Historia de ciclones en Caibarién

ciclón 1930

Se desconoce cuándo comenzó a registrarse en los anales de Caibarién la incidencia de la temporada ciclónica (1ro de junio hasta el 30 de noviembre). Según el Licenciado Amaury Machado, del Instituto de Meteorología de Villa Clara, el periodo de retorno (en años), que afecta un huracán al municipio, es cada 13 años. El especialista asegura que 3 de estos fenómenos meteorológicos, dejaron huellas dramáticas en esta villa costera, se trata de los huracanes de 1888, 1933 y el Kate (1985).

Huracán de 1888…desprotegidos y desinformados

En un trabajo publicado por el periodista Luís Enrique Ramos, en la Web de Habana Radio, narra que el intenso huracán de 1888, procedía del Océano Atlántico y seguía una trayectoria conforme a la media histórica del mes de septiembre, trasladándose por el Estrecho de la Florida. Sin embargo, al aproximarse al norte de Holguín, la presencia de un anticiclón con su centro al noroeste de Cuba, provocó una inflexión del sistema hacia el oeste-suroeste y le hizo penetrar en la Isla por un punto al oeste de Caibarién.

El pronóstico y aviso meteorológico elaborados por el padre Benito Viñes, en el Observatorio de Belén, preveía que el ciclón transitaría por el norte de Cuba sin afectar al país; ello dio lugar a que no se adoptara ninguna medida de protección; por tanto, la población y los intereses costeros y las plantaciones, fueron sorprendidos por las lluvias y los vientos.

Los daños más importantes se debieron a una cadena de inundaciones costeras por penetración del mar que tuvieron lugar entre Caibarién y La Habana, y además por las avenidas resultantes de las intensas lluvias.

En el texto Anales y efemérides de San Juan de los Remedios y su jurisdicción, tomo III, (1886-1898) de José A. Martínez-Fortún y Foyo, se describe el huracán de categoría SS-2 (actual Escala Saffir-Simpson), que con vientos sostenidos de 167 km/h, entre el 3 y 4 de septiembre de 1888, afectó a Caibarién y los municipios vecinos.

3 de septiembre del año 1888.- En la tarde de este día, lunes, se encapotó de repente el cielo. A las seis un fuerte remolino levantó grandes nubes de polvo. Siguió un rato de calma. Luego un fuerte aguacero.

4 de septiembre.- Después de las doce de la noche siguió aumentando el agua y el viento que rugía sin cesar causando amargura y espanto en el vecindario alarmado con el ruido que hacían las casas al desplomarse, la voladura de las cobijas, derrumbe de árboles, de cercas, etc.

A las cinco de la mañana llegó a la meta la fuerza del viento; después empezó a ceder y al medio día volvió la calma y la tranquilidad en los hogares…

En Caibarién los estragos fueron muy grandes; en Cayo Francés perecieron el aduanero Don Estanislao Rodríguez, su esposa Doña Amalia Salas, hijos: Roque, Adolfo; cuñado Agustín Salgado y la parda María Zurita y otros muchos más llegando el número como a cuarenta muertos. Desde Caibarién a Sagua la Chica sólo quedó en pie la casa de Don Domingo Madariaga; el río causó mucho daño con su crecida. Se fueron a pique y quedaron varadas muchas embarcaciones. Desapareció el faro de Cayo Francés.

En Caibarién cayeron 22 casas, 48 edificios averiados, etc. Destruyó muchas casillas en los muelles como el de Gorordo… El central Iberia (Reforma) tuvo pérdidas valoradas en $2.512…No se incluye la merma en la caña efecto de la tormenta.

Huracán 1933…el abandono a la suerte

Los relatos del huracán de 1888 pasaron de una generación a otra generación de caibarienenses, para 1933 la pesadilla de este fenómeno atmosférico era una historia casi olvidada. Entonces quiso el destino que 45 años después Caibarién fuera víctima de un huracán, en esta ocasión categoría 3, en la actual Escala Saffir-Simpson, con vientos sostenidos de 185 km/h.

Una vez más el descuido del gobierno de turno, sumado a los escasos avances tecnológicos y científicos tomaron por sorpresa, y pasaron factura a los pobladores de la villa, en esta ocasión el viernes, 1ro de Septiembre de 1933.

Cuenta Gabino Carrillo, alias Carrillo, pescador nacido y criado en la cayería Norte de este municipio, que escuchaba a su padre describir una y otra vez la historia del ciclón del 33. Así lo narra Carrillo…. “Contaba mi padre que la noche del 31 de agosto de 1933, el tiempo en los cayos estaba muy tranquilo, había luna llena, estrellas y nada anunciaba tormenta. Pero a medida que se adentro la medianoche, las condiciones del tiempo fueron cambiando.

El cielo empezó a empedrarse y el viento soplaba cada vez con más furia. El mar se fue poco a poco retirando de la orilla, hasta una distancia increíble; y después volvió, rugiendo, y barrió con cuanto encontró a su paso, con las embarcaciones, las rancherías, y la gente.

Los pocos pescadores que lograron salvarse, fue porque se amarraron con su familia, a los mangles y a los árboles, allí capearon, sin saber que era un ciclón. Poco a poco con la llegada del amanecer, y el paso del día la tempestad comenzó a amainar.

Empezaron a aparecer los cadáveres que el mar no se tragó, se encontraron barcos encallados tierra adentro, que jamás sus dueños pudieron recuperar, de la ranchería de los cayos no quedó ni una tabla para hacer el cuento.

En el pueblo se hundieron los muelles de Naviera y sufrieron grandes daños los de Pita, Granat Valdés y los de López. Hubo derrumbes en la antigua estación de Ferrocarriles y otros edificios, en Reforma se cayeron tres torres y Cayo Francés, una vez más fue barrido completo.

Huracán Kate (1985)…en eso llegó Fidel

ciclon-kate-en-caibarien-mdf6487.jpg
Huracán Kate, barco en la calle Jiménez

Transcurrieron 52 años desde el huracán de 1933, y con exactitud, el martes 19 de noviembre de 1985, Caibarién recibió la envestida de otro huracán, en esta ocasión llevaba por nombre Kate, tenía categoría 2 en la Escala Saffir-Simpson, sus vientos eran sostenidos a 166 km/h. Una vez más el mar se adueñó de las calles y avenidas de la villa.

Las embarcaciones navegaron por la ciudad, miles de casas e inmuebles desaparecieron, en particular los cercanos a la costa. La surgencia de este fenómeno metorológico en Caibarién fue de 1,49 metros y bastas zonas de la villa quedaron bajo el agua. Las pérdidas ocasionadas, se calcula ascendieron a más de $ 15 000 000 (CUP).Los expertos consideran que a través de toda la historia de la temporada ciclónica, el Kate, es el huracán que más ha afectado al municipio.

Lo diferencian de sus iguales de 1888 y 1933, el acompañamiento del gobierno revolucionarios, así como científico del Instituto Nacional de Meteorología de Cuba y su red de estaciones, el actuar preventivo y eficaz de la Defensa Civil, la información actualizada minuto a minuto a través de los medios de difusión masiva, y la valentía solidaria demostrada por los caibarienenses, acciones que en amalgama empequeñecieron el peligro del huracán Kate.

Fidel en las calles de Caibarién después del paso del huracán Kate
Fidel en las calles de Caibarién después del paso del huracán Kate

Del paso antes, durante y después del Kate por Caibarién hablan aún sus pobladores, para beneplácito nuestro sin lamentar tanto mal, una historia diferente, que solo es posible por la existencia de una Revolución del pueblo y para su pueblo, da fe de ello, la presencia, el 22 de noviembre de 1985, en Caibarién del  Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, se personó y recorrió cada rincón del municipio, evaluó los daños ocasionados por el huracán Kate, intercambió en las calles con los ciudadanos, y pudo conocer la disposición de los caibarienenses de recuperar los daños dejados por el Kate.

Huracán Irma (2017)…el de mayor categoría

En la madrugada del sábado 9 de septiembre de 2017 comenzó el huracán Irma a azotar a Caibarién. Esta vez el peligroso Irma con categoría 5 en la escala Escala Saffir-Simpson hizo grandes estragos, derrumbó viviendas e instituciones estatales, dañó el abasto de agua y electricidad a la ciudad, derribó la mayoría de los árboles, provocó penetraciones del mar…Eso sí los caibarienenses siguen en combate y recuperan su Villa Blanca.

caibarien-irma
Caibarién mañana del viernes 8 de septiembre de 2017
Malecón-Irma
Huracán Irma paso por Malecón de Caibarién el sábado 9 de septiembre de 2017
Árboles
Árboles caídos a la entrada de Caibarién después del paso de Irma lunes 11 de septiembre de 2017
Parquecito
Parquecito Infantil de Caibarién después del paso de Irma lunes 11 de septiembre de 2017
Paseo
Paseo Marti de Caibarién después del paso de Irma lunes 11 de septiembre de 2017

Fuente:

-Investigaciones del Licenciado Amaury Machado, del Instituto Provincial de Meteorología de Villa Clara.

-Fotos tomadas de Internet y archivos de Radio Caibarién.

-Imágenes de huracán Irma por Ernesto Hernández Palencia

Yudith Delgado

Yudith Delgado

Periodista, guionista y directora de programas radiales. Amante de mi familia y de Caibarién.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SI NO ERES UN ROBOT RESUELVE ESTO **Captcha loading...