Confirma la Casa Blanca restricciones en política de Trump hacia Cuba

El presidente norteamericano Donald Trump, expresó este viernes en un discurso en Miami, la suspensión de los acuerdos alcanzados por la administración del ex mandatario Barack Obama con el gobierno cubano.

Trump firmó una orden ejecutiva para reafirmar la vigencia del bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Washington al país caribeño hace 55 años y anunció mayores restricciones de los estadounidenses para viajar a Cuba, quizá a solo un viaje al año.

También incluyó la prohibición de las transacciones entre empresas e instituciones estadounidenses y entidades vinculadas a las Fuerzas Armadas Revolucionarias, que controlan el sector turístico en la isla.

Trump pronunció un discurso en Miami sobre el resultado de la revisión que encargó al llegar al poder sobre la política de normalización de relaciones bilaterales, iniciada por el expresidente Barack Obama y el presidente de Cuba, Raúl Castro, en diciembre de 2014.

La medida aumenta los requisitos que deberán cumplir los interesados en visitar Cuba, como un horario completo de las actividades que desarrollarán en la isla, un registro detallado de transacciones financieras para ponerlos a disposición del Departamento del Tesoro si así se les solicita, y mantener notas estrictas que demuestren su cumplimiento con la nueva orden, pues de lo contrario enfrentarían multas.

Funcionarios cubanos de diversos sectores, agencias estatales, sindicatos, medios de prensa, legisladores, oficiales y jueces, tendrán prohibido tener cuentas bancaria en EE.UU., precisó.

Asimismo, la orden permite que continúe el gasto relacionado con las operaciones en la prisión de la Base Naval en Guantánamo, donde se realizan torturas, violaciones y abusos a los derechos humanos. Una cárcel que permanece en la isla contra la voluntad del pueblo y el Gobierno cubano.

El gobernante ha optado por complacer a un grupo que ni siquiera es mayoritario dentro de la comunidad cubana en esa ciudad, que según las más recientes encuestas apoya un acercamiento entre La Habana y Washington. Además, los especialistas coinciden que el voto cubano, que representa apenas el 31 % de los latinos de la Florida, hizo poco por la victoria de Trump en las elecciones.

El presidente ha mencionado su «agradecimiento» por el apoyo de la comunidad cubana en su importante victoria en el estado de la Florida y el respaldo del grupo de mercenarios de la brigada 2506 que lo recibió en Miami cuando era candidato a las elecciones del 2016.

Por su parte en un comunicado el senador Marco Rubio asegura que la nueva política que ayudó a forjar pone a los Estados Unidos «en línea con el pueblo cubano» y agregó que la nueva política «protegerá mejor los intereses de seguridad nacional de los Estados Unidos en el hemisferio occidental».

El lugar escogido para el discurso es un símbolo de la ultraderecha terrorista de Miami, el teatro Manuel Artime.

Traidor de las fuerzas rebeldes que pelearon en la Sierra Maestra, Artime fue el líder civil de la brigada mercenaria 2506 durante la invasión por Playa Girón. Después, bajo órdenes de la CIA, participó en varios actos de sabotajes en la llamada Operación Mangosta.

El gobernador de la Florida, Rick Scott, recibió al presidente a su llegada a Miami. Scott es un férreo opositor a los nexos de Estados Unidos con Cuba. Llegó a amenazar los puertos de su estado para que cortaran todos los lazos con sus pares cubanos o les limitaría los fondos de ayuda estatales.

En las afueras del teatro donde habló Trump, cientos de cubanoamericanos se reunieron para criticar el cambio de política del mandatario hacia su país natal.

Numerosas voces de legisladores republicanos y demócratas, compañías, organizaciones de viajes, grupos de cubanoamericanos, analistas políticos y económicos, entre otros sectores, instaron al jefe de Estado que continúe y expanda el acercamiento al país caribeño.

Resumen de los principales cambios de política:

Aumenta las restricciones de viaje para recrudecer la prohibición del turismo de los Estados Unidos a Cuba.

La política reafirma el bloqueo de los Estados Unidos contra Cuba.

Se opone a las convocatorias en las Naciones Unidas y en otros foros internacionales que apoyan a Cuba y piden el fin del bloqueo.

Los viajes con fines educativos no académicos se limitarán y tendrán que ser en grupo.

Se prohíbe el viaje individual autodirigido permitido por la administración Obama.

Los cubano-americanos podrán seguir visitando Cuba y enviar remesas.

La nueva política limita las actividades económicas con empresas vinculadas a las Fuerzas Armadas Revolucionarias.

Restringe las posibilidades de negocios con las empresas públicas de Cuba, donde labora la mayor parte de los cubanos.

Mantiene que las entidades estadounidenses puedan desarrollar vínculos con el sector cuentapropista.

El memorándum dirige a los Departamentos de Tesorería y Comercio para iniciar el proceso de emisión de nuevas regulaciones dentro de los 30 días.

Los cambios de política no tendrán efecto hasta que los Departamentos hayan finalizado sus nuevas regulaciones, un proceso que puede tardar varios meses.

NO restablece la política de “pies secos – pies mojados”./Con información de Telesur y las Agencias de Prensa.

Cubanos reunidos a las afueras del teatro, en protesta hacia las declaraciones del presidente Trump.

Ileana Fernanda

Ileana Fernanda

Redactora Reportera de Prensa y Directora de Programas Informativos desde el año 1998. Hace ocho años dirige el Sitio Web de la CMHS Radio Caibarién.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SI NO ERES UN ROBOT RESUELVE ESTO **Cargando Captcha...