Pausant, danza con el alma

danza-del-alma

Un joven de Caibarién merece admiración eterna. Es Jorge Alexander Pausant Martínez de esas personas que validan la sentencia: “El que persevera, triunfa”, en especial por demostrar que los obstáculos de la vida son franqueables cuando la danza se lleva en el alma.

A Pausant, sus coterráneos le recuerdan como el niño que la enfermedad de Perthers, le condenó a pasar su infancia en una silla de ruedas, sin dejar de repetir, una y otra vez que sería bailarín. Pocos creían que lo logrará, porque este padecimiento invalidaba sus sueños. Sin embargo, el adolescente Pausant comenzó a caminar, y en poco tiempo bailaba en un proyecto de danzas españolas surgido en la década de los noventas en la Casa de Cultura “Manuel Corona” de Caibarién.

De ahí a la Escuela Vocacional de Arte “Olga Alonso”, donde durante los tres años de estudio ganó el Grand Prix Festival de Danza Ballet, entre otros lauros nacionales. Luego llegaron las pruebas de ingreso a la Escuela Nacional de Arte (ENA), y quedó entre los seleccionados. Vencidos sus estudios en la ENA se graduó como bailarín de danza moderna, folclórica y contemporánea, y mereció la condición de mejor graduado integral de ese año.

Jorge Pausán, en Pelotón de nueva era, coreografía de Ernesto Alejo
Jorge Pausán, en Pelotón de nueva era, coreografía de Ernesto Alejo

De regreso a Villa Clara, llegó a la Compañía Danza del Alma, de la que Pausant fue admirador y testigo ocular desde pequeño, hasta que finalmente logró integrarla, y conformar su tesis de graduación a partir de la historia de la agrupación.

Ernesto Alejo, director de Danza del Alma, ha declarado a la prensa que Pausant es como su hijo. En más de una ocasión, como es el caso del recién finalizado Concurso Internacional de Danza del Atlántico Norte y Grand Prix Vladimir Malakhov, el bailarín caibarienense ha asumido el trabajo de dirección de las obras y de la Compañía, sin Alejo y se ha crecido.

Jorge Pausant y Ernesto Alejo, de la Compañía Danza del Alma
Jorge Pausant y Ernesto Alejo, de la Compañía Danza del Alma

Ahora Pausant, además de bailar, también practica la docencia, y la mayoría de los muchachos que integran Danza del Alma son adiestrados por él. A diferencia de otros bailarines, le satisface trabajar en Santa Clara, Villa Clara y desde ahí resplandecer hacia el mundo. En reiteradas entrevistas ha aseverado a la prensa: “Siempre voy a estar aquí, porque vivo para esto”.

Asimismo, Pausant asegura que sus técnicas y habilidades como bailarín se las ha enseñado, y perfeccionado Ernesto Alejo. Y aprovecha cada oportunidad para agradecerle a su profesor, sobre todo, el permitirle bailar siempre. Para el bailarín caibarienense, Danza del alma más que una compañía de baile, es su familia.

Quienes disfrutan de su arte, aseguran que Pausant baila como si fuera un ángel y su cuerpo flotara en el aire. Siempre aterriza seguro, sus movimientos son amalgama de sutileza y firmeza a la vez. Su profesionalidad al bailar está signada por una belleza magistral. Él ensaya hasta el agotamiento, para alcanzar la perfección del personaje y así regalarlo al público.

Jorge Pausán interpreta Cancionero, coreografía de Ernesto Alejo.
Jorge Pausán interpreta Cancionero, coreografía de Ernesto Alejo.

El baile exige mucho del físico de un bailarín, y ahora Jorge Pausant tiene 31 años, sin embargo, Ernesto Alejo, confía en su alumno. El director de Danza del Alma ha declarado, a la prensa que, en Cuba existe una mirada errada de los bailarines de más de 30 años, pero mientras el cuerpo de Pausant esté ágil, y muestre perfección y madurez en escena, él le permitirá bailar.

Hace 2 años, Pausant se graduó, con título de oro, en el Instituto Superior de Arte, en la especialidad de Danza contemporánea. A su brillante carrera como bailarín, acaba de sumar, el Grand Prix a la Mejor Puesta en Escena alcanzado por su Compañía Danza del Alma, en el recién finalizado (30 de septiembre) Concurso Internacional de Danza del Atlántico Norte y Grand Prix Vladimir Malakhov, al que es asistente habitual.

Mientras, el pasado 4 octubre, en las actividades por el aniversario 37 de fundada la filial de la Unión de Escritores y Artistas (Uneac) de Villa Clara, se le otorgó la membresía, por Artes Escénicas al bailarín Jorge Alexander Pausant Martínez, por ser un artista multipremiado, que dignifica a la danza en Cuba y el Mundo.

Este joven de Caibarién merece admiración infinita, en particular porque no posee el fenotipo demandado para ser bailarín, a lo que se suma padecer una atrofia y necrosis muscular de caderas. Motivos que permiten sentenciar que, Jorge Pausant Martínez ha validado, en su corta vida la antigua sentencia: “El que persevera, triunfa”, en su caso particular porque vive para la danza y este sentimiento le nace del alma.

Compañía Danza del alma de Cuba “Juegos de Guerra” Roles: Militar: Greisier Machado, Niño: Jorge Pausant, Director:Ernesto Alejo.

Fuentes:

-Datos biográficos y artísticos ofrecidos por Fermina Martínez y Jorge Pausant, padres del bailarín caibarienense.

Fotos:

-Tomadas de Internet, en su mayoría pertenecen a la reconocida fotógrafa Carolina Vilches Monzón.

Video:

-Tomado del canal Youtube.

Yudith Delgado

Yudith Delgado

Periodista, guionista y directora de programas radiales. Amante de mi familia y de Caibarién.

3 comentarios sobre “Pausant, danza con el alma

  • Avatar
    el 14 octubre, 2016 a las 12:42 pm
    Permalink

    Me he quedado recogida, emocionada, orgullosa,…! Que arte! Felicidades Pausant y compañia!!!

    Respuesta
    • Yudith Delgado
      el 15 octubre, 2016 a las 7:48 pm
      Permalink

      Gracias Irma por su comentario…así es Pausant es un genial bailarín, un hijo ilustre de Caibarién.

      Respuesta
    • Avatar
      el 31 diciembre, 2016 a las 7:57 pm
      Permalink

      Felicidades y prospero año nuevo para la familia pausant

      Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SI NO ERES UN ROBOT RESUELVE ESTO **Cargando Captcha...