Se dice maestro (+Audio)

Dia del Educador-caibarien-villa clara-cuba

Se dice maestro y se dice dignidad. Profesores y maestros son una categoría que debería tener un carácter especial. Todo aquel que enseña merece respeto y consideración, desde los maestros y maestras de escuelas primarias y definitivas edades, donde se forja la personalidad y se aprenden los valores esenciales de la conducta hasta los profesores y académicos de las universidades que forman y preparan los nuevos ciudadanos cubanos, hombres y mujeres, que sustentarán la futura vida social, económica y política de la nación, es decir conformarán la sociedad.

¿Dónde están hoy los arquitectos, abogados, ingenieros o médicos que tendrán altas responsabilidades sociales, que diseñarán las fábricas nuevas o nos salvarán la vida? Tal vez en la primaria aun, al cuidado de la maestra de la otra esquina, ¿Y los que dirigirán las empresas o mandarán un batallón que defiende la patria o cuidarán la tranquilidad ciudadana? ¿Y los albañiles que construirán, los choferes o los necesarios obreros y obreras de los servicios o de las industrias? ¿Y los nuevos maestros?  Todos casi sin excepción aun se sientan en un aula donde cada día asistirán los maestros con puntualidad sacerdotal y en acopio de paciencia y consagración nos conducirán por el camino de la educación, las ciencias o las artes.

Nuestros docentes no son de los más remunerados, sus salarios son bajos, no es secreto, pero su capacidad de sacrifico es inmensa, su dedicación muchas veces anónima es proverbial, basta verlos cada día de todos los meses, tiza en mano dándolo todo de sí, y esperando recibir como pago principal el agradecimiento de padres, colegas y estudiantes y tal vez ese místico y bendito “adiós profe” que nos dirige alguien que ya no conocemos pero que una vez se sentó en nuestras aulas.

“Honrar honra” decía el maestro Martí, honremos pues cada día de cada año, como su tenaz permanencia en las aulas, a nuestros modestos y sencillos profesores y maestros, y si de paso en la vida vemos algunos de ellos no dudemos en decirles: “Adiós maestro, muchas gracias por todo”.

Escuche este comentario en voz de su autor el MsC Juan Vidal Herrada.

 

Fotos tomadas de archivos CMHS

Yudith Delgado

Yudith Delgado

Periodista, guionista y directora de programas radiales. Amante de mi familia y de Caibarién.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SI NO ERES UN ROBOT RESUELVE ESTO **Cargando Captcha...