Niños protagonistas del cuidado ambiental en Caibarién

Los estudiantes de las escuelas primarias de Caibarién realizan durante este mes lecturas de cuentos, puestas de obras de teatro y exposición de pinturas relativas al medio ambiente, para demostrar los conocimientos que tienen sobre ese tema.

Estas acciones tienen lugar sobre todo en los centros educacionales  ubicados en la franja costera del poblado, zona más vulnerable ante el cambio climático y que resultó muy afectada con el cruce del huracán Irma por ese lugar.

Eliecer Turó González, jefe de la Oficina de Manejo Integrado Costero (OMIC) de ese municipio, explicó a la prensa que esas labores persiguen que las nuevas generaciones influyan en sus familias para proteger el entorno.

Agregó que también se realizan intercambios entre  especialistas, con estudiantes de secundaria, pre universitario y otros niveles de enseñanza, además con maestros y educadores para que puedan trasmitir los conocimientos y las técnicas requeridas por la comunidad en cuanto a la protección ambiental.

Para estimular la participación de los menores la OMIC convocó al concurso “Cultivando la esperanza”, del cual se conocerán los resultados el 21 de junio próximo, añadió.

Nancy Padrón técnica del refugio de fauna Lanzanillo- Pajonal-Fragoso, que incluye los municipios de Encrucijada, Caibarién  y Camajuaní, explicó a la ACN que durante los meses de abril, mayo y junio se incrementan estas tareas porque es una época con  variada actividad de las aves migratorias.

Explicó que el trabajo con los niños es fundamental porque ellos inciden en sus padres y los compulsan a que cooperen en colocar los carteles y las señales regulatorias en los lugares donde anidan los pájaros que llegan a Cuba  provenientes del norte.

Este refugio de fauna es preferido por cinco diferentes tipos de gaviotas, diversidad de  patos, pelícanos y otros pájaros acuáticos, los cuales también invaden las lagunas del área, aseveró.

La especialista destacó la importancia de estas tareas porque Cuba está ubicada dentro del corredor migratorio de aves en el Caribe y unas 258 especies llegan anualmente a la Isla para descansar, alimentarse o procrear.

Fanny Ferrer, especialista de educación ambiental, recordó que hace años cuando iniciaron estas tareas apenas participaban 50 personas, actualmente más de 200 vecinos se integran anualmente , además de los estudiantes de las diferentes escuelas.

La experta ejemplificó que una de las cuestiones que mide la efectividad de la labor es la disminución de la caza de aves cantoras por parte de comerciantes ilícitos y el robo de huevos de patos provenientes de otras latitudes.

Alien Rodríguez, maestro primario de Sagua la Chica, dijo a la ACN que anualmente participa en el festival para proteger los animales que migran a la zona.

Añadió que convierte su casa en sede de tertulias, donde los estudiantes de su escuela con sus padres junto a los vecinos asisten  para escuchar las conferencias y conversaciones de los expertos quienes destacan la importancia biológica de esos animales y el cuidado que requieren para evitar su extinción.

Tomado de ACN

José A. Zuloaga Martínez

José A. Zuloaga Martínez

Profesional con más de 30 años de experiencia en los medios, Periodista, Guionista y Director de Programas. Ha incursionado en la Radio, la TV y el Ciberperiodismo. Multipremiado en eventos del ICRT, la UPEC y otras instituciones cubanas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SI NO ERES UN ROBOT RESUELVE ESTO **Cargando Captcha...