Cobo Sabaneque

cobo-sabanequeEn “Con sabor a Caibarién” seguimos la historia narrada por el escritor Emilio Comas Paret en su libro “La heráldica, los blasones y las recetas marineras afrodisíacas”, así logramos descubrir los secretos de los platos típicos de la cocina caibarienense.

Narra Emilio que su abuelo Ladislao, cuando era marinero aprendió sobre la cultura culinaria de los aborígenes cubanos, y supo que el caracol conocido por Cobo (Strombus gigas), era un molusco comestible y de exquisito sabor.

En épocas del abuelo los pescadores de Caibarién buceaban el cobo en las profundidades y luego, con un objeto cortante, le hacían un orificio en la concha en su parte más aguda y con el cabo de una cuchara desprendían el molusco y lo sacaban.

Después que el molusco estaba fuera se separaba la parte carnosa, se golpeaba duro con una maceta como si fuera un bistec, se molía y se enchilaba con puré de tomate, ají, ajos y cebollas. La gente de mar le llamaba a este plato “Aporreado de cobo” y era  delicioso.

Con todo este conocimiento culinario, el abuelo Ladislao creó la receta del Cobo Sabaneque. Lo de Sabaneque, se lo puso en homenaje al cacicazgo aborigen al que pertenecía Cayo Barién.

Esta es la receta:

Se toma la parte comestible del cobo y se aporrea con una maceta a fin de ablandarlo un poco. Luego se pica en dados pequeños, se ponen a cocinar en agua con sal hasta que se ablanden, después se retiran del fogón, se escurren bien y se dejan enfriar.

Mientras se pica bien fino un poco de perejil y se sofríe en aceite añadiéndole vinagre, sal y pimienta negra molida, a gusto. Se cocina todo a fuego lento y revolviéndolo despacio hasta que se mezcle bien.

Se colocan los dados de cobo en un plato y se les agrega el sofrito ya preparado. Hay que procurar que los trozos se impregnen bien en el sofrito. Luego se deja enfriar y se sirve a temperatura ambiente.

El plato de Cobo Sabaneque tuvo un éxito inmediato en Caibarién, en especial en el barrio de Puerto Arturo, donde las familias lo compraban en la fonda del abuelo Ladislao para acompañar los mojitos, daiquiris y otras bebidas mientras jugaban al dominó, estaban de celebración, o para ofrecerlo a las visitas.

Esta es la historia de un plato con sabor a Caibarién…Cobo Sabaneque.

Fuente:
-Versionado del libro “La heráldica, los blasones y las recetas marineras afrodisíacas” de Emilio Comas Paret.

Yudith Delgado

Yudith Delgado

Periodista, guionista y directora de programas radiales. Amante de mi familia y de Caibarién.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SI NO ERES UN ROBOT RESUELVE ESTO **Cargando Captcha...