Ajedrez en Caibarién, una historia cercana a Capablanca

grupo_g

Caibarién tiene hoy entre sus habitantes a varias glorias del ajedrez, los más destacados pudieran ser los Maestros Internacionales Diasmany Otero Acosta y  Elier Miranda Mesa. Mientras, el profesor Román Lugones es una especie de patriarca en la enseñanza del juego ciencia. Esta historia del juego ciencia en nuestra villa va más allá y nos acerca a José Raúl Capablanca.

Todo inicia en la segunda década del siglo XX, cuando corría el año 1911 y llegaron a Caibarién el médico y destacado trebejista Dr. Antonio López y el joven Pedro Revuelta, quienes de inmediato establecen relación con el local Basilio Pírez Santamarina.

De inicio radicaron la recién constituida Sección de Ajedrez en la Sociedad Liceo, situada en la intersección de las calles Martí y Padre Varela. Otros aficionados al ajedrez se sumaron para designar como presidente al Dr. López y una presidenta de honor que luego protagonizó una interesante historia al jugar contra Capablanca, la señorita Amparo Messeguer; el secretario fue Basilio Pírez.

Eran los tiempos en que José Raúl Capablanca ganaba el torneo de San Sebastián, de ahí que los apasionados locales le enviaran una felicitación en que lo invitaban a visitar Caibarién, acontecimiento que ocurrió en febrero de 1912.

Capablanca en Caibarién

capablancacaib2
Capablanca en Caibarién

Aquí, exactamente en la Sociedad Liceo que servía de sede a la Sección de Ajedrez,  jugó simultáneas contra Onofre Carrillo, Justo Herrero, Justo Forbes, Arturo Berrayarza, Angel Portu, Bernardo Santamarina, R. Pérez, Polo Barceló, Pedro Gómez, Alfredo Fuentes, Ricardo Aola, Pedro Revuelta, Basilio Pírez y la señorita Amparo Messeguer, esta última fue la única partida que terminó en tablas, como un gesto de cortesía de Capablanca con la dama, a quien se dice que también regaló un anillo alegórico al encuentro.

El presidente del Liceo, Ricardo Revola,  ofreció una comida en su residencia, en honor a Capablanca. También durante su visita a Caibarién, Capablanca jugó una partida a ciegas en el recinto del desaparecido Teatro Colonia Española, a los 28 minutos dio mate en tres jugadas.

Avanza el juego ciencia en Caibarién

En 1912 se efectuó el primer campeonato municipal de ajedrez en Caibarién y a partir de esa fecha hasta 1926 se mantuvo como campeón invicto Pedro Revuelta. Más de una vez discutió con otro excelente jugador local, José Penelas Lage, de quien toma nombre la Academia de Ajedrez de Caibarién que existe en la actualidad.

Entre los sucesos más relevantes de más de cien años de ajedrez en Caibarién, se recuerda la visita en junio de 1922 del campeón de Camaguey Dr. Rosendo Romero. Entonces le ganó 5 partidas y 1 tablas a Pedro Revuelta, mientras que ganó 2 y entabló 1 con José Penelas. La visita finalizó con una simultánea de 14 partidas y jugó tres a ciegas, algo inusual en Capablanca, quien no gustaba de esa modalidad.

Ajedrez en CaibariénEn los años veinte del siglo XX fueron considerados como benefactores del ajedrez en Caibarién el concejal y promotor de las letras y la cultura Dr. Antonio Arias García y Domingo Sterling.

Según una fotografía que menciona Carlos A. Palacio en su libro Ajedrez en Cuba, cien años de historia; en 1923 coincidieron en Caibarién los cuatro campeones reconocidos en la entonces provincia de Las Villas: Pedro Revuelta de Caibarién, Juan J. Hidalgo de Cienfuegos, Arturo Garay de Sagua la Grande y Tomás Marrero de Placetas.

Luego viene una especie de vacío en la práctica organizada del ajedrez en Caibarién hasta que en julio de 1935 se funda el Club de Ajedrez de la Asociación de Empleados de Caibarién. A tal efecto se designó una directiva provisional que redactara los estatutos y resultó definitivamente electo José Penelas Lage. En 1946 se efectuó en esta ciudad la III Convención interprovincial.

Durante esa que pudiera llamarse segunda etapa del ajedrez en Caibarién, llegó a radicar en esta cidad la Federación Provincial del juego ciencia y se editaron varias revistas sobre el tema. Se caracterizó por la realización de torneos locales y la invitación a campeones de otras provincias y localidades.

Un caibarienense a las olimpiadas

En julio de 1939, el Club de Ajedrez de La Habana convocó a un torneo para clasificar los cuatro ajedrecistas que junto a Capablanca formarían el equipo cubano a la Olimpiada Mundial de ese año en Buenos Aires, era la primera vez que los cubanos acudirían a tal cita y la única antes del año 1959.

Participaron 14 ajedrecistas a dobel vuelta, Alberto López Arce, caibarienense, fue ganador del torneo y formó equipo junto a Miguel Alemán, Rafael Blanco y Francisco Planas, por supuesto, junto a José Raúl Capablanca. El caibarienense jugó una digna partida contra el campeón del mundo, Aliejin.

Dos veces más tuvo que jugar en el primer tablero, pues Capablanca se tomó tres descansos; enfrentó a Keres (Estonia) y Elikases (Alemania), entre otros.

Una tercera etapa

Luego del triunfo de la Revolución en enero de 1959, se mantuvo la pasión local por el ajedrez en Caibarién, con el surgimiento del Instituto Nacional de Deporte, Educación Física  y Recreación, INDER, se institucionalizó la enseñanza del juego ciencia, se incrmentaron los intercambios con otros lugares del país y la participación en competencias organizadas por diferentes vías, de las cuales también ha sido sede la Academia.Elier Miranda

Quien más se destaca en esta etapa es el Maestro Internacional Diasmany Otero, quien fuera campeón juvenil y en 1996 jugó en el mundial de dicho nivel. En el Capablanca de 1999 ganó la partida más brillante, por lo que recibió el Premio Aliejin.

En la actualidad el joven Elier Miranda Mesa ya es Maestro Internacional. Tanto Otero como Miranda representan a Caibarién en Cuba y el Mundo con resultados relevantes.

¿Por qué el nombre de la Academia de Ajedrez de Caibarién es José Penelas?

Penelas fue un jugador destacado en el ámbito local; tanto le apasionaba el ajedrez que mientras se efectuaba la Olimpiada de La Habana en 1966, cuando Rogelio Ortega derrotó al belga Josef Boey y logró de ese modo el pase de Cuba a la final del grupo A,  Penelas tuvo un infarto fatal por la emoción. En 1967 la Academia local asumió su nombre y lo mantiene aún.

Texto Raisa Guevara García.

Fuente:

Ajedrez en Cuba, cien años de historia. Carlos A. Palacio

En Caibarién jugó Capablanca a ciegas. Jesús G. Bayolo. Juventu Rebelde. 14-4-2002.

Yudith Delgado

Yudith Delgado

Periodista, guionista y directora de programas radiales. Amante de mi familia y de Caibarién.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SI NO ERES UN ROBOT RESUELVE ESTO **