Cuando estemos viejos

anciano

Cuando estemos viejos, y se nos achique el paisaje en los ojos y el sol del invierno se nos ponga flojo y nos cachetee la cara el espejo. Cuando estemos viejos y tiemblen mis manos al tomar las tuyas, y nos falte el llanto, la risa y la bulla de esos dos diablillos que ya estarán lejos.

En el año 1990, la Asamblea General de Naciones Unidas (ONU) designó el primero de octubre como Día Internacional de las Personas de Edad…tercera edad, adulto mayor, anciano, viejo, edad dorada, entre otros tantos términos utilizados para nombrar a nuestros mayores.

Esos que peinan canas en la actualidad superan la cifra mundial de 600 millones de personas, de 60 años y más. Dígito que se duplicará hacia el año 2025, y llegará a casi dos mil millones para el 2050. Este fenómeno social se apoderó de Cuba, y los cubanos cada día somos más longevos.

La tercera edad es una etapa muy bella, pese a que algunos ancianos se sienten solos por la pérdida de su pareja, o la partida de los hijos para formar su propia familia.

Lo principal es que el adulto mayor ya cumplió con todo, comienza una nueva etapa de su vida. Terminó con la crianza de sus hijos, con el trabajo fuera y dentro del hogar, ahora le toca descansar, disfrutar del sano esparcimiento.

A los de la tercera edad les toca defender sus derechos, no quedarse en casa, buscar alguna actividad, algún interés en el mundo que les rodea. Eso les dará más vida a su vida, aunque se sientan viejos.

Cuando estemos viejos, cuando estemos solos, cuando no haya nada y nos duela todo. Cuando solo exista la casa vacía, y anden en silencio tu sombra y la mía nos queremos tanto que nuestro cariño llenará la ausencia de esos dos chiquillos.

Los adultos mayores deben hacer respetar su tiempo, su espacio, porque son seres humanos privilegiados, valiosos, únicos, llenos de experiencias para comunicar, compartir y de potencialidades.

Los grandes premios Nobel, se otorgaron a personas que pasaban los 70 años. Nuestros mayores tienen mucho que dar, mucho que hacer y mucho que disfrutar de la vida.

Este primero de octubre, Día Internacional de las Personas de Edad, sumémosno a quienes en el planeta celebran la fecha convencidos de la sabiduría y el valor de los ancianos.

Es preciso ofrecerles respeto, cariño y admiración. Escuchemos sus historias, una y otra vez sin cansarnos. Demos valor a sus vidas, la importancia que merecen, un lugar privilegiado en la familia y la sociedad. En especial porque: “Como hoy los vemos, nos veremos”.

Cuando estemos viejos, yo te lo prometo compañera mía, serán nuestros años plenos de dulzura, serán nuestras horas llenas de poesía. Andaremos juntos viejitos inquietos las cuatro estaciones de un mundo de nietos, y verás mi vida que miente el espejo, pues seremos novios cuando estemos viejos.

Fuentes:

-Sitio oficial de la Organización de Naciones Unidas (ONU).

-Fragmentos del poema “Cuando estemos viejos” de Rondalla de Saltillo.

-Imágenes tomadas de Internet.

Yudith Delgado

Yudith Delgado

Periodista, guionista y directora de programas radiales. Amante de mi familia y de Caibarién.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SI NO ERES UN ROBOT RESUELVE ESTO **Captcha loading...