Lázaro Expósito: Nos convoca hoy el recuerdo a nuestros mártires, a nuestros héroes

Discurso pronunciado por Lázaro Expósito Canto, primer secretario del comité provincial del Partido de Santiago de Cuba, en el acto central por el aniversario 65 del asalto a los cuarteles Moncada y Carlos M. de Céspedes, en la Ciudad Escolar 26 de Julio, Santiago de Cuba, el 26 de julio del 2018, «Año 60 de la Revolución».

(Versiones Taquigráficas-Consejo de Estado)

Compañero General de Ejército Raúl Castro Ruz, Primer Secretario del Comité Central del Partido;

Compañero Miguel Díaz-Canel, Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros;

Demás miembros del Buró Político;

Hermanos de otros pueblos;

Heroico pueblo de Santiago de Cuba;

Invitados:

«El Moncada nos mostró / El camino a recorrer / Y desde aquel alto ejemplo / Para nosotros siempre es 26».

Con este hermoso verso hecho canción, ilustró Carlos Puebla el significado de este día para la historia.

Nos convoca hoy el recuerdo a nuestros mártires, a nuestros héroes, el compromiso con ellos y con el pueblo.

A ellos dedicamos este instante de reafirmación y juramento.

Ellos son nuestros muertos sagrados, a los que hemos jurado defender la patria enfrentando cualquier sacrificio, amenaza o agresión; a los que hemos jurado sostener el estandarte de la Revolución que ellos, con Fidel al frente, ganaron para nosotros.

Con el Moncada se inició la última etapa de lucha del pueblo cubano por su independencia. Aquí se peleó no solo por la toma de un cuartel, sino también contra un sistema social injusto.

El compañero Raúl definiría así el hecho histórico:

«…Con aquella primera sangre vertida, se dejaría iniciado el método correcto y fundamental de lucha de nuestro pueblo para destruir el andamiaje en forma definitiva del sistema económico, político y social existente en nuestro país.

«¡Qué lejos estábamos todos de imaginarnos en aquellos instantes, que durante ese amanecer del 26 de julio, se había iniciado el comienzo del fin del capitalismo en Cuba…!».

Aquí le nació a la Patria el liderazgo de Fidel, quien fue capaz de elaborar un programa revolucionario que interpretara los sentimientos y las necesidades del pueblo. El Moncada despertó conciencia y despertó rebeldía.

Los santiagueros tenemos el compromiso de arribar a esta fecha con resultados en todas las esferas. Es contagioso el ambiente de alegría con el movimiento Santiago Arde, método de trabajo empleado en los municipios y consejos populares.

Se han edificado y restaurado nuevas obras: panaderías, mercados, cremerías, tiendas, centros de servicios técnicos, de comunicaciones, instalaciones deportivas, de salud, culturales y muchas otras.

Al propio tiempo se ejecutan importantes inversiones como la terminal portuaria, las fábricas de muebles, pienso y procesamiento de granos, así como la de lijas.

La construcción y rehabilitación del fondo habitacional avanza, se sobrecumplirá el plan del año con más de 5 000 viviendas, que beneficiarán a muchas de las familias afectadas por fenómenos atmosféricos.

En la producción de alimentos también se avanza, aunque es aún insuficiente.

La salud muestra indicadores superiores. Fueron instalados nuevos equipos de diagnóstico, se mejoran las condiciones de vida de los pacientes y del personal médico y paramédico. La tasa de mortalidad infantil en toda la provincia es hoy de 2,7 por cada mil nacidos vivos.

No logramos aún una adecuada percepción de riesgo en cuanto a las enfermedades transmisibles y no se ejerce con eficacia el control de las medidas de prevención y protección de la población.

En la educación se obtienen resultados satisfactorios en los indicadores generales que miden la calidad de sus procesos.

Estos resultados han sido posibles por el esfuerzo colectivo, la capacidad de resistencia y victoria, el sentido de pertenencia, la consagración y la cohesión de hombres y mujeres de este pueblo, bajo la guía principal de la dirección de nuestro país.

Para el pueblo cubano, la suerte está echada. Ni yanquis, ni traidores; ni planes subversivos, ni mercenarios, ni fuerzas al servicio del imperio; ni huracanes, ni bloqueos nos harán temblar jamás.

¡Esta Revolución, hija de las ideas martianas y fidelistas, no se rinde ni se vende!

Seremos fieles al ejemplar legado de Fidel y al ejemplo, el valor y las enseñanzas del querido General de Ejército Raúl Castro Ruz, ese Raúl que conocemos, admiramos, respetamos y queremos mucho (Aplausos).

¡Gloria eterna a los héroes y mártires de la Patria! (Exclamaciones de: «¡Gloria!»)

¡Vivan Fidel y Raúl! (Exclamaciones de: «¡Vivan!»)

¡Patria o Muerte! ¡Venceremos! (Aplausos.)

Por: Lázaro Expósito Canto

Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.

Yudith Delgado

Yudith Delgado

Periodista, guionista y directora de programas radiales. Amante de mi familia y de Caibarién.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SI NO ERES UN ROBOT RESUELVE ESTO **Cargando Captcha...