Cuba y el nuevo fútbol del Caribe

Yosel Piedra

Es posible que una nueva era haya comenzado este fin de semana para el fútbol cubano. La selección de mayores debutó con goleada en la fase preliminar de la Liga de Naciones de CONCACAF, un evento diseñado para el desarrollo de este deporte en países como el nuestro: sin una gran tradición y con poca o ninguna participación de atletas en la alta competencia.

En una zona geográfica donde la disparidad es evidente, la Liga aparece como una oportunidad única para Cuba. Ahora, la selección dirigida por el villaclareño Raúl Mederos sumará varios partidos a su estrecha agenda internacional. Si bien enfrentará a equipos inferiores, como quedó claro frente a Islas Turcas y Caicos (victoria 11-0), los encuentros contra  Haití y República Dominicana demostrarán cuál es en verdad el estado actual del fútbol cubano.

Uno de los protagonistas del pasado partido y de casi todos los duelos importantes del equipo Cuba desde 2015, Yosel Piedra Guillén, conversó con Vanguardia al respecto.«El partido pasado (Turcas y Caicos) no nos ofreció un duelo serio, pero sí una posibilidad de organizarnos mejor», asegura el lateral, uno de cuatro villaclareños en el equipo Cuba.

Más que preparar mejor a una selección consolidada, a Cuba le corresponde desarrollar una identidad nacional en el fútbol. Con más partidos internacionales de corte competitivo, la continuidad será un elemento más a tener en cuenta a la hora de conformar la nómina para cada partido. El equipo del DT Mederos, en su mayoría, está integrado por jugadores jóvenes e inexpertos que necesitan la continuidad para desarrollar su juego.

Piedra (Santa Clara, 24 años) conoce bien la naturaleza de nuestro fútbol y apoya la idea de la Liga de Naciones. «Ahora tendremos más partidos, contra rivales diferentes y eso hará que elevemos el nivel competitivo», dice mientras se prepara para practicar en un terreno de su ciudad natal.

«Hemos vuelto al sistema 4-5-1, pero sin doble pivote, para buscar movilidad del balón y posesión. Tenemos los atletas para jugar de esta forma y, desde mi experiencia, creo que podemos mantenerlo contra los tres rivales que nos quedan [en la preliminar de la Liga de Naciones]»

Tres ligas diferentes conformarán la Liga de Naciones, divididas según el nivel competitivo. En la Liga A ya están posicionadas las seis selecciones participantes en la hexagonal clasificatoria para la Copa del Mundo de Rusia (Estados Unidos, México, Panamá, Trinidad y Tobago, Honduras y Costa Rica).Los restantes 36 equipos de la confederación efectuarán la ya mencionada fase preliminar, dividida en grupos, para decidir sus puestos en las Ligas B y C.

Los directivos de CONCACAF han declarado que el torneo, similar al disputado actualmente entre las selecciones de la UEFA (Europa), busca elevar el nivel del deporte en el Caribe. La versión definitiva de la Liga comprende un sistema de ascenso y descenso entre las tres divisiones, otorgará plazas para torneos como la Copa Oro y sus resultados organizarán el ranking clasificatorio para el próximo Mundial en 2022.

Cuba entra dentro del grupo de naciones para las cuales esta competición representa un nuevo comienzo. Una vez iniciada la Liga, cada una de las fechas FIFA significarán un partido oficial más en el cual medir a nuestros futbolistas con los mejores de la zona, así como probar a los más jóvenes. «Un tiempo atrás», dice Piedra,«conseguíamos un amistoso o dos y luego podían pasar meses sin concentrar a la selección o volver a jugar un partido internacional. Eso ha cambiado y deben verse los resultados pronto».

Yosel ha integrado las máximas selecciones desde niño y la de mayores desde 2015, por lo que posee una experiencia inusual para un jugador de su edad. Desde esa perspectiva, el lateral reconoce que Cuba debe planificar bien cada partido a partir de ahora: «En mi opinión, debemos vencer a Granada de visitantes y concentrarnos completamente en el partido frente a República Dominicana en La Habana. Haití es superior, tiene jugadores en Francia y la M.L.S (Estados Unidos) y ahora con este nuevo formato a ellos se les convoca también. Si ganamos los otros dos, vamos al partido en Puerto Príncipe ya clasificados y el resultado no define mucho.»

—Pero se habla de que Cuba se refuerce también con jugadores que militan fuera de la isla…

—Sí, y me parece una tremenda idea. Recientemente tuvimos la oportunidad de compartir la concentración con un muchacho que pertenece a un club de la Tercera División de España. Se sorprendió muchísimo de nuestro fútbol y, aunque no logró incluirse en la nómina, todos en el equipo hicimos buenas relaciones con él e intercambiamos experiencias.

—¿Sirvió de algo la comparación?

—Casualmente él también jugaba defensa lateral y siempre es bueno saber que tampoco somos de lo último del ranking, como se dice. Cualquiera que juegue fuera de Cuba no puede simplemente venir y hacer el equipo, tiene que probarse y así sucedió con él. Estoy de acuerdo con que sea así: vienen, se prueban y si en verdad aportarán más que alguno de los jugadores de nuestra liga, pues que jueguen.

El nuevo fútbol del Caribe traerá rivales que nos son extraños y también viejos conocidos. Significa también que un grupo de selecciones “menores”, entre las que se cuenta Cuba, han sido beneficiadas con la posibilidad de hacer crecer su estirpe futbolera sin cruzar el Atlántico o viajar continente adentro. Cuando en marzo próximo termine la fase preliminar de la Liga de Naciones CONCACAF, los resultados mostrarán cuál es la verdadera posición de nuestro fútbol en la actualidad.

Tomado de Vanguardia

Ernesto Hernández Palencia

Ernesto Hernández Palencia

Ernesto Arsenio Hernández Palencia: periodista, fotoreportero, Ingeniero Civil. Amante de mi familia y de Cuba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SI NO ERES UN ROBOT RESUELVE ESTO **Captcha loading...