La Sirena junto al mar, junto al Pedraplén

DSCF3250

Es el caibarienense Florencio Gelabert Pérez (1904-1995) de esos artistas imprescindibles en el paisaje cultural cubano. Hace apenas unos meses descubrí su  maqueta de “La sirena junto al mar” en la colección del Lic. Lenin Flores Márquez y quise conocer sus orígenes.

La investigación me llevó hasta Oneido Pérez Borroto, ahora jubilado y otrora Jefe de despacho del presidente de la Asamblea Municipal del Poder Popular de Caibarién, y a quién la viuda de Gelabert le confió el patrón de la sirena.

En conversación con Oneido supe que en los últimos años de su vida el escultor  tuvo la idea de hacer, en el primer kilómetro, y a ambos lados del Pedraplén de Caibarién a Cayo Santa María dos esculturas idénticas de esta sirena salida del mar.

Según este amante de la historia local, el deseo de Gelabert jamás se materializó porque al escultor lo sorprendió la muerte en su casa de La Habana.

Deseosa de hallar más detalles sobre la obra inconclusa investigué en Internet y supe de la existencia de Florencio Gelabert Soto, hijo del artista y también escultor, con quien tuve la oportunidad de intercambiar correos gracias a un amigo común.

El vástago de Gelabert me escribió: “La Sirena junto al Mar” fue un proyecto exhibido en el documental de la televisión cubana “Gelabert”, una producción estrenada el 23 de febrero del año 1984, en cuyo final aparece mi padre caminando junto al mar, en este caso la escena no fue filmada en Caibarién, sino en las playas del Parque Nacional Turquino, en Santiago de Cuba”.

Gelabert Soto continúa en su mensaje: “La Sirena junto al Mar” se concibió, desde sus inicios para este sitio del Oriente cubano, pero nunca se llevó a cabo, esto fue en el año 1984, y acompañé a mi padre como asistente para escoger el lugar para la escultura. Desconozco si a la muerte de mi padre, mi mamá obsequió la maqueta a Oneido y le expresó su último deseo, por ser Pérez Borroto una persona muy cercana a él y a nuestra familia”.

Ya en los finales del correo Florencio explica: “La última vez que visité Caibarién tuve una conversación con Oneido, y él me preguntó sobre la posibilidad de realizar una pieza en la villa, entonces le comenté que para mí sería un honor, y me gustaría que fuera cercano al aniversario 115 (año 2019) del natalicio de mi padre (23 de febrero de 1904). Recuerdo que en su centenario no se puso ni una tarja, y que yo quería dejar un recuerdo para las generaciones venideras…pero todo quedó ahí, no se concretó nada al respecto. Desde ahora aplaudo y apoyo toda gestión que lleve a vías  de hecho el  proyecto de “La Sirena junto al mar”.

Lo cierto es que Florencio Gelabert Pérez es de esos grandes que jamás olvidó su “Patria chica”, y estoy convencida de que en su amor infinito por Caibarién quiso regalarle el que quizás fue su último proyecto, una gigantesca figura sensual movida al ritmo de las olas, entonces bien vale la pena cumplir su deseo y colocar…la Sirena junto al mar, junto al pedraplén.

La belleza de una sirena:

DSCF3252

DSCF3253

DSCF3254

Fotos: Ernesto Hernández Palencia.

Fuentes:

-Testimonio de Oneido Pérez Borroto (Amigo de Gelabert).

-Tesimonio de Florencio Gelabert Soto (Hijo de Gelabert).

-Testimonio de Lenin Flores Márquez (Propietario de la maqueta hecha por Gelabert).

Yudith Delgado

Yudith Delgado

Periodista, guionista y directora de programas radiales. Amante de mi familia y de Caibarién.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SI NO ERES UN ROBOT RESUELVE ESTO **