De niños, reyes y grandezas en su día

niños

“Dos pies que caben en solo un beso”…como dijera Martí; y un corazón grande y puro. Así son los niños, reyes que van por la vida sin mentiras; que viven a la altura de sus sueños porque creen irremediablemente en el amor.

Caballeros de capa y espada para defender a sus amigos…arcilla que se coce, y al moldearse, nos alegra la vida. Maestros de bondad, diseñadores de las más dulces caricias, mejores porque viven sin las reglas absurdas que ponen los adultos.

Magos que saben con sus trucos indescifrables sacarte las sonrisas y las lágrimas. Nos exasperan sus porqués, nos duelen sus golpes, nos irrita su llanto, pero todo los perdonamos ante la pureza infinita de sus ojos. Esa que permite sondearles el corazón y hacerles cosquillas.

Dichoso el que los mire con nostalgia, recordando al pequeño que fue una vez, el que sepa quitarse sus disfraces frente a sus ocurrencias, el que dedique un tiempo a jugar con ellos a las escondidas, a empinar papalotes, al veo veo…Nos quieren sin reclamos, sin esperar a cambio nada más. No entienden de salarios, de odios, ni de infidelidades.

Para los niños el mundo es demasiado grande…casi tan grande, digo yo, como su corazón. Así es preciso hablar, con infinito amor de niños, reyes y grandezas en este tercer domingo de julio, Día de los niños.

Imágenes: Ernesto Hernández Palencia/ ernesto@cmhs.icrt.cu

 

Yudith Delgado

Yudith Delgado

Periodista, guionista y directora de programas radiales. Amante de mi familia y de Caibarién.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SI NO ERES UN ROBOT RESUELVE ESTO **Cargando Captcha...