Remedios para Remedios

En San Juan de los Remedios convergen la cultura y la historia, el tiempo y sus desgastes, el mar y la gente, pero el centro de sí misma es la tradición: las parrandas, las iglesias, el teatro.

Fundado el 8 de diciembre de 1923, el Teatro Villena desluce hoy sus 93 años de creado. “El primer nombre que tuvo fue Miguel Bru, que fue el que lo mandó a hacer. Al triunfo de la Revolución cambia y es cuando le ponen Rubén Martínez Villena”, explica Jesús Díaz mientras esquiva los escombros de la calle y abre la puerta de entrada de la magnífica estructura.

“Era cine-teatro. En el 74´ tuvo una primera restauración. En el 85´ tuvo otra. Se acondicionó para teatro nada más en la década del 90´. Ahora con el ciclón Irma se nos destruyó.”

La imagen del cielo abierto dentro del teatro es digna de silencio.

“Los arquitectos de la Universidad de Santa Clara recomiendan no permanecer mucho tiempo dentro. Dicen que esto podía desplomarse.”

“La cubierta se la llevó el ciclón. Lo que era el falso-techo hubo que tumbarlo porque se llenó de agua; aquello era una poceta de agua y se estaban cayendo solos.” Los balcones del tercer nivel quedaron muy afectados. “Está impresionante la destrucción.”

Dice Jesús que tal vez Irma terminó de destruir lo que estaba destinado a destruirse. “Porque en el 500 (Aniversario de la Ciudad, 2015) hubo una restauración que no se hizo con el amor ni con las medidas que tenía que tener, ni las cosas que tenían que hacerse.”

“Por ejemplo, al techo se le puso zinc nuevo. Se vio primero que la madera estaba podrida y no se sustituyó, ya eso es una trampa. Luego, el tornillo que se puso a la madera podrida era menos de medio centímetro. Cuando viene un viento fuerte, no el Irma, hasta un viento platanero se iba a llevar el techo.”

“¿Por qué te cuento esto? Porque más que la restauración, hay que meditar sobre las experiencias que nos dejó el ciclón para no cometer los mismos errores.”

Jesús asumió la dirección el teatro a principios de septiembre, en medio de otro proceso de mantenimiento y reparación, de pintura y algunas cosas que les quedaron del 500. El día 8 de diciembre debía ser la reapertura.

“Hay que velar las 24 horas por las construcciones y las restauraciones que se están haciendo. No es restaurar, irte y dar la espalda. El responsable tiene que estar velando, tiene que estar arriba de los constructores para que las cosas se hagan.”

“El teatro ha sido una experiencia, una experiencia de un mal trabajo por el aniversario 500 de la ciudad, donde se aceleró la obra, se le puso una fecha. Nada debe tener una fecha de terminación y menos cuando se trabaja con arte y se trabaja para un pueblo.”

“Entonces pensábamos el 8 de diciembre, que es el aniversario del teatro, reinaugurarlo con algo importante. Soñábamos con la orquesta Aragón, soñábamos con el teatro lírico de Pinar del Río, una cosa que fuera de impacto en la población”.

“En Remedios gusta la danza, el teatro, la música. Hay una historia del teatro que viene del siglo XIX. Desde 1838 tenemos teatro, donde se formaba un triunvirato entre los estrenos en La Habana, Sagua La Grande y Remedios.”

Toda esa tradición la tiene el remediano acumulada, la tiene en la sangre.

“¡Qué te voy a decir de las compañías que han venido aquí desde su fundación hasta la fecha!” Rita Montaner, Frank Fernández, Teté Caturla, Liuba María Hevia, y otros grandes artistas de la cultura cubana e internacional.

En el Teatro Villena también se hacen las Asambleas del Poder Popular y se dan un grupo de actividades de primer nivel, como explica Zenaida Gómez Peña, directora Municipal de Cultura de la ciudad.

“A partir de las situaciones que hemos tenido – comenta Zenaida – el Gobierno, el PCC provincial y el Ministerio de Cultura, todos han estado aquí valorando. Se está trabajando en toda esa parte que se ve que está podrida. Sí hemos tenido apoyo y sí hay una visión de trabajar, para ir resolviendo y recuperar este teatro.”

La mayor preocupación de Jesús, confiesa, es que “las obras (de construcción) no tengan la celeridad requerida para estos casos. Porque la cultura no es solo escudo y espada, la cultura es el alma de la nación. Y como alma tenemos que preservarla.”

“Hay muchas cosas, yo sé, que dan dinero. El turismo da muchísimo dinero. Pero esto da espíritu. Y el espíritu en el hombre es insustituible.”

Ileana Fernanda

Ileana Fernanda

Redactora Reportera de Prensa y Directora de Programas Informativos desde el año 1998. Hace ocho años dirige el Sitio Web de la CMHS Radio Caibarién.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SI NO ERES UN ROBOT RESUELVE ESTO **Cargando Captcha...