Hasta siempre Fidel: «Un libro talismán»

Presentación del libro hasta siempre fidel.

«Toda familia cubana guardará este libro como una especie de talismán. Un libro de una alta carga emotiva. Un libro para conservar».

Así afirmó Abel Prieto Jiménez, ministro de Cultura, durante la presentación del libro Hasta siempre Fidel, que tuvo lugar en el teatro La Caridad, como parte de la 27 Feria Internacional del Libro en Villa Clara.

En su disertación le acompañó el presidente de la Unión Nacional de Escritores de Cuba (Uneac) y miembro del Consejo de Estado, el etnólogo, escritor y poeta Miguel Barnet Lanza, quien al referirse a Fidel y su impronta resaltó que se fue por encima de las fronteras geográficas de la Isla hasta convertirse en un ícono mundial; en uno de los más grandes hombres del siglo XX:

«Nunca bajó la guardia ni la decisión de lucha, como nunca lo hizo Céspedes. Sus palabras del discurso del 10 de octubre de 1968, referente a “que ellos hubieran sido como nosotros y nosotros como ellos” están escritas con letras de oro en la Historia de Cuba».

Fue una presentación de lujo. Doble, por tratarse de Fidel y su paso a la inmortalidad y por tener a dos intelectuales de alto calibre hablando acerca de las de imágenes que contiene el libro. Un bello texto que recoge en fotos el paso por Cuba de la Caravana de la Libertad en sentido inverso, desde La Habana hasta el descanso eterno del Comandante en Jefe en el cementerio santiaguero de Santa Ifigenia.

Prieto Jiménez, unificó el disímil conjunto de emociones que experimentamos los cubanos desde un extremo a otro del país al paso del cortejo fúnebre que contenía la urna con las cenizas de Fidel, en dos, las que definió de tremendas: dolor y compromiso.

Dolor por la pérdida irreparable del líder de la Revolución Cubana, mostrado y vuelto a mostrar en las lágrimas de hombres curtidos por la vida, de mujeres, jóvenes, adolescentes y niños. Y compromiso, por la convicción de que había muerto físicamente el hombre, el jefe, el invicto Comandante, pero no sus ideas. No sus convicciones, ni su fe absoluta en la victoria:

«Debemos lograr que cada niño, joven, viejo, cada cubano, no importa la edad, lo tenga vivo en su memoria. Sacar fuerzas de las  lágrimas para seguir adelante».

Barnet, quien le conociera en los múltiples encuentros que sostuviera con Fidel a lo largo de muchos años, significó su eterno optimismo, energía y dinamismo: «Un hombre que nunca estaba cansado, creador, entusiasta y de una enorme erudición. Un orgullo y honor como escritor cubano poder decir que he vivido en la era de Fidel, que he sido discípulo suyo».

En la presentación, con la platea del teatro La Caridad llena de público, estuvo como conductor Luis Morlote Rivas, vicepresidente de la UNEAC. Además participó Julio Ramiro Lima Corzo, primer secretario del Partido en Villa Clara, y Osnay Miguel Colina, primer secretario del PCC en Santa Clara.

Por Vanguardia

Yudith Delgado

Yudith Delgado

Periodista, guionista y directora de programas radiales. Amante de mi familia y de Caibarién.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SI NO ERES UN ROBOT RESUELVE ESTO **Cargando Captcha...