Trump quiere espantar el fantasma de Katrina

TEXAS.–El desastre causado por el huracán Harvey a su paso por territorio estadounidense la semana pasada revivió los recuerdos del huracán Katrina en el 2005, por lo que la actual administración de la Casa Blanca busca espantar el fantasma de la criticada gestión del mandatario republicano George W. Bush.

El presidente Donald Trump, a diferencia de su antecesor, planificó un viaje casi inmediato al territorio afectado y manifestó ayer su deseo de que los esfuerzos de recuperación frente al huracán sean vistos en la próxima década como un ejemplo de respuesta apropiada a un desastre nacional.

«Queremos hacerlo mejor que nunca», expresó durante una reunión informativa en la ciudad de Corpus Christi, Texas, a donde llegó este martes para examinar los daños causados por el organismo, ahora tormenta tropical, pero que llegó el viernes como huracán categoría cuatro.

El mandatario, cuya respuesta al primer gran desastre de su administración está bajo gran escrutinio de la mirada pública, agregó que quieren que en cinco o diez años se observe este momento como la manera correcta de reaccionar.

Las acciones de su administración son observadas de cerca en un país que aún recuerda el desastre ocurrido en el 2005 en Nueva Orleans, Luisiana, donde el huracán Katrina dejó más de 1 800 muertos en medio de la respuesta inadecuada del Gobierno de Bush (2001-2009), apuntó PL.

Científicos estadounidenses aprovecharon la oportunidad para recordarle a Trump las consecuencias del cambio climático y el posible impacto de su decisión de abandonar el Acuerdo de París.

Las autoridades locales también están bajo la lupa pública. En Houston, la cuarta ciudad más poblada de Estados Unidos, algunos criticaron que las autoridades no hubieran ordenado la evacuación ante la inminencia de las fuertes lluvias e inundaciones.

El alcalde de la ciudad, Sylvester Turner, pidió a los ciudadanos que se quedaran en sus hogares al considerar que el resultado de una estampida de 2,3 millones de personas y la posibilidad de que quedaran atrapados por las lluvias era un escenario mucho peor.

Actualmente están involucrados aproximadamente 3 500 hombres de la Guardia Nacional en las labores de socorro y recuperación en Texas, pero el general James Witham, director de las operaciones de ese cuerpo, previó que el número podría ascender a 8 000 o 10 000 en los próximos días.

El Consejo de Seguros de Texas estimó que los daños de Harvey superarán a los de Ikeen en el 2008 sumando al menos 12 000 millones de dólares.

Por: Granma

 

Ileana Fernanda

Ileana Fernanda

Redactora Reportera de Prensa y Directora de Programas Informativos desde el año 1998. Hace ocho años dirige el Sitio Web de la CMHS Radio Caibarién.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SI NO ERES UN ROBOT RESUELVE ESTO **Cargando Captcha...