes como: Titi Anga (Lorenzo Echemendía), Mario Reyes, Yoyo (Jorge Díaz), Panchito Coya, Alcides Urbay, Chachi, Rafael Joba, Frank Rodríguez, Emilio Consuegra, Carrillo, Chante, Picadillo, y muchos más por añadir a un listado que solo terminará el día que en la Villa Blanca no existan las parrandas.

No lo dude esta es una tradición que llegó para quedarse, que ha traspasado fronteras y tiempos, es una pasión nacida del pueblo, porque en Caibarién se nace lomero o marinero, hasta los más escépticos disfrutan del arte efímero de dos noches invernales custodiadas por los fantasmas de las parrandas…¿A que sí?

Esto ocurre ahora en Caibarién

Fotos: Ernesto Hernández Palencia/ ernesto@cmhs.icrt.cu

 

Yudith Delgado

Yudith Delgado

Periodista, guionista y directora de programas radiales. Amante de mi familia y de Caibarién.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SI NO ERES UN ROBOT RESUELVE ESTO **Captcha loading...