El Che, en esta hora, hecho historia

Sin dudas, para el Che su boina fue talismán para el combate. Ese atuendo, en esta hora, sigue inspirando y se vuelve impulso y entrega, porque recuperarse de los daños del huracán Irma es posible, cuando se mira el futuro desde la histórica frase: Hasta la Victoria Siempre.

Por estos días en que se conmemora el aniversario 50 de la caída en combate del Guerrillero Heroico, Ernesto Guevara se nos vuelve presencia e historia.

Vuelve a nosotros, los villaclareños, hecho historia; lo hace en esa magistral enseñanza de unir y fundar, como en aquellos  meses finales de 1958 en que llegó a Las Villas y conquistó  en el Pedrero la unidad casi perdida.

Con su espíritu, Villa Clara se levanta de los avatares que dejó la naturaleza,  y ya lo venía haciendo desde que se instauró la Campaña Villa Clara con todos y tras decidir que la boina emblemática del guerrillero fuera inspiración para  hacer más.

Junto a ese símbolo se recomponía este pueblo. Es la boina de la estrella de Comandante. Esa prenda que ha inspirado a músicos, poetas y pintores, que es insignia de lucha y de resistencia de los pueblos  del mundo por ser parte de su personalidad consecuente y que fue instituida como símbolo de Combate de la provincia de Villa Clara.

“Ernesto Guevara, un hombre conocido como el Che”

Se sabe que el Che comenzó a usarla durante la invasión hacia el  centro del país tras la pérdida de la gorra que le regaló Ciro Redondo. Se conservan imágenes captadas en pleno macizo montañoso del Escambray, montado en un mulo con su inseparable fusil y la boina que luego se vuelve necesaria.

Después se le vería portándola en muchas instantáneas: junto a la planta de Radio Rebelde en la toma de Fomento, en Cabaiguán, en Sancti Spíritus, en Placetas, en la Universidad Central,  durante la batalla de Santa Clara… Y en la foto de Korda. Se sabe que hubo bromas entre él y Camilo para el intercambio de boina y sombrero.

Es la boina a la que siempre volvía. Lo hizo luego de enmascarar su personalidad para poder seguir ofreciendo sus modestos esfuerzos en otras tierras del mundo y fue más suya cuando, según Paco Ignacio TaiboII en su libro “Ernesto Guevara, un hombre conocido como el Che”, al abandonar Ciro Busto y Régis Debray la guerrilla latinoamericana y ante la posibilidad de ser descubiertos por el Ejercito Nacional Boliviano, tal como sucedió, les pidió que dijeran que era él quien estaba en la selva boliviana que quería acabar de ponerse su boina.

Sin dudas, para el Che su boina fue talismán para el combate. Ese atuendo, en esta hora, sigue inspirando y se vuelve impulso y entrega, porque recuperarse de los daños del huracán Irma es posible, cuando se mira el futuro desde la histórica frase: Hasta la Victoria Siempre.

Autora: Lourdes Rey Veitía

José A. Zuloaga Martínez

José A. Zuloaga Martínez

Profesional con más de 30 años de experiencia en los medios, Periodista, Guionista y Director de Programas. Ha incursionado en la Radio, la TV y el Ciberperiodismo. Multipremiado en eventos del ICRT, la UPEC y otras instituciones cubanas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SI NO ERES UN ROBOT RESUELVE ESTO **Cargando Captcha...