Una Campaña de ternura y ciencia

Presidió Díaz-Canel acto por el aniversario 55 de la Campaña de Alfabetización y Día del educador.

Un ejército de «maestros misioneros» encabezado por el líder de la Revolución protagonizó hace 55 años la más grande hazaña por el derrocamiento de la ignorancia que haya conocido un pueblo, y compartió luego con sus países hermanos sus mejores experiencias. Constituyó esa razón suficiente para conmemorar este jueves el aniversario 55 de la declaración de Cuba como Territorio Libre de Analfabetismo y Día del Educador, en la histórica Ciudad Escolar Libertad, campamento militar convertido en fortaleza docente luego del triunfo de 1959.

El acto —presidido por el miembro del buró político y primer vicepresidente de los Consejos de estado y de ministros, Miguel Díaz-Canel Bermúdez— se erigió en homenaje merecido al maestro mayor, quien «trazó la estrategia de la Campaña bajo los principios de unidad nacional, masividad de la cultura, y confianza infinita en la juventud cubana», como expresara Zoila Benítez de Mendoza al hablar en nombre de los alfabetizadores.

Entre los beneficiados por aquella hazaña estuvo José René Fuentes Cintado, para quien «nada hay más enajenante que ignorar las cosas que fluyen a nuestro alrededor, sin conocer el por qué de cada una de ellas. Nosotros nacimos de una madre llamada alfabetización en 1961, que fue fruto de otra más hermosa todavía, la invicta y gloriosa Revolución Cubana», subrayó.

Convencido de la alta responsabilidad del magisterio en la formación de las generaciones futuras, tarea que solo podrán cumplir los docentes siendo «profundos revolucionarios, martianos y fidelistas», se mostró el joven Octavio Peña Toledo, estudiante de la escuela pedagógica Fulgencio Oroz, del municipio capitalino del Cerro.

Asimismo, evidenció la profunda admiración y respeto por aquellos que perdieron la vida en la Campaña de Alfabetización, al tiempo que manifestó que lo logrado por ella fue mucho más que un triunfo educacional: «fue la reivindicación del derecho del pueblo que Fidel nos legó».

En las palabras de clausura, Olga Lidia Tapia Iglesias, miembro del secretariado del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, se refirió a los retos presentes de los educadores, entre los que se encuentran la actitud crítica y autocrítica y una mejor preparación.

Asistieron al acto los miembros del buró político Mercedes López Acea, vicepresidenta del Consejo de Estado y primera secretaria del Comité Provincial del Partido en La Habana y Ulises Guilarte de Nacimiento, secretario general de la Central de Trabajadores de Cuba; los ministros de educación y educación superior Ena Elsa Velásquez Cobiella y José Ramón SaboridoLoidi, respectivamente.

Además, se encontraba presente Armando Hart Dávalos, quien fuera director del Programa Nacional de Alfabetización; el compañero José Ramón Fernández Álvarez, asesor del presidente de los Consejos de Estado y de Ministros; y otros dirigentes del Partido, el Estado, el gobierno, organizaciones políticas y de masas, y el Ministerio de Educación.

Tomado de Granma

Yudith Delgado

Yudith Delgado

Periodista, guionista y directora de programas radiales. Amante de mi familia y de Caibarién.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SI NO ERES UN ROBOT RESUELVE ESTO **Cargando Captcha...