Los siete negritos de los cayos

Cuentan que el viejo Juan vivió siempre arranchado en los cayos de Caibarién. Una noche cuando estaba a punto de dormirse, sintió que lo llamaban, se levantó de su columbina, y no más abrió  la boca para preguntar: -¿quién anda ahí? se tragó siete negritos chiquirriticos.

Al momento, sin aún creer lo sucedido el pobre hombre empezó con escalofríos, temblores y una fiebre muy alta que no se bajaba con nada, ni con remedios de hierbas, ni con baños de agua fresca. Así que con los claros del día Juan navegó, como pudo en su chalupa hasta tierra firme.

Cuando llegó Caibarién, ni los médicos de la Casa de socorro, ni los curanderos dieron con la causa de la fiebre. El pobre pescador estaba cada vez más enfermo y desesperado. Entonces Pancho, el oriental, le recomendó ir para la Sierra Maestra, donde vivía un hombre que era muy bueno en eso de quitar daños, brujerías y todos esos misterios fatales de la vida.

Juan, no lo dudo dos veces, cogió una muda de ropa y partió en busca de su sanación. Pasaron los días, y en la orilla de Caibarién nada se sabía del pescador, muchos aseguraban que había muerto en el camino, hasta que el día menos pensado apareció sano y salvo.

Entonces contó que el curandero era un negro viejo, hijo de esclavos africanos, y que vivía en una cueva, en las lomas de la Sierra Maestra. Juan llegó, moribundo ante el anciano, este lo acostó rápido en su catre, gritó y habló en una lengua rara y con la boca le saco, por el ombligo siete caracoles oscuros y medianos como los que hay en las playas.

Muchos, de sus coterráneos no creyeron la historia de Juan, otros la respetaron “por si acaso”. En lo que si todos coincidían es que: “en los cayos de Caibarién pasan cosas inexplicables”. Así fue como la historia de los siete negritos pasó de boca a oreja, de una generación a otra de caibarienenses hasta convertirse en leyenda.

Fuente:

-Versionado de “Leyendas de los cayos” de Máximo R. Luz Ruíz.

-El Nacimiento del Jigüe, obra de Ever Fonseca.

Yudith Delgado

Yudith Delgado

Periodista, guionista y directora de programas radiales. Amante de mi familia y de Caibarién.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SI NO ERES UN ROBOT RESUELVE ESTO **Cargando Captcha...